El Proceso de Resolución de la Cuestión Kurda: ¿Por qué se cerró? – Parte I

f8a5e5152a56b7390e83035856d02f41_L

25 de de enero 2016

Por Amed Dicle

La visita de la delegación del Partido de las Regiones Democráticas a la isla de Imrali para reunirse con el líder del PKK, Abdullah Öcalan, en enero de 2013, marcó una nueva etapa, en lo que se denomina “proceso de resolución” de la cuestión kurda; una en la que quedaría abierta a la opinión pública. Se anunciaba el comienzo de lo que era el “más optimista” periodo de reuniones, que se habían mantenido intermitentemente desde 1993, entre el Estado turco y Öcalan. Según muchos, el histórico mensaje de Öcalan en el Newroz de 2013 había hecho progresado el “proceso” hasta un punto de no retorno.

Sin embargo, las cosas no salieron como se esperaba. Tres años han pasado desde entonces y la situación se ha invertido.

El Estado turco, bajo el gobierno del Partido Justicia y Desarrollo (AKP), ha pacificado las fuerzas armadas del PKK en el norte de Kurdistán (SE de Turquía) y ha transferido la guerra a Rojava (Kurdistán occidental-norte de Siria). Aprovechando la lucha por la paz de Öcalan, el AKP calculaba un desarme total del PKK. El AKP insistía en que el PKK debía desarmarse completamente antes de hablar de los derechos del pueblo kurdo. Por su parte, el movimiento kurdo reclamaba que las bases políticas para una resolución y los derechos de los kurdos debían quedar asegurados antes de negociar el desarme. Para que estas condiciones pudieran llegar a buen término, Öcalan pidió a las fuerzas armadas del PKK que se retirasen; luego se arrepintió e hizo autocrítica. A raíz de esta llamada, se activó un proceso de alto el fuego unilateral.

Pero los planes del AKP no tuvieron éxito; el Estado no pudo conseguir el desarme del PKK. Más tarde, la posición del AKP respecto a los derechos kurdos pasó del compromiso a “no hay ningún problema / cuestión kurda”. Por otra parte, no se dieron los pasos para una solución política y la democratización esperada por el movimiento kurdo. Y la guerra aterradora, que Öcalan había advertido en muchas ocasiones, comenzó el 24 de julio de 2015, cuando el ejército turco bombardeó las montañas de Qandil.

Entonces, ¿en qué etapa se encontraba el proceso de resolución y cuáles eran las perspectivas de ambas partes cuando sucedió esto?

La respuesta a esta pregunta puede encontrarse en un libro publicado recientemente en Europa por Mesopotamia Publications, “Liberación Democrática y la construcción de una vida libre (Notas de Imrali) ‘* es un registro de las reuniones, desde el 3 de enero de 2013 hasta el 14 de marzo de 2015, entre las delegaciones de DBP-HDP y Öcalan en la isla de Imrali. También hay cuatro mensajes separados en el libro que Öcalan envió a diferentes organizaciones.

El libro es una lectura imprescindible para entender el fondo de los debates de Imrali y también los pensamientos de Ocalan sobre la cuestión kurda, el caos en Oriente Medio, los kurdos, los turcos, las mujeres, los jóvenes, los grupos religiosos y la paz.

No incluye un registro de las reuniones de Öcalan con la delegación del Estado turco, ya que éste se almacena en el archivo estatal. Sin embargo, el libro sí incluye las contribuciones de los miembros de la delegación del Estado, presente en las reuniones con la delegación del HDP.

Las discusiones, que arrojan luz sobre la situación actual, están presentes, sobre todo al final del libro. Hay claros indicios en lo que dice Öcalan sobre la posibilidad de una guerra inminente y sus advertencias sobre la misma.

Por ejemplo, hace exactamente un año, el 9 de enero de 2015, se celebró una reunión histórica en Imrali. En la mesa, representando al estado turco, está el Subsecretario de Seguridad Pública (KGM) Muhammed Dervişoğlu. La delegación HDP está también en la mesa. Según los registros, así es como comienza la reunión:

Dervişoğlu invita a Öcalan a la mesa; almuerzan y mantienen una breve discusión acerca de la comida, después de lo cual Öcalan dice: “Sí, teniendo en cuenta el tiempo con que contamos, comencemos esta importante reunión”.

Dervişoğlu responde, “Podemos estar sentados ante una mesa modesta. Sin embargo, esta es una reunión histórica. La modestia de la mesa es culpa nuestra. El trabajo para crear un espacio en el que grupos más grandes puedan tener reuniones continúa arriba. “(Erdoğan más tarde negó la existencia de esta mesa mayor, que se había preparado para posteriores reuniones.)

Öcalan:”Si el número de personas de las delegaciones crece, esta área no será suficiente. Sin embargo, la reunión de hoy es importante, determinará mucho “.

Otras discusiones en este primer encuentro giran en torno a la metodología, el enfoque y la información que deben tomarse sobre las medidas bilaterales.

Unos días antes de este encuentro con Öcalan, la delegación del HDP se reúne con el primer ministro turco, Ahmet Davutoğlu. El PM Adjunto Yalçın Akdoğan, el Ministro del Interior Efkan Ala y KGM Muhammed Dervişoğlu también están presentes. La delegación del HDP expone el contenido de esta reunión a Öcalan el 9 de enero, tras lo cual, Öcalan pregunta:

¿Están decididos? Por ejemplo, ¿Está el Primer Ministro resuelto? ¿Lo notasteis? ¿Qué pensáis?’

La respuesta de la delegación del HDP es: “Nuestro parecer conjunto como delegación es que el gobierno no tiene una actitud clara. Sería arriesgado decir que están decididos. Están enrocados en el tema de la seguridad pública (desarme), a lo que dan prioridad por encima de todo “.

Es el MP del HDP, Sirri Süreyya Önder, quien responde así en nombre de la delegación del HDP, a lo que Dervişoğlu responde: “¿El PM, como la persona responsable de este asunto, no le transmite resolución a usted? ¿No dijo él que no había objeción a las negociaciones?”

La respuesta de Önder es: “Sí, dijo que estaba resuelto con respecto a las reuniones y que el proceso podía progresar con las negociaciones”.

Öcalan hace una evaluación después de este diálogo y dice: “No voy a decir nada acerca de la intención del PM. Pero nos enfrentamos a un Primer Ministro que es excesivamente romántico. No tiene suficiente experiencia y su enfoque es superficial. La presencia de Dervişoğlu es importante para mí. Vamos a explicar lo que es la autonomía democrática. Lo que implica la seguridad pública; lo que son la autonomía y la seguridad; todos estos conceptos y teorías deben aclararse. La reforma kurda, la democratización, la democracia local, los municipios, las elecciones, todos estos asuntos serán discutidos a nivel conceptual y teórico “.

Después de una larga evaluación de estos temas, Öcalan recuerda el proceso iniciado con el ex Primer Ministro de Turquía, Turgut Özal, en 1993, y pide que su firmeza sea comunicada a Davutoglu diciendo:

“Hemos tenido la intención de resolver este problema también en el pasado. Comenzamos con Özal, pero Özal fue asesinado. También hay miles de provocaciones ahora. Díselo al PM Davutoglu y al Vice PM Akdoğan. Davutoglu es inexperto, no conoce la historia. Akdoğan tampoco la conoce. Ellos se acercan a la cuestión de un modo superficial y tratando de sacar provecho de ella “.

En el resto de esta sección, Öcalan relata los pasos dados por el lado kurdo para alcanzar una resolución y enumera las cosas que el Estado no ha hecho. Dervişoğlu interviene y expone su malestar con el PKK diciendo: “Qandil está diciendo en la radio inalámbrica, según podemos oir: ‘no hagáis nada’, pero secretamente también se envían órdenes a los jóvenes en Cizre diciéndoles ‘hacerlo’. Todo el mundo tiene que ser sincero con respecto a esto”.

La respuesta de Öcalan a esta crítica es: “Sigo diciendo que es importante un canal de comunicación con el PKK por esta razón. Nueve canales (con diferentes partes) deben estar abiertos a negociación”.

Öcalan continúa enumerando las medidas no adoptadas por el gobierno. Los comentarios de Dervişoğlu a este respecto son: “En todas sus evaluaciones Vd. no ha dicho una sola cosa positiva que se haya hecho. Se ha creado una nueva imagen de Öcalan. La opinión pública le ve a usted y el trabajo que se realiza aquí bajo una luz completamente diferente”.

La respuesta de Öcalan es clara: “Hemos hecho todo lo posible aquí. Mis palabras son muy claras. Vd. ni siquiera ha liberado a un solo preso enfermo terminal *. Incluso en este aspecto no han tomado medidas. Hasta Israel liberó a cientos de personas a cambio de un soldado”.

Sin tocar el tema de los presos con enfermedades terminales, Dervişoğlu dice: “Soy responsable de las negociaciones sobre la base de una ley marco (de negociaciones) que fue discutida aquí. Las fuerzas de seguridad están presionando al gobierno. La seguridad pública (el desarme del PKK) es una necesidad para el PM. ¿No tiene un mensaje concreto para Qandil (PKK)?”

Öcalan: “Para la seguridad pública, no se debe poner el carro delante del caballo, sino el caballo delante del carro. ¿Quiere que pongamos el carro delante del caballo?”.

Dervişoğlu vuelve a preguntar: “Después de este encuentro, cuando el PM me pregunte qué cosas concretas se han dicho, ¿qué puedo decirle?”

Öcalan transmite su mensaje: “Dígale al PM que vamos a jugar nuestro papel histórico en relación con la seguridad pública. Pero esto no puede suceder ahora. Haremos una llamada efectiva en la reunión final. Necesito dos semanas más. Hay que asegurarse de que usamos bien el tiempo y los mecanismos. Informe también al Ministro del Interior, Sr. Ala, que las detenciones y arrestos actuales son inaceptables”.

Estas discusiones se desarrollaron el 9 de enero de 2015. Exactamente 25 días después, las delegaciones del HDP y estatal volvieron a la isla de Imrali para reunirse de nuevo con Öcalan.

La reunión del 4 de febrero de 2015 tuvo lugar en la nueva mesa y espacio en Imrali. El subsecretario de Seguridad Pública Dervişoğlu dijo que quería transmitir tres cuestiones a Öcalan:

“En primer lugar, hay acontecimientos contrarios al espíritu del proceso de resolución. En segundo lugar, el gobierno se resiste a las operaciones de las fuerzas de seguridad (contra el PKK). En tercer lugar, la Comisión/Delegación de Seguimiento estará presente en la próxima reunión”.

Con esta información, Dervişoğlu confirma que el Gobierno ha aceptado la Comisión de Seguimiento. Este es un punto importante, porque el presidente Erdogan más tarde negó también la existencia de este comité.

La respuesta de Öcalan a Dervişoğlu es:

“Sí, pongamos énfasis una vez más en que la reunión de hoy es importante. Veo el punto en que nos encontramos como un corto respiro en un maratón de 55 años. Esta mesa es un respiro. Sin embargo, aún tengo problemas. Para mí, el hecho de que haya una mesa es importante, no la ubicación o el tamaño de la mesa. Esta es una mesa de principios; principios para el futuro democrático del Estado y la sociedad. El atributo básico del principio es que no se puede poner en peligro el principio. No sé qué grado de conocimiento tiene el gobierno del AKP o nuestros amigos sobre esto. Pero todas mis acciones han estado orientadas a prevenir la destrucción de la mesa; y lo seguiré haciendo.

23 días después de esta conversación, tuvo lugar otra reunión, el 27 de febrero. La agenda de esta reunión fue el contenido del Acuerdo/Declaración de Dolmabahçe*. Las delegaciones del HDP y estatal visitaron a Öcalan una vez más el 14 de marzo siguiente a la Declaración de Dolmabahçe. Los nombres a incluir en el Comité de Seguimiento quedaron aclarados en esta reunión. También se determinó el contenido y la forma de las negociaciones. Las palabras de Öcalan a la delegación fueron: “No venga a la próxima reunión sin el Comité de Seguimiento”, dijo.

Inmediatamente después de esto, Erdogan dijo: “No hay ningún Comité de Seguimiento, ni ninguna mesa”, y puso fin a las reuniones. El 5 de abril, la delegación del HDP visitó a Öcalan sólo para tratar de las elecciones generales del 7 de junio. Ésta fue la última reunión con Öcalan; desde entonces, todos los canales de comunicación han quedado cerrados.

* El título original del libro en turco es, ‘Demokratik Kurtuluş Ve Özgür Yasami INSA (Imrali Notları)’

* Se había acordado que el Gobierno liberaría a los presos kurdos con enfermedades terminales como una señal de buena voluntad.

* El Acuerdo/Declaración de Dolmabahçe fue un listado de 10 prioridades para la resolución de la cuestión kurda. Fue emitida en el Palacio Dolmabahçe el 28 de febrero por las delegaciones del Estado turco y del HDP.

El título original en turco del siguiente artículo es ‘Lo que se habló entre Öcalan y el Estado en Imrali’.

Fue traducido por kurdishquestion.com

Traducido del inglés por Rojava Azadi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s