Concentración Domingo 1 de Noviembre, 18.00 frente al Ministerio de Asuntos Exteriores

IMG_1449

Concentración Domingo 1 de noviembre, 18.00 Ministerio de Asuntos Exteriores. Plaza de la Provincia 1, metro Tirso de Molina o Sol

¡Solidaridad con los pueblos de Turquía y Kurdistán!

¡Contra el terrorismo del estado turco y en repulsa al atentado de Ankara!

¡Día internacional de Solidaridad con Kobanê!

Manifiesto 1 de Noviembre

El pueblo kurdo cuenta con un lapidario lema, usado en infinidad de ocasiones a lo largo de su milenaria historia de lucha por la supervivencia: “El mundo nos ha olvidado; las montañas son nuestras únicas amigas”.

En ocasiones estas palabras nos suenan cercanas, las sentimos vivas cuando comprobamos la amnesia internacional y la hipocresía de los gobiernos. El pueblo kurdo es uno de esos grandes pueblos divididos por las artificiales líneas fronterizas trazadas por los Estados. En este caso por Siria, Turquía, Iraq e Irán. La historia del pueblo kurdo es la historia de su resistencia contra la dominación ejercida sobre ellos como pueblo.

Turquía, desde el pasado 7 de junio, fecha en la cual la izquierda pro-kurda acabará con las aspiraciones de “sultanato” por parte del presidente Erdogan, hasta el día de hoy, ha estado de facto sin gobierno.

En esa fecha, el Partido Democrático de los Pueblos (HDP por sus siglas en turco), organización de la izquierda pro-kurda, obtenía 80 diputados mientras el islamista AKP perdía 65. Ante esta situación, Erdogan, incapaz  de organizar un ejecutivo de coalición, pasó a provocar un ambiente de violencia que forzara su victoria en las nuevas elecciones, en las que intentaría recuperar la mayoría absoluta de su partido, que ha perdido tras 13 años en el poder.

Ciertamente el ambiente de violencia creado por el Estado ha sido terrorífico. En menos de cuatro meses se han producido más de 1300 detenciones de activistas y periodistas, y el sitio y bombardeo de hasta 39 ciudades kurdas por parte del ejército. Entre ellas la ciudad de Cizre, donde en ocho días de asedio fueron asesinados 21 civiles, entre ellos varios niños.

Asimismo, el 20 de julio, se produciría el asesinato de 33 jóvenes que iban a dar una rueda de prensa antes de participar en la reconstrucción de Kobanê. Y el 30 de julio, la aviación turca comenzó a bombardear posiciones del PKK, causando varios incendios forestales y rompiendo unilateralmente la tregua acordada en 2013. Muchos de los bombardeos arrasarían aldeas, provocando decenas de víctimas civiles.

Además, el 8 de septiembre las redes sociales serían bloqueadas, junto con las líneas de teléfono e internet. Por otra parte, los días 8 y 9 se convirtieron en “las noches de los cristales rotos” en Turquía, cuando 126 oficinas del HDP fueron atacadas o quemadas. El mensaje del gobierno turco con su inacción ante estos ataques fue claro: “Nada de esto habría pasado si hubiéramos ganado 400 escaños en el parlamento”. Por otra parte, el 28 de septiembre las fuerzas de seguridad turcas llevaban a cabo una operación especial en Amed (Diyarbakir) en las que se registraron las oficinas de distintos medios de comunicación, entre ellos las agencias de prensa DIHA, Azadiy Welat, Aram Publications y KURDI-LER. Hasta 32 personas fueron detenidas en la operación.

No obstante, el punto culminante de la violencia llegaba el pasado día 10 de Octubre, cuando se producía producía el mayor atentado terrorista en la historia de Turquía. En él, 128 personas morirían y otras miles resultarían heridas. Todo ello en un acto en el que miles de ciudadanos turcos y kurdos se movilizaban para pedir la Paz.

La violencia del Estado turco también se vive en Rojava (Kurdistán sirio), en ciudades como Kobanê, por medio de la prohibición de poder cruzar la frontera con la ayuda y los suministros necesarios para frenar la crisis humanitaria. Como resultado, hacer que los 300.000 refugiados que aún permanecen en Turquía quieran regresar se convierte en una tarea imposible. Y es que, para hacer frente a la actual crisis  de refugiados, es esencial que a las regiones estables como Rojava se les proporcione la ayuda humanitaria internacional y el apoyo urgente que necesitan.

Es necesario exigir que se abra un corredor humanitario hasta Kobanê y que cese el bloqueo de la frontera con Siria.

*Ahora es el momento de ayudar a Kobanê y al hacerlo se mostrará solidaridad con las fuerzas que luchan por una Siria libre, democrática y pacífica. Ahora es el momento de que el mundo reconozca que la autonomía democrática en Rojava y el “Modelo de Rojava” prometen un futuro libre para todos los pueblos de Siria. *

*Es el momento de hablar de paz y de actuar por la paz..*

*Apoyar Rojava y Kobanê es apoyar la paz. *

¡Solidaridad con los pueblos de Turquía y Kurdistán!

¡Kurdistán Paz y Libertad!

———————————————————————————-

Otras convocatorias en el Estado:

CSbHzWbXIAAZ29O

CSeTlI-WsAAu6m0

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s