¿Por qué es tan importante detener la guerra de Turquía sobre los kurdos?

06611131acf1c8000c76d63729f03566_xl

Memed Aksoy

Varios grupos de solidaridad kurdos y no kurdos de todo el espectro político están planeando una manifestación para el 6 de Marzo del 2016 bajo el lema “Detened la Guerra turca sobre los kurdos”. Esta es la primera vez en la historia que una manifestación nacional en solidaridad con los kurdos se organiza a esta escala. Esto ocurre en un momento crucial para el pueblo kurdo y también para todos los pueblos de Oriente Medio.

Las atrocidades cometidas por las fuerzas del estado turco en varios distritos kurdos desde Julio del 2015 son la punta del iceberg de lo que potencialmente podría ocurrir en Kurdistán del norte, Turquía y el resto de la región si esta guerra no acaba. 178 personas han sido enterradas vivas, incluidas mujeres y niños, en los 3 “sótanos de la muerte” en Cizre en Febrero; otros cientos han sido asesinados en Sur, Idil, Nusaybin, Dargecit, Silopi y otros lugares desde la imposición de los toques de queda. En torno a 1 millón de personas han sido desplazadas y los mencionados distritos se han convertido en paisajes distópicos gracias a las fuerzas especiales de policía y a los soldados y su uso de artillería pesada y sustancias químicas.

La juventud kurda está intentando defender estas zonas cavando trincheras y levantando barricadas en lo que se ha convertido en una guerra urbana por primera vez en la historia del conflicto turco-kurdo. Otros como Abdulbaki Somer, quien puso la bomba en Ankara, en un estado de desesperación compartido por varios kurdos, están intentando vengarse atacando al estado turco con lo que tienen a mano. Sabemos que “la guerra es una continuación de la política por otros medios” pero tiene que haber otra manera de detener este conflicto, el cual se parece cada vez más a una guerra civil. Y todos sabemos lo qué significa eso, simplemente mirando al otro lado de la frontera en Siria; al menos 11 millones de desplazados, 470.000 muertos o heridos, todo un hábitat arrasado y el alma de todo un país destruida.

El actual conflicto de Kurdistán del norte es una extensión de la guerra en Rojava y Siria. Aunque es un asunto complicado con alianzas solapadas, cambios diarios y realpolitik, la única constante de la guerra ha sido la hostilidad turca contra la Revolución de Rojava y su apoyo a los grupos jihadistas que combaten los avances de esta última. El miedo a que Rojava gane reconocimiento internacional es tan grande que Erdogan ha admitido haber cometido un error al permitir que los kurdos de Kurdistán del Sur (Iraq) consiguieran autonomía, pero no repetirá este error en Siria aunque ello conlleve un conflicto regional. Por lo tanto Turquía continúa avivando la guerra en Rojava y Siria creando, auspiciando y apoyando a una banda de mercenarios en su frontera, la cual está haciendo difícil cualquier alto al fuego sostenido o negociaciones para la paz. Las políticas sectarias del gobierno del AKP también están alimentando la guerra y el caos en Iraq, los cuales están manteniendo a los kurdos de allí dependientes del estado Turco.

La fobia de Turquía hacia los kurdos se remonta a la fundación de la República de Turquía, llevada a cabo sobre la negación y la aniquilación de cualquier no turco en general y de los kurdos en particular. Este es el motivo por el cual la igualdad, un estatus o el reconocimiento para los kurdos en cualquier lugar son considerados una amenaza para la nación y la soberanía turcas. Y lo son. Porque la igualdad y el reconocimiento de los kurdos implicarían una constitución y sociedad plurales, inclusivas y democráticas, así como una semilla de democracia radical por toda Turquía, Kurdistán del Norte (Bakur) y Kurdistán del Oeste (Rojava). Esto es algo abominable para el AKP y para la elite turca, tanto la de izquierdas como la de derechas. Por este motivo el gobierno del AKP y Erdogan se están volviendo cada vez más autoritarios, nacionalistas y, usando palabras más precisas, fascistas. La censura de periódicos y canales de TV, el aprisionamiento de periodistas, académicos, activistas de derechos humanos y políticos electos así como la militarización e islamización de la sociedad son indicadores de que Turquía está peligrosamente caminando hacia su destrucción.

Hay un hábito humano de actuar cuando es demasiado tarde, cuando los problemas han madurado. Estos problemas están ahora maduros tanto para la guerra como para una paz duradera. El desenlace solo puede ir en dos direcciones. La guerra de Turquía hacia los kurdos está inclinando la balanza hacia el conflicto, nosotros debemos inclinarla hacia la paz. El silencio de los gobiernos, de la prensa internacional y de las organizaciones necesita ser roto por la gente, y así será. No pudimos evitar la guerra civil en Siria, evitémosla en Turquía y en Kurdistán del Norte.

El aspecto más importante de esta manifestación es que está siendo organizada por gente de todo el mundo, no solo por kurdos. Espero que la idea se extienda alrededor del globo y que la gente en solidaridad con los kurdos y con los pueblos de Oriente Medio se una para asestar un fuerte golpe a las políticas, intromisiones e imposiciones imperialistas tanto de las susodichas potencias mundiales como de las dictaduras locales y regímenes opresivos.

Detener la Guerra de Turquía sobre los kurdos significa evitar una Guerra civil en Kurdistán del norte; significa detener la muerte, la destrucción, los desplazamientos; significa contribuir al fin de la guerra en Siria, Iraq y en toda la región; significa reforzar las condiciones para una solución política y pacífica a la cuestión kurda en Turquía y significa reforzar la democracia, los derechos humanos, la fraternidad y las libertades en Oriente Medio.

Nota: Hay entre 400.000 y 500.000 kurdos y turcos viviendo en Reino Unido, principalmente en Londres. Cada uno de ellos tiene familia y amigos viviendo en Turquía y en Kurdistán del norte. La mayoría de ellos se sienten impotentes frente al peligro al que nos enfrentamos. Este es el día en el que cada kurdo y cada turco debe salir y exigir el fin de esta guerra que esta amenazando con romper la sociedad para siempre y con hacer retroceder 100 años a Turquía.

Para más información: www.stopwaronkurds.org, o siguiendo a Memed Aksoy en twitter.

 

Fuente: Kurdish Question

 

Traducido por Rojava Azadi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s