La guerra sucia del estado turco contra el movimiento kurdo. Parte 2.

Revista realizada  en Septiembre de 2015 por el BLOG NE VAR NE YOK? y por el colectivo MARSELLA-ROJAVA (marseille-rojava@riseup.net), y traducida en mayo de 2016 por ROJAVA AZADÎ. Debido a su extensión se publicará en partes. Ver parte 1.

 

_________________________________________________________________

pretexto

_________________________________________________________________

VAMOS A RENACER DE NUESTRAS CENIZAS Y CONSTRUIREMOS UN MUNDO NUEVO
23 DE JULIO DE 2015. NEVARNEYOK.NOBLOGS.ORG
TRADUCCIÓN DEL ORIGINAL DE ÖZGÜR GÜNDEM.

Los funerales de los 32 jóvenes militantes, masacrados por el atentado suicida en Suruç,
tuvieron lugar en las regiones kurdas y turcas. Las madres, padres, hermanas, hermanos,
compañeros y compañeras, amigos, todos pronunciaron sus elegías. Estambul, Trebisonda,
Gever, Bursa, Ordu, Van, Tunceli, Sirnak, Diyarbakir, Elazig, Giresun, Samsun se ahogaron
en lágrimas y tristeza. Los padres que dieron sus hijxs a la tierra, profesores venidos
para reencontrarse con sus alumnxs, madres y hermanos que portaban los ataúdes. Todxs
compartieron el mismo sentimiento: “El AKP y Daesh han asesinado a nuestros 32 fi dan
(arbustos). Estos fi dan permanecerán como símbolo de la humanidad y serán inmortales.
¡Exigiremos rendición de cuentas!”.

Cagdas Aydin, herido durante el ataque, perdió a su hijo Fethi Aydin en el atentado. Él estuvo en su entierro: “no era únicamente mi hijo, era mi camarada”.

En respuesta a la barbarie del AKP/Daesh perpetrada en Suruç, millones de personas se
manifestaron en toda Turquía, Kurdistan y otros países. En Turquía y en Kurdistan, en las
calles, los barrios, las plazas fueron ocupadas por concentraciones. En respuesta, el AKP envió a su policía para atacar a los manifestantes. Como cuando el AKP envió a Daesh a Suruç.

_________________________________________________________________

SURUÇ, DESPUÉS DEL SHOCK, LA TRISTEZA…
24 DE JULIO, KEDISTAN.FR EXTRACTOS…

Una madre kurda llora: «Yo habría preferido que esa bomba hubiera explotado aquí, en
nuestra casa. Nosotros los kurdos estamos habituados. Pero estos niños que venían del
oeste eran nuestros invitados. Hubiera preferido que los muertos fuéramos nosotros. ¿Qué
vamos a decirles a sus madres?»

Zeynep: “Nosotros éramos casi el primer grupo llegado al Centro Cultural Amara de Suruç.
Ni llegando al lugar ni en la carretera había ningún tipo de control policial. Más tarde
nuestros camaradas de otras ciudades comenzaron también a llegar. Nosotros habíamos
comido, bailado y empezado a conocernos”. Zeynep Altinok precisa que cuando ella estaba
delante de la puerta del centro con sus nuevos amigos, se fijó en una mujer que estaba sentada sola. “Era imposible estar sola en el lugar. Había 200, 250 personas en Amara. Todo el mundo se daba prisa en conocer al resto. Miré el rostro de esta mujer y la sonreí para saludarla. Ella no me lo devolvió. Pero yo me daba cuenta de que ella nos escuchaba. Su mochila estaba a su lado. Su pelo era muy negro y largo y pensé que parecía muy masculina*.” [*Se barajó la tesis de que el terrorista suicida se habría vestido de mujer, pero sin ninguna investigación o declaración oficial hasta hoy] Zeynap explica que tras haber hablado con distintas personas, se acercó al estanque y se situó detrás de la aglomeración formada por la conferencia de prensa sentándose bajo un árbol. Poco tiempo después de la lectura del comunicado de prensa, mientras que sus camaradas gritaban consignas, se levantó para reunirse con el grupo. “Yo sentí que el fuego inflamaba mi rostro. Después me encontré en el estanque a un metro y medio más atrás de donde estaba. Recuerdo haber escapado. Sé que inmediatamente traté de huir a través de las vallas pero todo era fuego. Cuando salí del agua me vi cubierta de sangre. Trozos de carne estaban adheridos por todo mi cuerpo. Le pregunté a un amigo “¿Tengo algo en la cara?” No podía creer que no tuviera nada en la cara hasta que lo comprobé más tarde mirándome en un trozo de cristal. No entendí nada durante un largo rato. Había policías frente a nosotrxs. Se reían y nos miraban. Los habitantes de Suruç querían transportar a los heridos con sus propios coches pero los policías no se lo permitían. Nosotrxs habíamos hecho este camino por un objetivo humanitario. Es necio que lo ocurrido se haya convertido en objeto de la actualidad política. Nuestro objetivo era entregar juguetes, libros, consolar a la gente durante el Ramadan. Nosotrxs no fuimos allí a hacer la guerra.”

Loren Elva, militante LGBT, está hospitalizada por quemaduras y sordera y nos narra también el shock de la explosión: “Nosotros íbamos a Kobanê a hacer fl orecer de nuevo los
espíritus destruidos, a construir una biblioteca, un parque infantil”. Pero ella tiene las ideas claras y exprime su cólera y su determinación: “No estoy bien, no volveré a estar bien, no volveremos a estar bien!”

Merve: “La oscuridad cayó sobre Suruç. Asesinaron a las personas con las que cantamos en
el autobús. Asesinaron a la gente con la que bailamos. Las personas con las que habíamos
charlado, compañeros que nos sorprendió ver allí, ellos les han asesinado. Han asesinado a
las personas con las que desayunamos en Amara, reído, comido una sandía. Han asesinado
a la gente con la que discutimos teoría, política. Personas con las que teníamos ideologías
diferentes pero que estaban reunidas por la realidad de la Revolución, ellos les han asesinado. Todos éramos buenas personas. Íbamos a realizar un sueño. Teníamos tres sacos llenos de juguetes para los niños, ¿entiendes? Caminamos despacio para no pisar los cadáveres de nuestros camaradas, ¿entiendes? Entonces comprendí por qué los “agit” (cantos fúnebres) kurdos son tan tristes, ¿entiendes?. Fue una noche difícil para aquellos que sobrevivieron por un golpe de suerte. Así que sólo queda una pregunta ¿es mejor morir, o vivir?”

Çeren Ç.: “No me llames, no me preguntes… El olor de la muerte sobre mí, la carne de mis
camaradas sobre mi cuerpo, el estruendo de la explosión en mi cerebro. Como dijo Elva,«-
No estoy bien, no estaré bien, no estaremos bien” ».

_________________________________________________________________

LOS PRISIONEROS ANUNCIAN UNA HUELGA DE HAMBRE
NEVARNEYOK.NOBLOGS.ORG, 23 DE JULIO 2015,
TRADUCCIÓN DE UN ARTÍCULO DE IMD-TV

En las prisiones turcas, para denunciar la masacre de Suruç, lxs detenidxs han anunciado
que realizarán una huelga de hambre durante tres días. Contra esa carnicería, lxs prisionerxs del PJAK y del PKK (unas 12.000 personas) han anunciado “tres días de duelo, tres días de revuelta”. El preso Deniz Kaya ha anunciado que entre el 24 y el 26 de julio, ellos mostrarán su cólera y su tristeza: “era el tercer aniversario de la Revolución de Rojava, esos militantes revolucionarios se habían reunido para reconstruir Kobanê. Ellos han sido masacrados salvajemente por fascistas.”

“La negación de la existencia de valores sociales y la no aceptación de la humanidad han
provocado este ataque. Los autores de este crimen son enemigos del ser humano, son violadores que siembran el odio. Este ataque tiene claramente un fi n interesado, obligar a la población a permanecer ciega en un cuarto oscuro en Kurdistán y Turquía. En Turquía,
toda ideología que impida al pueblo unirse en las soluciones democráticas y en la discusión
política es cómplice de esta violencia y este ataque.”

_________________________________________________________________

DESDE MÉXICO, UNA MUESTRA DE SOLIDARIDAD CON KOBANÊ Y
EL RECHAZO AL ATENTADO EN SURUÇ
MARS-INFOS.ORG, 8 DE AGOSTO 2015

.México, 23 de julio de 2015.

Delante de la embajada de Turquía en México, se denunciaron los asesinatos y los atentados contra los militantes solidarios con Kobanê y se proclamó que:
“Este acto es una acción orquestada por el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, en
complicidad con el Estado Islámico, con el fi n de frenar la solidaridad revolucionaria e
internacional con la Resistencia de Kobanê”

Hay que recordar que el lunes 20 de julio de 2015 al menos 31 personas fueron asesinadas
y más de un centenar resultaron heridas a causa de una explosión suicida en Suruç, al sur
de Turquía, durante una concentración de al menos 300 activistas llegados de distintas ciudades que había sido convocada por la Federación de Asociaciones de Jóvenes Socialistas, con el objetivos de ayudar a Kobanê y apoyar al pueblo kurdo en la reconstrucción de esta ciudad. Esta reconstrucción comenzó en febrero de 2015, fecha en la que las Unidades de Auto-defensa Popular (YPG) y las Unidades de Auto-defensa de mujeres (YPJ) expulsaron a los grupos armados del Estado Islámico.

Las organizaciones y personas individuales de México denunciamos estos actos de barbarie
y nos pronunciamos en favor de una manifestación solidaria con el fin de mostrar que Kobanê y sus milicias de liberación no están solas.”

Los colectivos solidarios expresaron durante la concentración su apoyo a los pueblos kurdos de Rojava y denunciaron el atentado de Suruç.

Solidaridad con Kobanê

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s