La Dialéctica del Fascismo, la Resistencia y la Revolución en Turquía-Bakur

51623cac78f1e5784024ad808cc1f7f1

 

 

Tras el fracasado intento de golpe de Estado en julio, el partido gobernante en Turquía, el AKP, declaró el estado de emergencia en toda Turquía. El presidente Erdogan llamó infamemente el golpe fracasado como un “regalo de Dios”, estableciendo una nueva etapa en Turquía; pasando de ser el llamado “modelo democrático” de Oriente Medio, al fascismo islámico-turco. Esta nueva etapa se manifiesta en el cierre de todos los medios de comunicación no estatales, en el aplastamiento de todos los opositores –estuviesen o no involucrados en el llamado “golpe”.

Sin embargo, con el arresto de los copresidentes Selahattin Demirtas, Figen Yuksekdag, y más de 30 representantes del Partido Democrático de los Pueblos (HDP), el Estado Turco está intentando hacer más que eliminar sus opositores parlamentarios. Este barrido lanza un asalto dramático en la esfera política histórica mundial, la cual ha estado emergiendo lentamente en Turquía durante décadas. ¿Cuáles son las consecuencias de tal acción?

HDP y la Esfera Política

Según Hannah Arendt, Murray Bookchin y Abdullah Öcalan, el significado original de la política en su sentido clásico Helenístico es una forma creativa en la cual las personas pueden autogestionar sus vidas dentro de la comunidad. La “esfera política” es un espacio donde la gente dirige su vida cotidiana fuera del estado-nación centralizado. El foco de este tipo de política es la calidad de vida, un mundo en el que los ciudadanos pueden determinar directamente su vida de una manera libre y ética. Este tipo de política contrasta fuertemente con la política estatista que sólo funciona como asuntos del Estado; un método de manipulación social y técnicas para la ingeniería de consentimento y control humanos.

En su libro Ecología de la Vida Cotidiana (Ecology of Everyday Life), la feminista y ecologista social Chaia Heller define la esfera política como “el espacio en el cual nos afirmamos públicamente como administradores de nuestros propios asuntos comunitarios. Es el espacio en el cual debatimos, decidimos y llevamos a cabo las políticas públicas que dan forma a las prácticas sociales y políticas en nuestras comunidades.”

El HDP, que obtuvo 5 millones de votos en las elecciones anticipadas de Turquía y seis millones en las elecciones del 7 de junio antes del asedio de las ciudades kurdas, está involucrado en la política parlamentaria para impulsar al estado a abrazar la democracia. Sin embargo, quizás lo más importante, el HDP trabaja con ciudadanos a nivel popular para democratizar Turquía y dirigir sus asuntos diarios. Por estas razones, el HDP ha declarado que está cesando toda actividad en el Parlamento y volviendo a trabajar a nivel de base.

Sin embargo, de forma más significativa el HDP forma parte de un proyecto histórico más largo para crear una esfera política en Turquía. El HDP es parte de un intento en curso para construir una auténtica esfera política en el sureste de Turquía (región kurda) que incluya al Partido Democrático de las Regiones (DBP) también. Esta esfera política se entra en los principios de la ecología, el feminismo, la paz, la igualdad y la libertad. A pesar de las inmensas dificultades planteadas por la represión del Estado turco, el HDP ha intentado profundizar la conciencia política y poner sus valores y principios en práctica no sólo para los kurdos, sino para toda Turquía.

El tipo de política que el HDP está luchando por conseguir es creativo. Esto permite a la gente pensar, trabajar y luchar por los que debería ser, no lo que es dentro de la sociedad actual en Turquía. Su filosofía de “autogestión” está enraizada en las propias personas y basada en su empoderamiento a través de instituciones democráticas participativas.

Además de crear la esfera política, el HDP cumple la increíblemente importante función para la paz y la estabilidad en Turquía. La guerra entre el Estado turco y el PKK ha costado 40 mil vidas de ambos bandos desde que comenzó hace tres décadas. Esta guerra se ha movido recientemente desde las ciudades de vuelta a las zonas rurales y ha alcanzado un nivel de intensidad que rivaliza con la década de los 90. El HDP es la única mediación legal entre las dos partes. Es el único partido político con un proyecto de resolución de la cuestión kurda y también representa una tercera vía política que puede comprometerse tanto con el PKK como con los actores estatales.

Sin embargo, el estado turco ha mostrado una vez más con arrestos recientes que no es sincero en la solución de la cuestión kurda. El co-presidente del HDP Demirtas enfatizó: “Cualquiera que sea la situación, continuaremos nuestra lucha democrática. Continuaremos repitiendo nuestros llamamientos de paz”. Pero parece que el Estado turco ha decidido una política que quiere silenciar estos llamamientos. El AKP y la alianza de Erdogan con los ultranacionalistas MHP es otro clavo en el ataúd de la paz y la prueba de que los tiempos oscuros están por venir. Aunque el fascismo conduce a actos irracionales e impensables, no se equivoquen, se trata de una política consciente.

Tras el fallido golpe, el AKP-Erdogan y sus partidarios argumentaron que los golpistas habían querido destruir la “democracia” en Turquía. Este argumento de que los golpistas habían tratado derrocar a un gobierno democráticamente elegido a través de medios armados fue utilizado con frecuencia. Sin embargo, el AKP no se ha abstenido de utilizar su monopolio sobre la violencia, el poder judicial y la ley para destruir y aplastar la democracia encarcelando a los diputados electos del HDP. En este sentido, el AKP se ha convertido en un golpista “legítimo”. El presidente del HDP, Selahattin Demirtas, en un mensaje a través de su abogado llamó a esto “una etapa diferente del golpe” dirigida por el gobierno y el palacio (Erdogan). El arresto de diputados del HDP y miles de miembros del HDP y del DBM significa el fin de la política democrática y la destrucción de la esfera política creada por el HDP. Esta es la única manera en que el gobierno imperante de Erdogan puede mantener el control sobre el poder e impulsar un sistema presidencialista que pretende garantizar el resto de la vida de Erdogan como nuevo jefe de Turquía, reemplazando al ex-jerarca Kemal Ataturk.

Por supuesto, fue un proceso que nos llevó a este punto y hay que tener encuenta que el Estado turco no podría simplemente haber arrestado a líderes políticos democráticamente elegidos sin el consentimiento y el apoyo tácito de las fuerzas capitalistas internacionales encabezadas por los Estados Unidos y la OTAN. Durante los últimos dos años, estos poderes hicieron la vista gorda a las masacres y al politicidio cometido ahora por el Estado turco contra los kurdos de manera regular. El apoyo a las fuerzas kurdas en la Federación de Rojava-Norte de Siria para derrotar al Estado Islámico ha tenido un precio para los kurdos en Turquía-Bakur. El objetivo de estas fuerzas es desarraigar la política revolucionaria en el país. Es una especie de infanticidio, matar este poderoso modelo de gestión de la gente antes de que crezca. El fascismo puede crecer fácilmente en una desertificación política en la que las personas no tienen poder para dirigir sus vidas a través de la política cara a cara de en las instituciones descentralizadas y confederales. Turquía no solo está haciendo esto por sus propios intereses políticos, sino también por los intereses del capital y los poderosos estados que controlan el capital.

Resistencia

La relación entre libertad y dominación es dialéctica; entre la represión y la resistencia se encuentra un conflicto en curso que persiste a lo largo de la historia. Hoy en día, en Turquía, esta tensión es muy evidente. Como dijo Michael Focault dijo elocuentemente en su libro Historia de la Sexualida, “Donde hay poder, hay resistencia”. En Bakur (Kurdistán Norte), el pueblo kurdo tiene sus propios medios para expresar esto, “Cuanto más te conviertes en ISIS, más nos convertimos en Kobane”. Este eslogan refleja el núcleo de resistencia en Bakur. Cuanto más intente dominar el Estado turco al pueblo kurdo, más resisten.

Al encarcelar a los diputados del HDP y a miles de activistas, el Estado turco cree que será capaz de aplastar la resistencia kurda democrática. Esta política sólo conducirá a un callejón sin salida, algo que la historia reciente y la memoria nos muestran que es verdad. Esta no es la primera vez que los políticos kurdos están siendo encarcelados. En 1993 los representantes kurdos del Partido del Trabajo del Pueblo (HEP), entre ellos Leyla Zana y Hatip Dicle, fueron encarceladas durante 10 años. Durante estos años, miles de aldeas fueron destruidas y millones de personas fueron desplazadas. Sin embargo, esto solo fortaleció al movimiento kurdo en todas las esferas. A pesar del secuestro del líder del PKK Abdullah Öcalan en 1999, que terminó este periodo de la historia, los kurdos, con el liderazgo ideológico de Öcalan desde la prisión, reestructuraron sus movimientos para convertirse en uno de los más progresistas de Oriente Medio.

En el caso de Öcalan y en el caso general del movimiento kurdo, las cárceles se han convertido en una esfera de resistencia que sirve de ejemplo para otros movimientos revolucionarios en todo el mundo. Los kurdos nunca han olvidado que los fundadores del PKK provocaron el fuego de la revolución en la prisión de Diyarbakir. La historia de Mazlum Doğan y sus amigos se ha convertido en memoria colectiva. Hace solo unos días Zehra Epli (Zeynep Sason) una miembro del Partido de la Liberación de la Mujer del Kurdistán (PAJK), se incendió en la prisión de Gebze en el oeste de Turquía para protestar contra la guerra del gobierno turco contra los kurdos. En un mensaje parlamentaria encarcelada del HDP Selma Irmak hizo eco de esta llamada a la resistencia, “ La resistencia continuará, nuestra gente resistirá fuera, y nosotras resistiremos aquí. Las cárceles han sido [siempre] nuestra segunda dirección,” dijo. Actualmente hay decenas de protestas todos los días a lo largo del mundo entero por el fin de las políticas de Estado y por la puesta en libertad de todos los presos políticos.

Conclusión

La destrucción de la esfera política y de la política democrática en Turquía-Bakur tendrá consecuencias que van más allá de las fronteras de Turquía. Los acontecimientos recientes ya han provocado una nueva ola de resistencia y pensamiento revolucionario en todo Kurdistán, uniendo a la gente en su apoyo al HDP, pero también consolidando la filosofía del HDP. Miles de personas salieron a las calles en las cuatro partes del Kurdistán para exigir la liberación de los diputados del HDP. Esta reivindicación de la voluntad política y la esfera atravesó incluso las regiones kurdas y encontró voz en las calles de Europa a Afganistán o Japón.

Como Osman Baydemir, otro diputado del HDP declaró tras los arrestos; “Este es mi llamamiento al presidente Erdogan. Si nos detiene o nos arresta aunque nos corte en pedazos, nunca renunciaremos a nuestra demanda de libertad, Como personas y como fieles servidores de estas personas. Bajo ninguna circunstancia, jamás nos rendiremos”.

Los kurdos de Turquía-Bakur son lo mismo que la gente que derrotó al ISIS en Kobane y en otras partes. Esto no se debe a que sean de la misma etnia, sino a que poseen la misma filosofía. Una vez que su libre albedrío ha sido provocado, ya no puede ser erradicado.

Esta filosofía, centrada en las ideas de Abdullah Öcalan, tiene el potencial de traer consigo la democracia, la paz y la estabilidad, la secularidad, la igualdad de género, el pluralismo político y la libertad no solo para Turquía-Bakur, sino también para todo Oriente Medio.

Fuente: Kurdish Question

Autoría: Cihad Hammi

Fecha de publicación del original: 11/11/2016

Traducido por Rojava Azadî

 

 

One comment

  1. Me parece una gran contradiccion ideologica. Primero aborrecer el estado y luego elogiar a un partido político que hace parlamentarismo. Pero sin contradicciones és imposible avanzar. Saludos de parte de un independentista ecologista catalan.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s