Crónica: Foro Climático de Estambul 12 y 13 de noviembre 2015

Los días 12 y 13 de noviembre se ha celebrado en Estambul el I Foro Climático de Turquía. Una iniciativa llevada a cabo por más de 55 organizaciones ecologistas, en la que han participado alrededor de 2.500 asistentes. Dicha actividad está enmarcada en las acciones contra la Cumbre del G20 que se celebró en Antalya el pasado 14 de noviembre y la Cumbre COP21, que se celebrará el 11 de Diciembre en París y que busca la firma de un nuevo tratado contra el cambio climático que afecta a nuestro planeta.

El Foro ha estado estructurado en conferencias de diferentes asociaciones y movimientos locales contra la destrucción del medio ambiente. Entre los temas abarcados hemos podido encontrar la lucha contra las emisiones de CO2 ocasionadas por la producción de energía mediante carbón o combustibles fósiles, la deforestación, la construcción de presas y las minas a cielo abierto. Además, se han convocado diversas charlas sobre el impacto de los gases tóxicos en la salud, la producción de alimentos transgénicos, veganismo y antiespecismo, destrucción de ecosistemas y especies, y sobre la lucha de las mujeres por el medio ambiente. Asimismo, el Foro ha servido para el acercamiento de movimientos internacionales y locales con objetivos similares.

715136El Movimiento Kurdo también tuvo su espacio en este Foro a través de 3 diferentes charlas: “Buscando una economía colectiva en Kurdistán”, por la Comisión Económica del DTK; “Lucha por la democracia, lucha por el cambio climático y la ecología” y “Colapso ecológico: quema de bosques y construcción de presas”, por el Movimiento Ecologista Mesopotamia. Por desgracia, debido a la situación en Silvan y otras ciudades del Kurdistán turco, el DTK no pudo asistir al encuentro, pero las dos otras charlas fueron exposiciones muy interesantes sobre el trabajo que está desarrollando el movimiento ecológico en Bakur.

En la charla “Lucha por la democracia, lucha por el cambio climático y la ecología”, los compañeros de las asambleas ecologistas de Wan y Amed nos acercaron a los principios básicos que persigue su Congreso. Dichos principios se basan en una lucha antiestatal, por lo tanto con una base local y de democracia transversal que nazca de la población autóctona. En palabras del ponente: “Los Estados están contra las personas, las personas deben resolver sus propios problemas”. Analizó simple pero efectivamente, cuáles son los mecanismos del sistema capitalista estatal a través de la organización central para esclavizar a la naturaleza, y a la humanidad como parte de ella; por ejemplo, a través de las sucesivas crisis en la historia. Por lo tanto, para solucionar los problemas del medio ambiente también se debe luchar por una democracia plural, heterogénea y descentralizada. Recalcaron que la creación de una élite activista ecologista no puede acabar con el capitalismo, por lo que la creación de asambleas ecologistas en cada barrio y cada pueblo es su objetivo prioritario: “Es la sociedad quien debe crear las alternativas y llevarlas a la práctica”.

Desde la asamblea de Wan (Van en turco) (twitter @wanekoloji), una de las provincias donde más desarrolladas están las iniciativas ecologistas y comunales, se presentó el proyecto de la Academia Ecologista de Wan y la creación de ciudades ecológicas. En dicha Academia se realizarán talleres sobre ecología para expandir los conocimientos entre la población local. Dichos talleres desean seguir una pedagogía horizontal, donde cada cual pueda aportar sus conocimientos, sin necesidad de clases magistrales. También se pretenden desarrollar grupos de estudios donde poder llevar a cabo proyectos para la ciudad ecológica. Entre esos estudios podemos destacar cómo solventar el problema de la privatización del agua potable para uso humano y animal, la construcción de casas “horizontales”, que puedan tener un terreno para el cultivo de alimentos y que estén hechas de materiales no contaminantes, así como resolver el problema de la contaminación del tráfico a través de iniciativas en el transporte público.

En la charla “Colapso ecológico: quema de bosques y construcción de presas” destacaron la quema de árboles en las zonas donde opera la guerrilla, técnica que utiliza el gobierno turco para exterminarla, sin importarle las consecuencias medioambientales. Entre los lugares principalmente afectados encontramos Dersim, Lice, Dicle, Çiyaye sipì y las montañas de Cudi, Gabar, Munzur, Herekol y Besta en la zona del Botan (conocida como Mesopotamia), que comprende las provincias de Hakkari, Sirnak y Wan, entre otras. Otra técnica muy utilizada es la introducción de especies invasivas que dañan la flora, principalmente los árboles, que son utilizados por la guerrilla para ocultarse y sobrevivir. El segundo tópico fue la construcción de la presa de Hasan Keyf (twitter @HasankeyfS), ciudad histórica de la ruta de la seda, que oculta bajo sus pilares yacimientos arqueológicos con más de 8.000 años de antigüedad y que pretenden hundir bajo el agua. 

camlihemsin-direnisi-orta2

Por otra parte, quiero destacar otra ponencia muy interesante que me introdujo en la lucha de la Resistencia de Hemşinli [1]. Hemşinli es una zona montañosa que se localiza al noreste de Turquía, muy cerca del mar Negro. La resistencia de Hemşinli ha sido llevada a cabo principalmente por mujeres ancianas, que se enfrentaron cara a cara con la Jandarma turca (Gendarmería). Este pueblo goza de una tradición montañesa, donde la migración con sus rebaños es su principal fuente de sustento. Durante el invierno residen en las laderas de las montañas, pero durante el verano emprenden la marcha a pie hacia los picos, en busca de los mejores pastos para su ganado. El gobierno impulsa el proyecto “Green Roads” para las montañas de Yayla (Hemşinli), que de “green”, como podemos suponer, no tiene nada. Un mega-proyecto de construcción de carreteras que recorrería todas las crestas de la cordillera de Yayla y que facilitaría la destrucción de este maravilloso paraje natural.

Dos son los principales objetivos para la insistencia del gobierno en la construcción de la “Green Road”. La primera es el turismo de montaña, con la construcción de la carretera y la edificación de hoteles y residencias de lujo, se daría acceso a cientos de turistas, principalmente de la península arábiga, que desean en verano lugares frescos y verdes donde gastar ingentes cantidades de dinero. La segunda causa es la explotación minera. Se tiene constancia de que hay grandes yacimientos de oro y cobre en dichas montañas, pero debido a su difícil acceso no ha sido posible extraerlas hasta ahora. Con la construcción de la “Green Road” sería viable la entrada de la maquinaria necesaria para la apertura de las minas, que obviamente devastarían el lugar por completo.

El coraje de estas mujeres reside en su capacidad de autogestión en las duras condiciones de vida que tienen. Hemşinli es una zona rural, con mucha pobreza y una alta tasa de desempleo. La mayoría de jóvenes y hombres maduros tiene que emigrar a las ciudades para ganar su sustento y ayudar a sus familias. Las mujeres quedan solas en sus aldeas, lo que hizo suponer al gobierno que serían un sector fácil de dominar. Pero el gobierno se ha equivocado totalmente, ya que estas mujeres se han enfrentado a la jandarma turca y a las maquinarias pesadas con la ayuda de algunas organizaciones ecologistas y otros habitantes de los pueblos de la zona. Su lucha se ha basado principalmente en la resistencia pacífica, así como en el bloqueo y deshabilitación de la maquinaria necesaria para construir la carretera. En palabras de una mujer de la resistencia de Hemşinli: “El Gobierno nos llama saqueadores. Hemos vivido aquí desde que éramos niños, pero ¿quién es ése tal Gobierno? Mi pueblo y yo vivimos aquí. Hemos dicho que no queremos el proyecto, pero cada primavera ellos buscan una manera de implantarlo. ¡Váyanse de aquí con su maquinaría empresarial!”.

La celebración del Foro Climático ha permitido la puesta en común de los diversos proyectos y luchas ecologistas que hay en marcha en Turquía, si bien para muchos participantes este tipo de encuentros no están enfocados correctamente. La falta de espacios de debate, donde poder generar estructuras de coordinación y solidaridad, debería ser el objetivo de largo alcance a buscar en los encuentros territoriales.

[1] http://www.sozcu.com.tr/2015/gunun-icinden/camlihemsindeki-yesil-yol-direnisi-suruyor-882300/ y http://www.birgun.net/haber-detay/15-fotografla-camlihemsin-yesil-yol-direnisinin-iki-gunu-84590.html

Artículo por Sara A. de Ceano-Vivas Núñez

Galería de fotos de Hemşinli

d

camlihemsin-direnisi-orta

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s