DAF: Construyendo autonomía en Turquía y Kurdistán

09/09/2015

En esta entrevista el DAF analiza la historia del anarquismo en Turquía, sus iniciativas en la lucha anticapitalista y el movimiento de liberación kurdo. Traducción Alasbarricadas

En mayo de este año, varios investigadores de Corporate Watch viajaron a Turquía y el Kurdistán para investigar qué empresas proveen equipo militar a la policía y al ejército turcos. Para ello hablaron con una gran variedad de movimientos.

A continuación se muestra la transcripción de una entrevista con tres miembros del grupo anarquista Devrimci Anarşist Faaliyet [DAF o Acción Anarquista Revolucionaria] de mayo de 2015 en Estambul. DAF está involucrado en la solidaridad con la lucha kurda, la revolución de Rojava y contra el ataque de ISIS a Kobane, y ha realizado acciones contra la represión estatal turca y los abusos empresariales. Tratan de establecer alternativas al sistema actual a través de la auto-organización, la ayuda mutua y el cooperativismo.

La entrevista se llevó a cabo en el período previo a las elecciones turcas, y también trata la campaña electoral del HDP, el pro-kurdo Partido Demócrata Popular. Poco después de que la entrevista se llevara a cabo, el HDP superó el umbral del 10 por ciento de los votos totales que se necesita para entrar en el parlamento turco.

Los miembros DAF –que prefieren permanecer en el anonimato– comenzaron la entrevista hablando de la historia del anarquismo en la región.

:::::::::::::::::::::::::::::

DAF: Queremos subrayar la relación entre la lucha por la libertad en el final de la época otomana y las luchas por la libertad del Kurdistán.

En la época otomana los anarquistas organizaron las luchas de los trabajadores en las principales ciudades: Salónica, Esmirna, Estambul y El Cairo. Por ejemplo [el anarquista italiano Errico] Malatesta participó en la organización de los trabajadores industriales en El Cairo. Las luchas por la libertad de Armenia, Bulgaria y Grecia tenían conexiones con grupos anarquistas. Alexander Atabekian, una persona importante en la lucha por la libertad de Armenia, era anarquista, tradujo folletos al armenio. Era amigo de [el geógrafo y anarquista ruso, Piotr] Kropotkin y distribuyó folletos anarquistas de Kropotkin.

Estamos hablando de esto porque queremos subrayar la importancia histórica de las luchas por la libertad y compararlas con la importancia actual del apoyo a la lucha kurda.

Corporate Watch: ¿qué pasó con los anarquistas después del periodo otomano?

Hacia el final del Imperio Otomano, a finales del siglo XIX, el sultán Abdul Hamid II reprimió las acciones de los anarquistas en Turquía. Él sabía lo que eran los anarquistas y se interesó especialmente por ellos. Mató y deportó anarquistas y estableció una agencia de inteligencia especial para este propósito.

Los anarquistas respondieron llevando a cabo ataques contra el palacio de Yildiz Sarayi y con ataques con bombas en el banco otomano en Salónica.

El gobierno del Imperio Otomano no finalizó con la llegada de la república turca. El fez se ha ido, pero el sistema sigue siendo el mismo.

Al comienzo del [kemalista] estado turco [en 1923] muchos anarquistas y otros radicales se vieron obligados a emigrar o fueron asesinados. El CHP, el partido de Mustafa Kemal, no permitió ninguna oposición y realizó masacres de kurdos.

De 1923 a 1980 no hubo un gran movimiento anarquista en Turquía debido a la popularidad de los movimientos socialistas y la represión del Estado.

La ola de revoluciones de los años 60 a los años 80 afectó también a estas tierras. Fueron los años más activos de los movimientos sociales. Durante este período, hubo movimientos revolucionarios antiimperialistas contra la guerra de Vietnam, organizaciones juveniles, ocupaciones de universidades y un aumento de la lucha de los trabajadores. Estos movimientos eran marxistas-leninistas o maoístas, no hubo movimientos anarquistas.

En 1970 hubo una gran lucha obrera. Millones de trabajadores caminaron más de cien kilómetros de Kocaeli a Estambul. Las fábricas estaban cerradas y todos los trabajadores se encontraban en las calles.

¿Hubo alguna conciencia sobre el anarquismo en Turquía en ese momento?

Durante estos años muchos libros del radicalismo europeo fueron traducidos al turco, pero sólo cinco de ellos trataban el anarquismo, tres de los cuales era para criticarlo.

Pero en la época otomana había habido muchos artículos sobre el anarquismo en los periódicos. Por ejemplo, uno de los tres editores del periódico İştirak era anarquista. El periódico publicaba ensayos de [el anarquista ruso, Mijail] Bakunin, así como artículos sobre anarcosindicalismo.

La primera revista anarquista fue publicado en 1989. Después de esta, se publicaron muchas otras revistas centradas en el anarquismo desde diferentes perspectivas; por ejemplo, post-estructuralismo, ecología, etc.

La característica común es que estaban escritas para una pequeña audiencia intelectual. El idioma de estas revistas estaba demasiado alejado de la gente. La mayoría de los involucrados estaban conectados con el mundo académico. O eran exsocialistas afectados por la caída de la Unión Soviética, que fue una gran decepción para muchos de ellos. Es por eso que comenzaron a llamarse a sí mismos anarquistas, pero no creemos que esta sea una buena manera de acercarse al anarquismo, es decir, como una crítica del socialismo.

Entre 2000 a 2005, varias personas se reunieron para hablar sobre el anarquismo en Estambul y empezaron a preguntarse: ‘¿cómo podemos luchar?’. En este momento calculamos que habría entre 50 y 100 anarquistas turcos viviendo en Turquía o en el extranjero.

¿Podéis explicar cómo se organiza DAF en la actualidad?

El primero de mayo se reunieron en Estambul 500 anarquistas. Estamos en contacto con anarquistas en Antalya, Eskisehir, Amed, Ankara e Izmir. Meydan [el periódico de DAF] se distribuye en 15 o 20 ciudades. Tenemos una oficina del periódico en Amed, distribuyendo periódicos por todo el Kurdistán. Hasta ahora, es en turco, pero tal vez un día, si nos lo podemos permitir, la publicaremos en kurdo. También enviamos el Meydan a las cárceles. Tenemos un compañero en la prisión de Izmir y le enviaremos copias a más de 15 presos.

Hace unos meses prohibieron las publicaciones radicales en las cárceles. Hemos participado en manifestaciones fuera de las cárceles y conseguimos crear la suficiente presión para que ahora los periódicos estén permitidos en las cárceles de nuevo.

El objetivo principal de DAF es organizar el anarquismo dentro de la sociedad. Tratamos de socializar el anarquismo mediante la lucha en las calles. Esto es a lo que damos importancia. Es lo que llevamos haciendo hace casi nueve años

En el plano ideológico tenemos una perspectiva holística. No tenemos una perspectiva jerárquica de las luchas. Creemos que la lucha de los trabajadores es importante, pero no más que la lucha kurda, las luchas de las mujeres o las luchas ecológicas.

El capitalismo intenta dividir estas luchas. Si el enemigo nos está atacando de una manera holística tenemos que abordarlo de una manera holística.

La anarquía tiene un significado negativo para la mayoría de las personas en la sociedad. Se asocia con terrorismo y bombas. Queremos legitimar el anarquismo vinculándolo a elaborar argumentos para las luchas contra las empresas y por la ecología. En ocasiones estudiamos los vínculos entre el estado, las empresas y los daños ecológicos, algo así como lo hace Corporate Watch.

Nos gusta presentar la anarquía como una lucha organizada. Hemos demostrado en las calles el enfoque organizado del anarquismo.

De 1989 a 2000 el anarquismo era cosa de estética. Vestir de negro, llevar piercings y crestas. Esto es lo que percibió la gente. Después de 2000, la gente comenzó a ver que los anarquistas formaban parte de las luchas de las mujeres y de las luchas de los trabajadores.

No estamos imitando al anarquismo europeo. Otros anarquistas se han aproximado al anarquismo como imitación del anarquismo de los Estados Unidos o del anarquismo europeo o como una cultura underground. Si queremos hacer del movimiento anarquista un movimiento social, esto debe cambiar.

los colectivos de DAF son Juventud Anarquista, Mujeres Anarquistas, cafetería 26A, colectivo ecológico Patika y Acción Anarquista de la escuela secundaria (LAF). Estas organizaciones trabajan juntas, pero tienen sus procesos propios de toma de decisiones.

Juventud Anarquista establece puentes entre los trabajadores jóvenes y los estudiantes universitarios y sus luchas. Mujeres Anarquistas se centra en el patriarcado y la violencia contra las mujeres. Por ejemplo, cuando en febrero una mujer fue asesinada y quemada por un hombre. El 25 de noviembre hubo grandes protestas en contra de la violencia contra las mujeres.

LAF critica la educación y la escolarización en sí mismas y trata de socializar esta forma de pensar en las escuelas secundarias. LAF también analiza las cuestiones ecológicas y feministas, por ejemplo, cuando las mujeres jóvenes son asesinadas por sus esposos.

El colectivo ecologista Patika protesta contra las represas hidroeléctricas en la región del Mar Negro o Hasankey [donde se está construyendo la presa de Ilisu]. A veces hay enfrentamientos para evitar estas plantas se construyan.

Imagen

26A café es un café autoorganizado centrado en la economía anticapitalista. Se abrió un café en 2009 en Taksim y otro en 2011 en Kadıköy [ambos en Estambul]. Las cafeterías están a cargo de voluntarios. Su objetivo es la creación de un modelo económico donde viven personas oprimidas. Es importante mostrar a la gente ejemplos concretos de una economía anarquista, sin jefes ni objetivos capitalistas. Hablamos con la gente de por qué no vendemos las grandes marcas capitalistas como Coca Cola. Por supuesto, los productos que vendemos tienen relación con el capitalismo, pero cosas como Coca-Cola son símbolos del capitalismo. Queremos superar el boicot a productos y avanzar hacia economías y formas de producción alternativas.

Otro colectivo autoorganizado, PAY-DA —’Compartir y solidaridad “— tiene un edificio en Kadıköy, que se utiliza para reuniones y la producción del periódico Meydan. PAY-DA da comidas tres veces al día. Está abierto a los anarquistas y a compañeros. El objetivo de PAY-DA es convertirse en una cooperativa, abierta a todo el mundo. Tratamos de crear un vínculo que también involucra a los productores de las aldeas. Nuestro objetivo es tener vínculos con estos productores y mostrarles otro modelo económico. Tratamos de desarrollar estas relaciones económicas fuera de las relaciones monetarias. Los productores están sufriendo la economía capitalista. Estamos en los primeros pasos de esta cooperativa y estamos buscando productores con los que trabajar.

Todos estos proyectos están relacionados con la ideología de DAF. Este modelo tiene una conexión con el modelo organizativo binario de Malatesta.

Se trata de organizaciones anarquistas, pero a veces personas que no son anarquistas se unen a estas luchas porque les interesan las luchas ecológicas o de las mujeres, y luego, al final van a aprender sobre anarquismo. Es un proceso evolutivo.

Como DAF estamos tratando de organizar nuestras vidas. Esta es la única manera de que podamos llegar a las personas que están oprimidas por el capitalismo.

También existe la Asociación de Objetores de Conciencia, que se organiza con otros grupos, no sólo anarquistas. Nuestra participación tiene relación con nuestro punto de vista sobre el Kurdistán. Organizamos una acción antimilitarista en Turquía fuera de las bases militares el 15 de mayo, día del objetor de conciencia. En Turquía el ejército está muy interiorizado por la cultura del país. Si no haces el servicio militar, no encontrarás trabajo y es difícil encontrar a alguien para casarse porque te preguntan si has estado en el ejército. Si has estado en el ejército, eres un “hombre”. La gente ve al Estado como la “Patria”. En las entrevistas de trabajo te preguntan si hiciste el servicio militar. “Cada turco nace soldado” es un lema popular en Turquía.

¿Es el kemalismo [la ideología asociada a Mustafa Kemal Atatürk, primer presidente de Turquía] tan fuerte como solía?

El Kemalismo sigue siendo una fuerza en las escuelas, pero el AKP [Justicia y Desarrollo, el partido en el gobierno] ha cambiado esto un poco. El AKP tiene un nuevo enfoque para el nacionalismo centrado en el Imperio Otomano. Se hace hincapié en las “raíces otomanas” de Turquía. Pero Erdogan todavía dice que somos ‘una nación, un Estado, una bandera y una religión’. Todavía se habla de Mustafa Kemal, pero no tanto como antes. Ahora no se puede criticar a Erdoğan o Atatürk. Está legalmente prohibido criticar a Atatürk y es regla no escrita no criticar a Erdoğan. Los medios de comunicación las cumplen a rajatabla.

¿Podéis hablar de vuestro punto de vista sobre la lucha por la libertad kurda?

Las luchas por la libertad kurdos no empezaron con Rojava. El pueblo kurdo han luchado durante siglos contra el Imperio Otomano y el Estado turco.

Desde el inicio de DAF hemos visto Kurdistán muy importante para la propaganda y la educación.

Nuestra perspectiva se refiere a las luchas por la libertad de los pueblos. La idea de que la gente puede crear federaciones sin naciones, estados o imperios. El estado turco dice que el tema es un problema kurdo, pero para nosotros no es un problema kurdo, es una cuestión de las políticas turcas de asimilación. Es obvio que la asimilación del pueblo kurdo no ha parado desde los primeros años de la república turca. Podemos comprobarlo en la última masacre en Roboski [de 34 comerciantes transfronterizos kurdos por F16 turcos el 28 de diciembre de 2011] por el Estado durante el “proceso de paz”. Podemos comprobarlo en la negación de la identidad kurda o en las repetidas masacres, cuando hacen que la gente se identifique con ser “turco” y realiza propaganda nacionalista.

El AKP dice que han abierto canales de televisión kurdos, permitido la lengua kurda y que todos somos hermanos y hermanas, pero por otro lado tenemos la masacre Roboski que ocurrió bajo su gobierno. En 2006 hubo presión gubernamental a Erdogan a un alto nivel. Erdogan dijo que las mujeres y los niños que van en contra de las políticas turcas serían castigados. Más de 30 niños fueron asesinados por la policía y el ejército.

Las palabras cambian, pero la agenda política continúa, incluso con un nuevo gobierno. No nos llamamos a nosotros mismos turcos. Venimos de muchos orígenes étnicos y el kurdo es uno de ellos. Nuestra participación en la objeción de conciencia es parte de esta perspectiva. Queremos hablar con la gente para evitar que vayan al ejército a matar a sus hermanos y hermanas.

Después de la década de 2000 se ha producido un cambio ideológico en la lucha por la libertad kurda. Las organizaciones kurdas ya no se denominan marxistas-leninistas y Öcalan ha escrito mucho sobre el confederalismo democrático. Esto es importante, pero nuestra relación con el pueblo kurdo está en las calles.

¿Podéis contarnos el trabajo que realiza DAF en solidaridad con la gente de Rojava?

En julio de 2012 en el inicio de la revolución rojavana, la gente comenzó diciendo que era un movimiento sin estado. Hemos sido solidarios desde el primer día de la revolución. Tres cantones han declarado una revolución sin estado. Tratamos de observar y obtener más información. Esta no es una revolución anarquista, pero es una revolución social declarada por el propio pueblo.

Rojava es un tercer frente en Siria contra Assad, ISIS y otros grupos islámicos. Pero no son los únicos grupos a los que se enfrenta la revolución. La república turca está dando apoyo a ISIS en sus fronteras. La agencia de inteligencia nacional de la república turca parece estar dando armas a ISIS y otros grupos islámicos. El pueblo kurdo declaró la revolución bajo estas circunstancias.

Después de que comenzara el ataque de ISIS a Kobane [en 2014] fuimos a Suruç. Permanecimos en la frontera mientras las fuerzas turcas estaban atacando a la gente que cruzaba. Cuando la gente quería cruzar la frontera hacia o desde Kobane era disparada. Permanecimos allí para proporcionar protección.

En octubre, la gente se concentró cerca de Suruç, y rompieron la frontera. Los tanques turcos les lanzaron gas sobre la frontera.

Del 6 al 8 de octubre se produjeron manifestaciones de solidaridad con Kobane en toda Turquía. Kader Ortakya, socialista turca simpatizante de Kobane, fue asesinada a tiros al tratar de cruzar la frontera.

Imagen

Ayudamos a la gente. Algunas personas cruzaron la frontera desde Kobane y no tenían refugio. Preparamos carpas, comida y ropa para ellos. A veces, los soldados llegaban a las aldeas con cañones de agua y gas lacrimógeno y nos teníamos que trasladar. Algunas personas cruzaron la frontera en busca de sus familias y les ayudamos. Otras personas vinieron, con ganas de cruzar la frontera y luchar y les ayudamos. Llevábamos la la ropa con el nombre de DAF.

Las YPG y las YPJ [Unidades de Protección Popular de Rojava, el YPJ es la milicia de mujeres] hicieron retroceder a ISIS día a día. La colina Mıştenur era muy importante para Kobane. Después de que la colina fuera tomada por las YPG y las YPJ algunas personas querían volver a Kobane. Cuando regresaron a sus casas habían sido destruidas por ISIS. Algunas casas fueron minadas y algunas personas murieron por las minas. Las minas necesitan ser eliminadas, pero ¿por quién y cómo? La gente necesita nuevas casas y ayuda. Hemos tenido conferencias y hemos hablado de cómo ayudar a Kobane. Hubo una conferencia hace dos semanas en Amed.

¿Cuál es vuestra postura ante las elecciones?

No creemos en la democracia parlamentaria. Creemos en la democracia directa. No apoyamos el HDP en las elecciones, pero tenemos relaciones solidarias con ellos en las calles.

Emma Goldman dijo que si las elecciones pudieran cambiar algo, estarían prohibidas. Hay gente buena en el HDP que dice cosas interesantes, pero creemos que un gobierno no puede ser bueno, porque el sistema electoral no es igualitario.

En Rojava no lo llaman revolución anarquista, pero no hay ningún gobierno, ningún Estado y ninguna jerarquía, por lo que creemos en ello y somos solidarios.

¿Podéis hablarnos sobre la bomba en Suruç [hicimos esta última pregunta por correo electrónico, semanas después de la entrevista original]?.

Más de 30 personas que querían participar en la reconstrucción de Kobane murieron por un ataque de ISIS. Claramente este ataque fue organizado por el Estado turco. Ni siquiera hicieron nada para detenerlo aunque tenían información del ataque con un mes de antelación. Es más, después de la explosión el Estado turco atacó Rojava y lanzó operaciones contra organizaciones políticas en Turquía. Ahora hay muchas operaciones y presiones políticas contra los anarquistas, socialistas y organizaciones kurdas. Están utilizando la explosión como una excusa para hacer esta represión política, tanto a nivel nacional como internacional.

Hemos perdido 33 de nuestros compañeros, amigos que lucharon por la Revolución rojavana contra la represión del estado, la negación y la política de la masacre. Son personas asesinadas por el estado, ISIS y otras potencias. Pero nuestra resistencia no se detendrá, nuestra lucha continuará, como siempre en la historia.

Este artículo fue publicado originalmente por Corporate Watch y ha sido reeditado con su permiso. Traducción realizada por Alasbarricadas por su cuenta.

Corporate Watch es un grupo de investigación independiente que investiga los impactos sociales y ambientales de las corporaciones y el poder corporativo. Puedes seguirlos en Twitter vía@CorpWatchUK.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s