¿Cómo se hicieron musulmanes los yazidíes?

book-bege-the-immortal-saint-of-yazidi-kurds-by-yasar-batman-photo-ekurd-rudaw-reuters
Begê, el santo inmortal de los kurdos yazidíes, por Yasar Batman

Cuando el grupo terrorista Estado Islámico (ISIS) inició su brutal expansión a través de Irak y Siria, los yazidíes, una antigua comunidad perseguida en la región, se convirtió en uno de sus principales objetivos y los kurdos ganaron el reconocimiento mundial como la fuerza más efectiva de resistencia a los terroristas del ISIS en la zona.

Aunque se sabe que la mayoría de los kurdos son musulmanes hoy en día, muchos de sus antepasados eran yazidíes antes de ser obligados a convertirse al Islam. El escritor kurdo Yasar Batman detalla la persecución a la que han sido expuestos en su libro ‘Begê, el Santo Inmortal de los kurdos yazidíes’.

Los yazidíes son una comunidad etnoreligiosa originaria del norte de Mesopotamia. Su idioma nativo es el kurdo y su antigua fe, el yazidismo, goza de una rica tradición oral que combina aspectos de las antiguas religiones mesopotámicas, incluyendo el zoroastrismo.

Batman, a través de entrevistas con personas de la región, habla de la vida increíblemente valiente y trágica de Begê y de cómo los yazidíes han sido perseguidos en sus países de origen, centrándose en la historia de una mujer yazidí llamada Begê Samur (1894-1958), de la ciudad de Urfa, que se negó a convertirse al Islam y se aferró a su fe e identidad yazidí, enfrentándose a la persecución.

Begê nació en el pueblo de Mishacerk, en la ciudad de Urfa, en 1894. Su tribu, originalmente yazidí, la tribu Dina, se convirtió al Islam, pero ella se resistió y siguió siendo yazidí.

Debido a su dedicación a su fe, fue condenada al ostracismo por su familia, parientes y resto de la tribu. Los kurdos musulmanes persiguieron a Begê. Incluso los yazidíes recientemente convertidos al Islam también la persiguieron e insultaron por seguir siendolo.

“Cuando había una boda en el pueblo, no la invitaban, y cuando se distribuían alimentos entre los pobres, no le facilitaba nada”, declaró un local a Batman.

Al quedarse sola y conservar su fe a pesar de toda la persecución y los insultos, muchas personas -en particular mujeres- en la islamizada comunidad yazidí, admiraban secretamente a Begê. Con el tiempo, estos sentimientos de admiración convirtieron a Begê en una leyenda, hasta el punto de que cuando alguien quería convencer a otro, juraban por Begê, diciendo “Juro sobre la cabeza, la tumba o el cadáver de Begê”.

Un kurdo que fue entrevistado por Batman cuenta cómo los kurdos fueron introducidos al Islam inicialmente por los ejércitos árabes musulmanes, “los kurdos fueron introducidos al Islam por el califa Omar. Salvajemente, Omar clavó en lanzas las cabezas de los líderes kurdos zoroastrianos, uno por cada kilómetro a lo largo de los caminos, al objeto de mostrar la masacre a todos los habitantes de la región “.

“Durante el salvajismo de Omar, se derramó tanta sangre kurda que, hasta la fecha, se utiliza el término ‘Sorka Alem’ (mundo rojo) para describir esta etapa”.

“Hacia el año 637 d.C., Kurdistán fue invadido por árabes islámicos procedentes del sureste y los habitantes locales fueron masacrados por éstos. Por orden de Omar, todo tipo de documentos históricos, culturales y religiosos fueron quemados y destruidos. Después de esta masacre histórica y cultural, se prohibió hablar kurdo a la población. Trataron de imponer la lengua árabe y la religión a la población local y, sin piedad alguna, cortaban la lengua de aquéllos que se atrevían a hablar kurdo”.

Batman afirma en su libro que casi la totalidad de los yazidíes en su tierra natal fueron asimilados a la fuerza. Hoy en día hay mezquitas y clases coránicas en los pueblos que una vez fueron yazidíes.

Asimismo, Batman hace hincapié en que el estado turco, los musulmanes sunitas locales, así como los yazidíes islamizados, aplican una presión enorme sobre los yazidíes que tratan de mantener sus creencias y cultura.

El libro, publicado en 2014, detalla las diversas presiones sociales, religiosas y económicas ejercidas sobre este pueblo.

Por ejemplo, “cuando un yazidí llevaba unos sacos de trigo en un burro a un molino, inmediatamente le preguntaron de dónde era. Cuando respondió ‘Soy de Mishacerk’ [un pueblo yazidí], le dijeron ‘Eres yazidí, ¿por qué no te conviertes al Islam? ‘Seguidamente, derramaron su carga por tierra y, mientras tanto, su burro escapó. Entonces también lo golpearon. Por lo que el yazidí no sólo perdía el trigo con el que iba a alimentarse, sino también su burro “.

Batman realizó muchas entrevistas y escuchó historias de yazidíes amenazados de muerte si no se convertían; los musulmanes se negaban a comerciar con ellos, llamándolos ‘haram’ (prohibido).

También fueron blanco, junto a los cristianos, durante el genocidio armenio de 1915. Según Batman, había un lema común durante el genocidio: “El que mata a 7 armenios irá al cielo”. También se utilizaba la versión “el que mata a 7 yezidis irá al cielo”.

Tras el final del Imperio Otomano, la República de Turquía, fundada en 1923, también hizo distintos esfuerzos para islamizarlos. Batman expone que el Estado turco ha cambiado los nombres de los pueblos yazidíes para darles nombres turcos, registrado a los yazidíess como “miembros de una religión desconocida” y destruido templos y saqueado tumbas yazidíes.

Según Batman, los yazidíes ubican a sus muertos en sus tumbas yaciendo hacia al sol. Pero muchas tumbas fueron asaltadas y los cadáveres colocados según las normas islámicas -de cara a la Qibla, la dirección de la Kaaba en la Meca-.

Un hombre de 30 años de edad, procedente de Diyarbakir, Turquía, que quiso permanecer en el anonimato, declaró al autor: “Quedaron pocos yazidíess a los que conociera en el pueblo de Mishacek. Pero se hacían pasar por musulmanes porque tenían miedo. Y cuando murieron, fueron enterrados según la fe islámica. ¿Puedes creerlo? A pesar de no ser musulmanes, su entierro se llevó a cabo en una mezquita. Esto es tan devastador, ¿verdad?”.

El libro de Batman es una fuente de reflexión que recuerda a los lectores un tema olvidado para la mayoría, pero significativo: Muchos yazidíess han sido islamizados a largo de los siglos, pero no por voluntad propia.

La mayoría de los kurdos son musulmanes sunitas en la actualidad. Pero la antigua religión de muchos de sus antepasados era el yazidismo y su historia de conversión al Islam no ha sido muy feliz. La comprensión de la historia ayudará a comprender mejor el significado de la resistencia actual de los yazidíess a los yihadistas y supremacistas islámicos.

Fuente: Rudaw.net

Autora: Uzay Bulut

Fecha de publicación del original: 07/10/2016

Traducido por Rojava Azadi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s