De kurdo a kurdos: debemos permanecer firmes frente a los derechos LGTB

Este es un articulo de Naila Bozo que fue publicado en Kurdish Question, el original en http://kurdishrights.org/

Creemos interesante traducirlo debido al emergente discurso LGTB que se empieza a gestar en la comunidad kurda. Es un tema que no se ha trabajado mucho y creemos interesante potenciar.

lgtb

Estoy sentada en un sofá en una pequeña residencia universitaria, hojeando las páginas del último volumen de la Revista Vogue. Mi amigo me vierte té kurdo que acaba de hacer en la cocina que comparte con otros estudiantes universitarios. Preocupado por si mi té está amargo, lo diluye con más agua. Es el perfecto anfitrión, el típico kurdo conocido por su hospitalidad. Su nombre es Firat Jacob Tas y ha acordado conmigo hablar acerca de ser un kurdo y ser gay.

“Yo siempre supe que yo era homosexual, siempre lo supe…En realidad diría que siempre supe que era diferente, simplemente no sabía por qué era diferente.”

“Cuando crecí, entendí que era diferente en cuanto a mi sexualidad”

“Fue en séptimo grado, debía tener 13 años. Estaba en un viaje con el colegio y escuché por casualidad como unos chicos hablaban de películas de adultos. Ellos mencionaron el porno gay, ya sabes, porno homosexual, y pensé, oh, esto me interesa.”

“Ahí fue cuando me di cuenta. Oí la palabra ‘gay’ combinada con la parte sexual y de repente cobró sentido para mí. Entonces fui a investigar que significaba la palabra, leí lo que fuera que pudo caer en mis manos y dio en el blanco: eso era lo que yo era. Ahí fue cuando entendí que era homosexual.”

“Mi pensamiento inicial fue que yo no quería ser gay. Por aquel entonces no quería serlo. No quería ser más diferente de lo que ya era pudiendo añadir ahora ser homosexual, lo que era sucio, obsceno, y simplemente asqueroso.”

“Recé a todos los dioses, solo quería que esta maldición desapareciera. Sentí que era una maldición o una prueba de un poder superior.”

“Aprendí a aceptarlo con el tiempo. Fue un proceso largo. Cada vez que me paraba frente al espejo y me miraba en él, no me gustaba lo que veía. Me pareció repugnante y me sentí mal conmigo mismo. Escondía esa parte de mí mismo y no se la contaba a nadie. Temía que descubrieran que era homosexual o ‘femenino’ en relación a ser
homosexual. Tenía miedo de las reacciones de la gente. Así que lo mantuve oculto.”

“Años después, tomé el mando en esta lucha interna. Tenía 19 años y decidí que era hora de que me aceptara a mí mismo.”

“Se lo conté a un amigo íntimo el último año de instituto. Después se lo conté a mis amigos, a mi hermana, a mis primos. Hace medio año se lo conté a mis padres.”

Naila: ¿Y cómo reaccionaron ante ello?

“Se lo conté a mi padre primero. El tiempo que me llevó a ello fue el más duro por el que jamás he pasado. Pero quería hacerlo. No me sentía presionado. Se lo conté y expuse todos mis argumentos y él hizo lo mismo. Al final de la conversación, le pregunté en kurdo: ¿papá, me aceptas? Y respondió: ¿cómo no puedo aceptarte? Tú eres
mi hijo.”

Naila: ¿Qué papel crees que la comunidad kurda LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transgénero) podría jugar en la lucha kurda por la libertad y la identidad?

“Creo que la comunidad LGBT en la lucha kurda podría proporcionar una plataforma para acabar con los muros de los temas tabú suponen en la comunidad kurda. Podría proporcionar comprensión acerca de las diferencias, no solo de las diferencias religiosas y políticas sino también de orientación sexual.”

Naila: ¿Por qué no hay el mismo apoyo a los derechos LGBT dentro del movimiento kurdo como lo hay a los derechos de las mujeres?

“Aquí debo citar a Abdullah Öcalan. Él ha dicho que un movimiento sin mujeres no es un movimiento. Co ves las mujeres en el frente, cuando son incluidas, entonces tienes un movimiento que triunfará.”

“El PKK tenía a Sakine Cansiz. No debemos olvidar a las mujeres que allanaron el camino [a los derechos de las mujeres]. La estructura social de la comunidad kurda se ha visto revolucionada en cuanto a los sexos pero la orientación sexual o simplemente la sexualidad no se menciona por ninguna parte.”

Naila: ¿Por qué no?

“No hay necesidad para ello. Solamente de manera reciente la cuestión ha sido sacada a la luz. Sebahat Tuncel [Representante kurda en el parlamento turco por parte del partido HDP] es una defensora de los derechos LGBT, no solamente para los kurdos sino en general. Habla abiertamente acerca de ello pero cuando va a las regiones kurdas no saca el tema. Esto es porque sigue siendo considerado vergonzoso, continúa siendo un tabú.”

“Fue como en los 80, cuando el PKK, con cuya ideología estoy de acuerdo, celebraban reuniones: las mujeres locales no atendían a dichas reuniones, al prohibírselo los miembros varones de su familia porque no había espacio para ellas.”

“Esto es lo mismo [en referencia a poner los derechos LGBT en la agenda]. Debemos crear el espacio. Durante las elecciones locales hemos visto como hay alcaldes de partidos pro-kurdos que dan puestos a personas de la comunidad LGBT.”

Naila: ¿Por qué el movimiento kurdo no tiene un portavoz abiertamente en pro de los derechos LGBT que sea también LGBT?

“Estaría bien tener un modelo que uno pudiera seguir, por quién poder decir, ‘Ahí lo tienes, esto es lo que necesitamos’. El movimiento kurdo carece de alguien que pueda poner los derechos LGBT en la agenda. Carecemos de portavoz porque sigue siendo un tabú.”

Naila:¿Crees que va a cambiar?

“Tal y como está la situación ahora, no, pero en el aspecto social, sí. Cada vez vemos más y más personas LGBT de origen kurdo que dan un paso al frente en vez de llevar una doble vida.”

“No es una enfermedad; no es algo que ellos elijan ser. Las personas no eligen ser lesbianas; no eligen ser homosexuales. Naces así.”

“Tan pronto como los kurdos se den cuenta y acepten que es algo con lo que se nace, de la misma forma que ellos nacen heterosexuales, y acepten que esa persona es un ser humano igual, entonces no tendremos problema ninguno.”

“No creo que haya necesidad de un movimiento a parte dentro del movimiento kurdo pero sí se le debería dar más espacio [al movimiento LGBT].”

Naila: ¿Qué crees del argumento esgrimido por algunos kurdos acerca de que no es el momento de tratar los derechos LGBT kurdos, que hay temas más importantes en la agenda del pueblo kurdo?

“Y años atrás no era el momento de tratar los derechos de las mujeres: Esa es mi respuesta.”

“¿Por qué odias algo que desconoces? Si tu hermano no es homosexual, entonces tu amigo tal vez lo sea. Si tu hermana no es homosexual, tal vez lo sea tu vecino.”

“Debemos tratar el asunto ahora. El problema es que la gente no ve necesario discutirlo. Pero necesitamos acabar con esta actitud. Podemos hacerlo hablando acerca de ello, compartiendo información acerca de ello. Habla con tu familia acerca de ello, tal vez alguien de ellos es homosexual. No me refiero a hablar sexo, sino de identidad.”

“La homosexualidad es parte de una identidad. Mi mensaje es que debemos permanecer firmes ante lo que somos. La forma en que nosotros como kurdos estamos permaneciendo firmes en cuanto a la independencia y la democracia es la forma en que deberíamos permanecer firmes frente a la identidad y los derechos LGBT.”

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s