El Movimiento Kurdo: Turquía tiene que empezar a dar pasos para resolver la cuestión kurda

Nota: El comunicado del KCK, organización paraguas del Movimiento Kurdo, data del sábado 20 de agosto, antes del ataque cometido contra una boda kurda en Gaziantep, que asesinó a 51 personas e hirió a más de 150 y que ha sido atribuido al Estado Islámico (IS)

Teniendo en cuenta la importancia de la declaración en relación a la cuestión kurda, hemos decidido publicarla íntegra a continuación.

21/08/2016

La Co-Presidencia del Consejo Ejecutivo de la Unión de Comunidades del Kurdistán (KCK) ha emitido un comunicado en relación al momento en el que se encuentra la cuestión kurda: ataques contra el Movimiento Kurdo (MK), llamadas para retomar las negociaciones entre el MK y el estado turco y los pasos a dar para poder alcanzar una solución de la cuestión kurda en el futuro.

El KCK ha subrayado que el movimiento kurdo considera necesario volver a expresar su perspectiva en medio de las exigencias hechas por ciertos gobiernos, instituciones internacionales, organizaciones del Gobierno Regional del Kurdistán (KRG), fuerzas democráticas y el Partido Democrático de los Pueblos (HDP) en Turquía, para retomar las negociaciones y alcanzar una resolución de la cuestión kurda. El KCK ha enfatizado que es el estado turco el que debe dar un paso de cara a la resolución de este asunto.

El KCK ha establecido los siguiente pasos de carácter urgente necesarios para la resolución:

“Como Movimiento de Liberación Kurdo estamos preparados para cumplir nuestras responsabilidades en cada aspecto siempre y cuando el gobierno del AKP muestre la voluntad necesaria para resolver la cuestión kurda y asegure a los pueblos de Turquía que dará un paso para ello; una delegación parlamentaria que incluya al HDP debe iniciar conversaciones con nuestro líder Abdullah Ocalan y decidir el comienzo de las negociaciones de forma rápida y posibilite que nuestro líder se pueda reunir con todos los partidos políticos dentro y fuera del parlamento -incluyendo su propia organización-, comunidades que tengan propuestas para la democratización y la resolución de problemas -principalmente los alevíes-, organizaciones no gubernamentales e intelectuales”.

Recalcando que el fracaso del golpe de estado del 15 julio fue una gran oportunidad para Turquía, el KCK ha dicho que el gobierno del AKP ha aprovechado esta fallida intentona golpista para llevar a cabo su propio golpe de estado.

El AKP es responsable del intento de golpe

El KCK también ha dicho que el gobierno del AKP impuso un aislamiento reforzado sobre Ocalan a partir del 5 de abril de 2015, y había rechazado el Acuerdo de Dolmabahçe del 28 de febrero de 2015 entre el MK y el estado turco. El KCK ha añadido que el gobierno turco “empezó a implementar su política de guerra y movilizó el ‘mecanismo golpista’ para suprimir la cuestión kurda después de los resultados del las elecciones generales del 5 de junio que acabaron sin la mayoría absoluta deseada por el AKP.

“Nuestro líder Ocalan puso en marcha un proceso sin conflicto a finales de 2012 y difundió un manifiesto para la democratización de Turquía en el Newroz de 2013. En un plan de tres etapas proyectó una democratización de Turquía, declaró su intención de mantener a las fuerzas guerrilleras del PKK fuera de las fronteras de Turquía e hizo que el PKK liberase a soldados, policías y a un gobernador de provincia. Al hacer que nuestro movimiento tomase estos pasos, nuestro líder trataba de motivar al estado turco ha tomar sus propios pasos de cara a una democratización de la situación. Sin embargo, el gobierno del AKP se abstuvo de realizar ninguna acción para la resolución de la cuestión kurda y mantuvo el alto el fuego solo para poder seguir gobernando.”

Se pone en marcha el Plan del colapso

“Manteniendo el alto el fuego a pesar de todas las acciones negativas del estado, nuestro movimiento dio al AKP la oportunidad de empezar a avanzar en la resolución de la cuestión kurda y para la democratización. En cada reunión con el estado y la delegación del HDP, Ocalan advirtió a los partido de la existencia de un ‘estado paralelo dentro del estado’ y subrayó que estas estructuras con conexiones externas no deseaban la resolución de la cuestión kurda. Alertó reiteradamente que el punto muerto al que había llegado el proceso de resolución de la cuestión kurda había puesto en marcha el ‘mecanismo golpista’, y que este mecanismo se pondría en funcionamiento a no ser que se diesen los pasos necesarios para resolver la cuestión kurda.

Sin embargo Erdogan y su circulo más cercano no se tomaron en serio los esfuerzos de nuestro líder ni el clima de paz que él había posibilitado, ni tampoco hicieron nada por consolidar estos esfuerzos.

Como resultado, el gobierno del AKP personificado en Erdogan, pusieron en marcha el ‘mecanismo golpista’ al tomar la decisión de ir a la guerra durante la reunión del 30 de octubre de 2014 del Consejo de Seguridad Nacional (MGK). El ‘plan del colapso’, que se decidió para aplastar al Movimiento de Liberación Kurdo, fue aprobado en esta reunión después de las manifestaciones del 6 al 8 de octubre, que ayudaron a evitar que cayese Kobane”.

El Consejo de Seguridad Nacional otorgó al ejército la iniciativa para aplastar al Movimiento Kurdo

El KCK ha remarcado que la iniciativa de aplastar la lucha kurda fue adjudicada al ejército turco durante la reunión mencionada anteriormente del Consejo Nacional de Seguridad, y que esta decisión activó el ‘mecanismo golpista’, dando así fuerza a la facción dentro del ejército que luego intentaría realizar un golpe de estado el 15 de julio de 2016.

Recordando los comentarios del entonces Primer Ministro, Ahmet Davutoglu, (“Di ordenes al ejército y a la policía de estar listas en 2014”), el KCK ha querido hacer saber que estas declaraciones suponen una clara confesión del papel que el gobierno del AKP ha jugado a la hora de crear las condiciones que han activado el ‘mecanismo golpista’.

Aislamiento de Ocalan

La declaración del KCK ha enumerado los principales acontecimientos que activaron el ‘mecanismo golpista’, como el rechazo al acuerdo de Dolmabahçe, la imposición de un aislamiento más severo a Ocalan desde el 5 de abril, el rechazo a aceptar los resultados de las elecciones generales del 7 de junio y el inicio de “la guerra total” el 24 de julio del 2015.

“Es claro ahora que el apoyo dado por poderes externos a la política de guerra del AKP después de las elecciones del 7 de junio está relacionado con la activación del ‘mecanismo golpista’. Por ello, los mismos poderes externos decidieron ignorar la destrucción de ciudades kurdas y la masacre de cientos de civiles por parte del gobierno del AKP. La idea era que el ‘mecanismo golpista’ daría sus frutos antes en un escenario de conflicto en el que tanto el AKP como el PKK fuesen debilitados”.

El intento de golpe de estado del 15 de julio empezó en diciembre de 2015

El KCK ha afirmado que el golpe de estado del 15 de julio empezó el 14 de diciembre de 2015 cuando el gobierno del AKP dio el pistoletazo de salida para que el ejército turco con sus tanques, artillería y armas pesadas entrasen en las ciudades kurdas para “aplastar al pueblo kurdo que había declarado el autogobierno”.

“Los comentarios de Erdogan y Ahmet Davutoğlu ‘Nuestro valiente ejército ha derrotado a los terroristas’ [en relación a Sur, Cizre y Nusaybin] significaban que el ‘mecanismo golpista’ había sido activado y se estaba decidido a tomar el poder del estado. Su lógica para legitimar esta reivindicación era que ‘Nosotros somos los que luchamos contra el PKK, nosotros aguantamos y sufrimos el coste de la lucha y por lo tanto nosotros somos los que tenemos que gobernar y determinar el curso de la política’. Los tanques, artillería, helicópteros y cazas que han estado golpeando las montañas del Kurdistán cada día, apuntaron hacia Ankara, Estambul y Izmir. La intentona golpista fallida surgió como consecuencia de las políticas que fracasaron a la hora de dar respuestas a la cuestión kurda y produjeron un estancamiento. El gobierno del AKP afirma que el golpe de estado fue planificado por los círculos gulenistas. La verdad, en cambio, es que el AKP ha jugado un papel activo en el golpe, tanto ideológica como políticamente”.

El KCK ha dicho que los que siempre se han opuesto a los golpes en Turquía son los kurdos y las fuerzas democráticas de Turquía, “como se pudo ver durante el golpe de estado de 1980 y la guerra sucia emprendida por el ejército durante los 90 contra los kurdos”. El KCK ha añadido que han sido estos dos partidos -los kurdos y las fuerzas democráticas- los que más han sufrido en los golpes de estado.

Haciendo constar que el fracaso del golpe de estado del 15 de julio fue una gran oportunidad para los pueblos de Turquía, el KCK ha dicho que el gobierno del AKP no ha aprovechado la oportunidad para avanzar en la resolución de la cuestión kurda ni en la democratización, por la cual se podría haber eliminado el ‘mecanismo golpista’.

KCK cambia de parecer

La declaración del KCK también ha recalcado que el Movimiento Kurdo había considerado revaluar la situación después del intento de golpe del 15 de julio, pero finalmente no fue así debido al negativo posicionamiento del gobierno del AKP. El KCK ha dicho que acordaron que el AKP tenía que dar un paso primero para promover la democracia y la resolución de la cuestión kurda y mostrar una verdadera posición antigolpista, pero este no ha sido el caso finalmente en el escenario postgolpe.

En cambio, el estado ha continuado lanzando su discurso chovinista, ha declarado un estado de emergencia, anunciando la suspensión de las conversaciones de Imrali y ha desplegado una actitud beligerante contra el HDP al tiempo que Erdogan ha instrumentalizado todos los elementos para consolidar su poder según el KCK.

Respuesta a los grupo que reclaman las negociaciones

“Pero recientemente los distintos llamamientos y declaraciones realizadas por distintos estados, instituciones internacionales que trabajan en la resolución pacifica de conflictos, organizaciones simpatizantes del Sur del Kurdistán (KRG), grupos de poder en Turquía, el HDP y las fuerzas democráticas sobre nuestra perspectiva, han hecho necesario que hagamos pública nuestra posición sobre lo sucedido una vez más.

Nuestro líder Ocalan y el movimiento han realizado grandes esfuerzos, desde el 20 de marzo de 1993, para alcanzar una solución política y democrática a la cuestión kurda, y han declarado más de diez veces un alto el fuego con este objetivo en mente. Más aun, el movimiento ha mostrado su voluntad de mover sus fuerzas armadas fuera de las fronteras de Turquía (2013) y casi el 40% de las fuerzas guerrilleras fueron retiradas del territorio con la perspectiva de que fuesen muchas más. Pero debido a que el estado y el AKP no hizo nada para terminar con la negación de los kurdos y aumentaron sus políticas genocidas, la situación que ha creado el conflicto intenso que vivimos ha emergido a la superficie”.

AKP utilizó los alto el fuego

El KCK también ha afirmado que los reciente choques se habrían tornado más violentos que los anteriores porque el gobierno del AKP ha utilizado los alto el fuego en su propio interés.

“Erdogan y el gobierno del AKP han utilizado los alto el fuego que hemos declarado para fortalecer su poder. Han creado falsas esperanzas en relación a una resolución del conflicto para consolidar su poder. Erdogan ha instrumentalizado la cuestión kurda, el principal problema Turquía, de forma irresponsable para favorecer sus intereses de partido. Ha estancado el proceso de resolución y ha ahogado al pueblo kurdo, a las fuerzas democráticas, y a todos los pueblos de Turquía a pesar de todas las oportunidades y condiciones creadas de cara a una solución a la cuestión kurda. Otras poderes políticos se mostraban suspicaces del abuso de Erdogan sobre la cuestión y no ofrecieron el apoyo necesario.

Por lo tanto esta experiencia nos ha enseñado que declarar alto el fuego sin terminar con la utilización tendenciosa de estos solo ayudará a que el AKP siga utilizando estos alto el fuego en su propio beneficio, por lo tanto sirven a la insistencia del AKP de no resolver la cuestión kurda. No se debería permitir la utilización de las cuestiones relacionadas con los alto el fuego en beneficio de un partido concreto sino que deberían ser vistos como un asunto que incumbe a la totalidad de Turquía. Palabras, acciones o pasos que no estén dirigidos a una resolución y sirven para estancar y mentir no tienen validez ninguna. La repetición solo empeorará la situación.

No es el PKK ni el Movimiento de Liberación kurdo los que han creado la cuestión kurda. El PKK se formó porque no existía una solución a la cuestión kurda, y han conseguido fijar la atención sobre el asunto y fortalecer las bases para una posible solución mientras luchaba contra las políticas que negaban su existencia y ansiaban su aniquilación”.

El estado turco debe moverse

En su declaración el KCK se ha mostrado contundente a la hora de afirmar que es el estado turco el que debe dar el primer paso para que las negociaciones sean retomadas.

“Es el estado turco el que debe dar el paso para alcanzar la solución a la cuestión kurda y asegurar una solución duradera. Si el gobierno no hace esto, el pueblo kurdo creará su propia solución y continuará con la lucha para una vida democrática y en libertad. Nadie debe esperar una actitud diferente por parte del pueblo kurdo y del Movimiento por la Liberación Kurdo. El estado turco no puede salirse de este circulo vicioso si no abandona sus políticas y alianzas antikurdas”.

La salud y seguridad de Ocalan

“En cuanto al Movimiento de Liberación Kurdo, es conocido que hemos tenido que recurrir a la guerra por necesidad. La historia ha demostrado que la paz en Turquía vendrá de la mano de una solución para la cuestión kurda, y que esto solo es posible con la liberación del líder del pueblo kurdo Abdullah Ocalan, quien desempeñará un importante papel en conseguirlo. Nuestro líder es un puente fundamental entre los pueblos de Turquía y el pueblo kurdo. Ocalan ha demostrado tener la actitud más razonable para una solución a la cuestión kurda, pero no ha habido reciprocidad, al contrario, se le ha impuesto un aislamiento más severo.

Mientras que es conocido que los organizadores del golpe estaban muy enfadados con nuestro líder debido a sus análisis, las preocupaciones de nuestro pueblo en relación a su salud y seguridad no han sido escuchadas, y el derecho elemental de su familia y abogados para reunirse con él no han sido respetados. No responder a esta exigencia urgente es una posición en contra de nuestro pueblo, y demuestra que no existe una actitud ni una política para una solución democrática y política a la cuestión kurda. Si hubiese cualquier intención para alcanzar una solución democrática y política una reunión con Ocalan hubiese sido ya celebrada. En este sentido el endurecido aislamiento impuesto a nuestro líder es en esencia un aislamiento de la solución democrática y política”.

La solución es posible si el estado turco actúa

El KCK ha enfatizado que una solución a la cuestión kurda se alcanzaría en un corto periodo de tiempo si el estado y el gobierno turco diese los pasos necesarios. “Si el estado turco y el gobierno del AKP desarrollan una política para una solución, la cuestión kurda sería resuelta en un mes, y la paz llegaría a Turquía. En cuanto al Movimiento de Liberación, nuestra preferencia es por una solución democrática y política. Está claro que haremos todos los sacrificios necesarios para conseguirlo. Pero esto implica una posición por parte del estado y el gobierno en el sentido de garantizar que no instrumentalizarán el alto el fuego y los periodos libres de conflicto. Nadie debería esperar una acción unilateral por nuestra parte.

Sin embargo si el gobierno del AKP muestra que tiene la voluntad necesaria para solucionar la cuestión kurda, emprenden las negociaciones para una solución inmediatamente con reuniones entre una Comisión Parlamentaria que incluya al HDP y nuestro líder, y garantizan que Ocalan tenga la oportunidad de reunirse con su organización [KCK/PKK], todos los partidos dentro y fuera del parlamento, todos los grupos dentro de Turquía que tengan opiniones acerca de la democratización y soluciones para sus propios problemas, principalmente los alevíes, las ONGS e intelectuales; nosotros, como Movimiento de Liberación estamos preparados para cumplir con todas nuestras responsabilidades dentro del marco creado por estos pasos y los compromisos recíprocos.

Esto no es una imposición, ni es la imposición de condiciones. Estos son los pasos necesarios para asegurar que no volvamos a las duras condiciones en la que nos encontramos hoy en día. Muchas perdidas y dolor han sido causadas por las políticas que han tratado de instrumentalizar todo lo concerniente a una solución para la cuestión kurda.

Si la negación de los kurdos y la extensión de políticas genocidas contra los kurdos son descartadas, y una perspectiva que paré la instrumentalización de la cuestión kurda se inicia, nosotros como movimiento por la liberación seremos sus más ardientes defensores y agentes activos de una solución que permita a los pueblos de Turquía vivir fraternalmente. Este ha sido nuestro objetivo durante décadas de lucha y en ese momento lo habremos conseguido.

Fuente: ANF / Kurdish question

Traducción: Rojava Azadi

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s