Toques de queda, operaciones militares y resistencia: el este de Turquía bajo asedio ante la rebelión de la juventud kurda

22 de diciembre 2015

Por Jennifer Baker, publicado originalmente en Revolution News el 19 de diciembre.

875b9c501fe72ef7127348b31b9df979_lLa Fundación pro Derechos Humanos de Turquía (TIHV) publicó recientemente una nota sobre los toques de queda impuestos en los distritos de población predominantemente kurda desde agosto de 2015. Según su informe, el Estado turco ha declarado un total de 52 toques de queda en 7 provincias, afectando a casi 1,3 millones de ciudadanos.

Los toques de queda de mayor duración, todos ellos de día completo y sin final previsto, han sido los declarados en Nusaybin en Mardin (14 días), Silvan en Diyarbakir (12 días) y Cizre en Sirnak (8 días).

Los toques de queda se imponen en los distritos que apoyan mayoritariamente al Partido Democrático Popular pro-kurdo (HDP). En las elecciones generales de noviembre 2015, el 93,2% de los ciudadanos de Cizre votó al HDP, el 89,4% en Nusaybin, y el 87,9% en el Silvan.

Las imágenes publicadas tras el levantamiento del toque de queda de 9 días y las operaciones militares llevadas a cabo en el distrito Sur de Diyarbakir revelan el grado de las atrocidades ejercidas en la región. Las fotos muestran viviendas civiles quemadas y destruidas por proyectiles. La histórica mezquita Kursunlu, incluida en la lista del Patrimonio Cultural de la UNESCO, es uno de los edificios gravemente dañados. No obstante, un nuevo toque de queda se ha impuesto en Sur 17 horas después de que se levantara el anterior.

Toques de queda y operaciones, que se realizan principalmente en los distritos urbanos, afectan gravemente a la población civil a muchos niveles. Además de lamentar la muerte de civiles, los toques de queda restringen la entrada del suministro de alimentos a las ciudades, muchos ciudadanos no pueden acceder a los servicios médicos y todos los servicios locales de carácter económico y educativo han quedado interrumpidos. Durante los 10 días de duración del toque de queda en Cizre, el pasado septiembre, el cuerpo sin vida de Cemile Çağırga (13 años) tuvo que conservarse en la nevera de su casa durante 10 días, tras haber sido asesinado por la metralla disparada contra su vivienda. Durante el mismo toque de queda, Meryem Sune (53), madre de 7 hijos, murió y su cuerpo fue almacenado en el refrigerador de un gallinero durante 2 días hasta que se permitió a sus familiares darle sepultura.

Después de las recientes operaciones militares en Sur, miles de personas han tenido que abandonar sus hogares para trasladarse a lugares más seguros. A principios de esta semana, cientos de profesores huyeron de la ciudad para escapar de los próximos toques de queda y operaciones en Sirnak, tras recibir un mensaje de texto del Ministerio de Educación informándoles que se les consideraría en “licencia administrativa”. Muchos otros profesores, sin embargo, decidieron quedarse en la ciudad en lugar de huir, enviando mensajes de solidaridad con los civiles kurdos que sufren el asedio militar estatal. Serhat Ugur, co-presidente del sindicato de educadores de Egitim Sen en Sirnak, ha informado sobre la situación en la región: “Estamos viviendo atrocidades mucho peores que las padecidas en la década de 1990. No obstante, sigo yendo a la escuela, frente a todos los obstáculos. Pero, ¿qué clase de odio, qué tipo de medidas estamos viendo? Soy incapaz de comprenderlo. ¿Qué dirán mañana a esta población? Ellos siguen repitiendo que el principal motivo de estos ataques es la defensa del país y ‘todo lo demás son detalles’. Estamos viendo un nivel de militarización de la región nunca visto antes.”

La turbulencia en la región se ha reavivado después de que varios distritos de mayoría kurda hayan declarado su autogobierno como respuesta a los ataques aéreos del Estado turco contra campamentos del PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán) en el norte de Irak; ataques que supuestamente tenían como objetivo células del ISIS en Siria, según se informó en un principio. Tanto estas operaciones como ulteriores bombardeos contra manifestaciones a favor de la paz han dado fin eficazmente a dos años de alto el fuego entre Turquía y el PKK. La organización juvenil kurda YDG-H ha estado cavando zanjas y alzando barricadas en las entradas de las ciudades como autodefensa. El gobierno turco esgrime como motivos de los toques de queda y las operaciones militares el cierre de estas zanjas y “la limpieza de la zona de terroristas del PKK”. Un video de la Agencia de Noticias Jin (Jinha) muestra a mujeres y niños de la zona ocupados en la reconstrucción de las barricadas destruidas por las fuerzas militares, al tiempo que una mujer de la localidad explica sus razones: “Dicen que la juventud (YDG-H) está enfrentándose y que hay militantes del PKK entre ellos. No hay nadie aquí, salvo Alá, su profeta Mahoma y nosotros. Sólo mujeres y niños. Ellos [el Estado turco] matan a nuestros jóvenes, nos matan, matan a los niños y matan a nuestros animales. Ellos hacen lo que quieren. Nosotros construimos [las barricadas], ellos destruyen y nosotros construimos de nuevo. Porque tenemos miedo. Nos protegemos a nosotros mismos. Juro que no es el PKK. Nosotros somos los que construimos estas barricadas “.

El YDG-H ha emitido un comunicado en respuesta a las peticiones recibidas para que rellenen las zanjas, indicando que estas llamadas “no tienen valor político en el actual estado de intensos ataques”. El YDG-H también afirma que el estado turco ataca estos distritos civiles con el propósito de que se abandone la región, y que “las llamadas para rellenar las zanjas significan pedir a la juventud kurda su rendición al Estado turco colonialista”. Un miembro anarquista de la Juventud Kurda describe la estructura de autogobierno y reclama la solidaridad internacional: “Detrás de su retórica revolucionaria de negarse a aceptar instituciones estatales injustas, estos son intentos modestos y prácticos de una solidaridad social organizadora que remediará los males y la alienación causados por la criminalización y castigo de las minorías étnicas por parte del Estado. La mayoría de estos “gobiernos autónomos” se encuentran en los barrios de clase trabajadora y se organizan por los mismos residentes, que ya se encuentran excluidos de la mayoría de los servicios estatales”.

También llama la atención sobre las nuevas estrategias gubernamentales para restringir el movimiento popular kurdo: “El nuevo modelo de la opresión se basa en la orientación contra ‘los barrios y ciudades problemáticos’, con el fin de destruir la solidaridad kurda establecida y las organizaciones políticas. Con ello, el estado busca aterrorizar al resto de barrios y ciudades kurdas para que abandonen sus lazos emocionales y políticos con el movimiento kurdo – con el objetivo de integrarlos seguidamente en el proyecto capitalista islámico del AKP, todo ello con la ayuda de las organizaciones reaccionarias e islamistas kurdas activas en Bakur “.

Iniciativa Popular Democrática de Kurdistán ha pedido a la población kurda y a la opinión pública democrática de Turquía que conviertan todas las ciudades occidentales en una zona de resistencia en solidaridad con las personas que sufren el terrorismo de Estado: “El gobierno fascista del AKP ha iniciado un ataque sin cuartel dentro de sus planes para masacrar a las gentes de Kurdistán y oprimir a todos los círculos democráticos en Turquía. El aislamiento permanente del Líder Apo (Abdullah Öcalan), las detenciones de periodistas, el asesinato de Tahir Elçi, la ejecución de jóvenes, el bombardeo de mezquitas y la masacre sistemática de los kurdos son todos resultado de esta política genocida. Sin embargo, todo el mundo debe saber muy bien que el Kurdistán será un cementerio para el fascismo gracias a la resistencia liderada por los jóvenes y las mujeres kurdas “.

Selahattin Demirtas, copresidente del HDP, ha declarado la postura de su partido ante la situación: “El HDP, en su programa como partido, en su declaración electoral y en el Parlamento, dijo lo que el régimen de Turquía debería ser y este régimen es el autogobierno. Nuestro partido apoya al pueblo kurdo contra la guerra librada por el gobierno del AKP (Partido de Justicia y Desarrollo)”. Refiriéndose a la fracasada política exterior del gobierno del AKP, Demirtaş culpó al partido gobernante por sus atrocidades contra los kurdos: “El Primer Ministro (PM) y el Presidente, tímidos como ratones tras desafiar a Putin; el PM y el Presidente enviando tropas a Mosul y retirándolas cobardemente después de desafiar al mundo; el PM y el Presidente llegando a un acuerdo con Israel a cambio de 20 millones de dólares tras hacerse los duros por un ‘arrebato momentáneo’. ¿Os hacéis los duros cuando se trata de los kurdos?”

Los toques de queda y las operaciones militares continúan actualmente en los distritos de Sur, Cizre y Silopi. El diputado del HDP por Şırnak Ferhat Encü señala: “Las fuerzas militares y policiales entran en los barrios a pie.”

Fuente Original Kurdish Question

Traducido por Rojava Azadî

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s