Confederalismo Democrático en Kurdistán [Examen y análisis crítico de Cooperative Economy]

commune.jpg

Confederalismo Democrático en Kurdistán

La región kurda está actualmente sometiéndose a una transformación. La gente se está organizando en asambleas y cooperativas populares, declarando su autonomía del Estado y su deseo por una democracia real. Ideas feministas y anticapitalistas están floreciendo. Estos cambios están inspirados por una nueva idea: el Confederalismo Democrático. Estos movimientos tienen la capacidad de transformar la realidad de millones de personas en Kurdistán, y potencialmente extenderse al conjunto de la sociedad de Oriente Medio. El año pasado visitamos Bakur, la parte de Kurdistán dentro de las fronteras turcas, y Rojava, la región autónoma de mayoría kurda en Siria.

Este artículo examina la teoría y la práctica del Confederalismo Democrático en Bakur y Rojava, y continúa analizando cómo podemos involucrarnos en solidaridad, manteniendo una perspectiva crítica y honesta.

Hemos intentado entender la teoría y la práctica del Confederalismo Democrático lo mejor que hemos podido, y hemos seguido el consejo de muchos amigos kurdos, así como de activistas que han visitado la región. Esperamos dar una descripción precisa. Sin embargo, cualquier error o inexactitud es completamente nuestro.

Algo de historia

Históricamente, la región conocida como Kurdistán se extendía por el este del Imperio Otomano. Después de la Segunda Guerra Mundial, los ingleses, franceses y sus aliados dividieron el imperio. Muchos kurdos presionaron a los poderes imperialistas para conseguir un estado propio, pero no tuvieron éxito. En 1923, se fundó la república turca, adoptando una ideología nacionalista turca. Cualquier referencia a las identidades étnicas no musulmanas turcas / o suníes dentro de Turquía era criminalizada. Se prohibió hablar kurdo. Una serie de revueltas kurdas en los años 1920 y 1930 fueron reprimidas por el gobierno autocrático de Mustafa Kemal, con decenas de miles de muertos.

La población kurda en Oriente Medio se encuentra ahora dividida en cuatro estados: Turquía, Iraq, Siria e Irán. En la lengua kurda kurmanji, las cuatro partes de Kurdistán son conocidas respectivamente como Norte (Bakur), Sur (Bashur), Oeste (Rojava) y Este (Rojhilat).

En 1978, se fundó el Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), basado en las ideas Marxistas-Leninistas de liberación nacional. El PKK comenzó una lucha armada contra el estado, con el objetivo de conseguir un Kurdistán independiente.

Durante los años de 1980 y 1990 el PKK se levantó contra el Estado turco, pidiendo la independencia. La lucha armada se encontró con la tortura, el asesinato y la limpieza étnica dirigida a la totalidad de la población kurda por parte de las fuerzas de seguridad del gobierno turco. Cerca de 3000 pueblos kurdos fueron sistemáticamente quemados durante los años de 1990.

Del Marxismo-Leninismo al Confederalismo Democrático.

Después de la captura de su líder Abdullah Öcalan en 1999, los mensajes y declaraciones del PKK comenzaron a cambiar. Influenciados por las ideas comunistas del ecologista social estadounidense Murray Bookchin, así como Emma Goldman y los Zapatistas, Öcalan y otros en el PKK comenzaron a criticar a los estados-nación, y el objetivo manifestado por el PKK cambió desde la creación de un Kurdistán independiente al Confederalismo Democrático. Vamos a resumir aquí lo que Öcalan y otros dicen sobre el Confederalismo Democrático, antes de ver cómo esas ideas se han puesto en práctica en Rojava y Bakur.

Sobre el estado-nación Öcalan dice:

El derecho a la autodeterminación de un pueblo incluye el derecho a un estado propio. Sin embargo, la fundación de un estado no incrementa la libertad de un pueblo. El sistema de las Naciones Unidas, el cual está basado en estados-nación sigue siendo ineficiente. Mientras tanto, los estados-nación se han convertido en serios obstáculos para cualquier desarrollo social.” [1]

Y sobre el Confederalismo Democrático:

“El Confederalismo Democrático es el paradigma del pueblo oprimido. El Confederalismo Democrático es un paradigma social no estatal. No está controlado por un estado. Al mismo tiempo, el Confederalismo Democrático es el modelo organizativo cultural de una nación democrática.”

“El Confederalismo Democrático está basado en la participación popular. El proceso de toma de decisiones emana de las comunidades. Los niveles superiores solo sirven para la coordinación e implantación de la voluntad de las comunidades que envían sus delegados a las asambleas generales.” [2]

Mirando más de cerca estas ideas, el Confederalismo Democrático está basado en la idea de que la sociedad puede operar de manera completamente democrática a través de redes de asambleas populares o comunas, lo que forma confederaciones entre sí a través de las regiones. Las asambleas locales eligen a los representantes en los niveles de barrio o pueblo y estos portavoces representan a su asamblea en los niveles de ciudad o región. De nuevo, la ciudad o región elige portavoces que los representen en los niveles superiores.

La idea es que el poder real permanezca con la población y no con las burocracias estatales. De acuerdo con Öcalan, seguiría siendo necesaria una forma de gobierno, pero solamente para implementar las decisiones tomadas por las asambleas, cuyos portavoces serían elegidos en un nivel de barrio o vecindario.

Estas ideas deben mucho al trabajo del ecologista social estadounidense, Murray Bookchin.

En 1990 Bookchin escribió:

“¿Entonces qué es el confederalismo? Es, sobretodo, una red de consejos administrativos cuyos miembros o delegados son elegidos en asambleas democráticas de enfrentamiento popular…Los miembros de estos consejos confederales son puramente encargados, revocables y responsables ante la asamblea que los elige…Su función es, por consiguiente, puramente administrativa y funcional, no política…” [3]

En su folleto, “Confederalismo Democrático”, Öcalan aboga por una sociedad que respeta las diferencias étnicas, religiosas y culturales. Él declara que:

“Es un derecho natural el expresar la identidad étnica, cultural o nacional de cada uno con la ayuda de una asociación política. Sin embargo, este derecho necesita una sociedad ética y política. Si el estado – nación, república, democracia, confederación democrática están abiertos a hacer concesiones relativos al estado o las tradiciones gubernamentales, ello permitirá una coexistencia igualitaria.” [4]

Öcalan ve el Confederalismo Democrático como un modelo para todo Oriente Medio:

“Finalmente, déjame manifestar de nuevo que los problemas de Oriente Medio están profundamente arraigados en la civilización de clase. Se han reforzado con la crisis global de la modernidad capitalista. Esta modernidad y su demanda de dominio no puede ofrecer ninguna solución, sin mencionar a una perspectiva a largo plazo para la región de Oriente Medio. El futuro es el Confederalismo Democrático.” [5]

El Confederalismo Democrático enfatiza en la formación de una economía social, basada en cooperativas organizadas a nivel popular. En Rojava, las cooperativas están vinculadas con las propias comunidades. De acuerdo con Saleh Muslim, copresidente del PYD, partido afiliado al PKK en Rojava:

“Las asociaciones cooperativas son la mejor personificación de la economía cooperativa, la asociación se basará en las comunidades, lo que significa que la sociedad es la principal representante de la economía.”

El feminismo está enfatizado en la teoría del Confederalismo Democrático.

Según Öcalan: “La liberación de la vida es imposible sin una radical revolución de las mujeres.” [6] En Bakur y en Rojava las asambleas locales, las comunas, los partidos políticos y los barrios han establecido un sistema de co-representación, o co-presidencias, donde cada puesto debe de estar ocupado por un hombre y una mujer. Muchos movimientos y organizaciones tienen una cuota para la participación femenina. Por ejemplo, hablamos con una asamblea ecologista en Bakur en julio de 2015 que nos contó que no aceptaría a ningún hombre más hasta que cierto número de mujeres se hubiese unido.

Las personas han tratado de implementar estas ideas en Kurdistán durante más de 10 años. En 2005, la Confederación de los Pueblos de Kurdistán (KCK) fue fundada con el propósito de implementar las ideas del Confederalismo Democrático en las cuatro partes de Kurdistán. [7]

Confederalismo Democrático en la práctica en Bakur

En Bakur, la región de Kurdistán dentro de las fronteras de Turquía, las personas han tratado de llevar estas ideas a la práctica durante casi una década. El Congreso Democrático Kurdo (DTK), creado en 2007, actúa como una organización paraguas, y tiene el objetivo de establecer el Confederalismo Democrático en Bakur. Se reúne cada tres meses y está formado por representantes de diferentes grupos étnicos y partidos políticos así como de portavoces de asambleas locales.

Funciona como un parlamento, y trata de crear una nueva sociedad bajo el peso de la represión de la ya existente. Desde el establecimiento del DTK, se han fundado asambleas locales por todo Bakur. El DTK ha fundado también comisiones regionales para encargarse de problemas como la ecología, la economía, la educación, el lenguaje, la religión, la cultura, la ciencia, la diplomacia, las mujeres y los jóvenes.

Las personas involucradas en estos movimientos suelen expresar su deseo de alcanzar una  autonomía democrática  a través de la organización de las personas en asambleas y comunas populares. Siguiendo con esto, el término “Confederalismo Democrático” es usado para describir redes de estas asambleas locales que se unen en una confederación.

El movimiento de autonomía democrática está apoyado por el Partido Democrático de los Pueblos (HDP), quien tiene 59 asientos en el parlamento turco y controla muchos distritos en Bakur. Otro partido, el Partido de las Regiones Democráticas (DBP), está en algunas elecciones municipales, pero trabaja principalmente hacia el establecimiento de la autonomía democrática. El PKK también lo apoya.

Desde el inicio del movimiento por el Confederalismo Democrático en Bakur, los activistas se han enfrentado a una intensa represión estatal. El PKK figura como un grupo terrorista prohibido en Turquía. Debido a que el PKK forma parte del KCK, la organización paraguas que aboga por el establecimiento del Confederalismo Democrático en las cuatro regiones de Kurdistán, el KCK ha sido prohibido también. Miles de personas han sido arrestadas por conexiones con el KCK, incluidos muchos políticos del HDP y el DBP.

Sin embargo, esto no ha hecho que el movimiento pare de crecer. Cuando visitamos Bakur en julio de 2015, las asambleas y comisiones locales estaban organizando cooperativas. Por ejemplo, visitamos muchas cooperativas agrícolas en la región de Wan (Van en turco), las cuales se han establecido en tierras donadas por terratenientes del Partido de las Regiones Democráticas. Los beneficios de la cooperativa son repartidos entre los trabajadores. También visitamos una tienda cooperativa que había sido creada por la comisión económica del DTK en Wan.

demconfednew
Trabajadores de una cooperativa de apicultura en un pueblo cerca de Wan (Van) / Cooperative Economy

 

demconfednew2_0
Tienda cooperativa abierta por la Comisión de Economía del DTK en Wan (Van) / Cooperative Economy

 

Las asambleas femeninas y las asambleas ecologistas son también una parte del DTK. Por ejemplo, los activistas medioambientales son formados en una asamblea ecologista en la ciudad de Batman, la cual nos contaron está representada en el DTK. Las mujeres tienen también una organización paraguas paralela, la Unión de Mujeres Libres.

Cada vez más, las personas están girando hacia el Partido de las Regiones Democráticas (DBP) y las asambleas para solucionar disputas, en vez de ir a la policía y los tribunales. En la región de Wan, observamos personalmente a locales pidiendo al DBP que arbitrara en disputas.

Desde los éxitos electorales del HDP en junio y noviembre de 2015, la policía y el ejército ha intensificado los ataques contra los kurdos, particularmente contra los activistas involucrados en el movimiento por la Autonomía Democrática. En muchas áreas, las personas están levantando barricadas contra la policía y leen en voz alta declaraciones de autonomía. En estas ciudades, la policía y los militares turcos han iniciado una guerra total, usando tanques, morteros y helicópteros de combate para atacar calles residenciales. Unidades armadas de autodefensa, incluyendo las unidades exclusivas de mujeres, se han fundado en los niveles locales de muchos sitios como respuesta.

El DTK ha anunciado que toda Turquía, no sólo la región kurda, podría operar a través de regiones autónomas de autogobierno. De acuerdo con una declaración del DTK en diciembre de 2015:

 ”La Autonomía Democrática como la solución al problema kurdo no puede estar separado de la democratización de toda Turquía. Las declaraciones de Autonomía Democrática son, por consiguiente, pasos hacia una democratización de Turquía. Los consideramos legales, necesarios y apropiados para todas las personas de Turquía. Indudablemente las democracias locales tomarían diferentes formas dependiendo de las condiciones y las necesidades del área, región y comunidad. Bajo la autonomía local de diversas identidades, cada área podría alcanzar una democratización dentro de sus propias circunstancias.”

Al igual que Öcalan, el DTK espera que el sistema de asambleas tome muchas otras funciones del estado:

“Algunas funciones -económica, judicial, de defensa- podría permanecer en el centro pero el resto -como la educación, la agricultura, el turismo- tienen que ser delegadas a las regiones autónomas.”

La declaración continúa diciendo:

“El modelo de gobierno que debería dominar en el mundo hoy es, indiscutiblemente, la democracia. Ningún gobierno que administre centralmente cada calle, vecindario, pueblo y ciudad puedes ser legitimado; la democracia requiere de la autonomía de las unidades locales.”

Confederalismo democrático en Rojava

En 2003, el Partido de la Unión Democrática (PYD), alineado con el PKK y el movimiento por el Confederalismo Democrático, empezó a organizarse en Rojava. Desde 2005, las personas intentaron llevar las ideas del Confederalismo Democrático a la práctica. En agosto de 2011 se formó una organización paraguas llamada el Movimiento por el Cambio Democrático (TEV-DEM). En diciembre de 2014, Janet Biehl entrevistó a Aldar Xelîl, supuestamente uno de los co-fundadores del TEV-DEM, sobre el origen de la organización:

“La historia del TEV-DEM es muy larga. En 2003 nos movilizamos bajo el nombre de PYD. Hasta 2005 operamos como un partido. Después de 2005 decidimos que no podíamos conseguir una organización social y política en la sociedad como un partido. Necesitábamos un diferente techo para esto. Estábamos en una investigación, una búsqueda. Después del 2005 dejamos las cosas políticas al PYD y organizamos una sociedad de forma anónima, independiente del PYD.” [8]

Mientras el levantamiento sirio contra el presidente Bashar Al-Assad tomaba ímpetu en 2011, el PYD y el TEV-DEM aprovecharon la oportunidad del consiguiente vacío de poder para organizar asambleas a gran escala, siguiendo el modelo del Confederalismo Democrático.

En 2012, mientras el régimen de Assad se debilitaba, este movimiento fue capaz de tomar el control de la mayor parte de Rojava del régimen, y encargarse de edificios gubernamentales, colegios y hospitales. Rojava fue organizada en tres cantones autónomos: Cizîrê, Kobanî y Efrîn. Para un análisis crítico de porqué el régimen se retiró de Rojava lee la entrevista de Joseph Daher con la activista y periodista siria Shiar Nayo aquí (inglés).

map

Para ampliar la participación en el movimiento, se formó el Consejo del Pueblo del Oeste de Kurdistán (MGRK), compuesto de diversos grupos y partidos políticos. Mientras tanto, algunos partidos, muchos de los cuales son leales a Massoud Barzani, dirigente del KDP, en el vecino Bashur, eligieron permanecer fuera de este sistema.

Aquí un diagrama mostrando el sistema que se ha desarrollado desde entonces, basado en la descripción de Ercan Ayboğa en “Revolución en Rojava”. “Revolución en Rojava”. (Disponible en inglés)

democratic confederalism diagram-4.jpeg

La comuna

La comuna es el nivel base del sistema de consejos de Rojava. En general, las comunas están formadas por entre 30 y 400 casas en una ciudad, o un pueblo entero. La población completa de la comuna se reúne cada dos semanas, y eligen una junta. La junta se reúne cada semana, y todos los miembros de la comuna pueden asistir a las reuniones de ésta si quieren. Todos los cargos deben ser ocupados por un copresidente masculino y uno femenino. Todos los representantes son revocables por los miembros de la comuna.

Visitamos a Mala Gel, o la casa de la gente, dirigido por la comuna de Şehit Hozan en Amude en el cantón de Cizîrê en Rojava, donde hablamos con el copresidente masculino de la comuna. La comuna de Şehit Hozan representa a 400 familias en su vecindario quienes votan a la junta de la comuna. Nos contaron que la comuna tiene comisiones que se ocupan de los servicios, la economía, la enseñanza del lenguaje kurdo, organizar lecturas, autodefensa, reconciliación y justicia.

La comisión de reconciliación y justicia de la comuna intenta resolver los problemas que surgen entre los miembros de ésta. Por ejemplo, nos contaron que recientemente se había pedido a la comisión que mediara cuando alguien resultó herido en un accidente de tráfico y cuando hubo una disputa sobre la propiedad de una tierra. Nos contaron que a menudo la comisión es capaz de resolver estas disputas.

La comisión de autodefensa de la comuna organiza la autodefensa armada de la comuna. Las unidades de autodefensa de la comuna operan anónimamente desde las Unidades de Protección de YPG e YPJ y las fuerzas de seguridad Asayîş.

La comuna también organiza las reuniones públicas. Fuimos invitados a una de ellos, organizado por la comuna Şehit Hozan. Asistieron cerca de cincuenta hombres y mujeres locales y se trataron temas sobre el anticapitalismo y el feminismo. La charla fue dada en Kurmanji (la lengua kurda hablada en Rojava) y traducida al árabe.

El Consejo de la comuna de Vecindarios/ Pueblos y el nivel Regional

La junta de cada comuna en Rojava manda representantes del Consejo de Vecindario/ Pueblo, un cuerpo formado por entre 7 y 30 comunas. Por turnos, el Consejo de Vecindario/ Pueblo, eligen una junta, quien los representara en el tercer nivel, el nivel Regional.

El nivel regional está formado por representantes de la junta procedentes del segundo nivel, además de los lugares reservados para cinco representantes de partidos políticos y organizaciones de la sociedad civil dentro del TEV-DEM.

Conocimos a la Unión Democrática de la Juventud en Kobanî, anteriormente llamada la Juventud Revolucionaria, quien es una de las organizaciones sociales civiles que tienen un sitio reservado para ellos dentro del sistema. Ellos nos dijeron:

“El propósito de nuestra organización es construir la igualdad entre hombres y mujeres y proteger el medio ambiente. Nuestras organización no es solo para las juventudes kurdas. También tenemos miembros árabes, armenios y turcomanos.”

Consejo de Pueblos del Oeste de Kurdistán (MGRK)

El cuarto nivel del sistema de consejos es el Consejo de Pueblos del Oeste de Kurdistán (MGRK), compuesto por representantes de todos los consejos regionales y representantes de los grupos dentro del TEV-DEM. El MGRK debe aportar la coordinación entre los tres cantones de Rojava, pero la actual situación bélica impide al MGRK reunirse juntos en una localización.

Cada nivel del sistema de consejos, desde la comuna en ascenso, tiene un consejo de mujeres. Estos consejos de mujeres están formados por la Unión de mujeres Yekîtiya Star (ahora llamada Kongira Star). Nos reunimos con Yekitiya Star en Kobanî. Nos dijeron que las mujeres de Yekîtiya Star iban a todas las comunas del área y organizaban entrenamientos en el fortalecimiento de la mujer.

El contrato social

En enero de 2014 un contrato social fue aprobado para los tres cantones por 50 partidos políticos y organizaciones. El acuerdo del contrato social fue un intento de atraer una participación más amplia a las políticas en Rojava. Enfatiza la igualdad de género y la igualdad de derechos para todas las identidades étnicas, el derecho a ser educado en su propia lengua y garantiza que aquellos que busquen asilo político no serán deportados. El contrato social invita a otras regiones de Siria a adoptar el modelo de cantones y a formar regiones de autogobierno que puedan trabajar juntas en una confederación.

El contrato social expone una estructura para la formación de gobiernos, conocidos como Administraciones Autónomas Democráticas (a veces llamadas la Auto-administración Democrática), en cada uno de los tres cantones. De acuerdo con el contrato, un consejo legislativo es elegido por toda la población, quien por turnos elige a un  consejo ejecutivo. En el momento en que esto se escribe (mayo del 2016) las elecciones aún no han ocurrido y el consejo legislativo está compuesto por partidos y organizaciones que aceptaron la carta estatutaria, junto con representantes de diferentes grupos étnicos.

Hemos oído planes para que al MGRK de cada cantón le sean asignados el 40% de los asientos en las asamblea legislativa, integrando el sistema de consejos con la Administración Democrática Autónoma.

Los consejos municipales fueron adquiridos cuando los oficiales de Assad se marcharon en 2011. Bajo una nueva carta estatutaria estos consejos municipales será dirigidos por el pertinente Consejo Ejecutivo. Las primeras elecciones para estas administraciones municipales se celebraron en 2015.

La declaración de la federación

En marzo de 2016 representantes de los tres cantones de Rojava se reunieron en Derike, en el cantón de Cizîrê, y aprobaron una declaración formal de federación. Esto significa que los tres cantones de Rojava son ahora parte de la “Federación Democrática de Rojava – Siria del norte” (DFRNS). La declaración proclama que el DFRNS apunta “a conseguir una Siria democrática y federal, en lugar de una administración centralizada, teniendo en cuenta las características históricas, geográficas, culturales, demográficas y económicas cuando se establezcan las federaciones democráticas.”.“Las Regiones auto-administrativas” dentro del DFRNS se organizarían ellas mismas “basándose en consejos, academias, comunas y cooperativas.”

Para una visión crítica siria sobre la declaración del federalismo ver aquí 

Aunque el movimiento por el Confederalismo Democrático en Rojava tiene sus raíces en la lucha kurda por la autonomía, es multiétnico. Conocimos personas árabes y arameas que estaban involucrados tanto en las comunas como en las Administraciones Democráticas Autónomas (DAA) en Rojava. Las plazas en la DAA están reservadas para representantes de diferentes grupos étnicos.

Una llamada por la solidaridad crítica

Cuando hablamos sobre Kurdistán, y particularmente sobre Rojava, el debate se centra a menudo en si la revolución es perfecta. También solemos debatir en si la sociedad en Rojava es utópica, incluso mientras nuestros propios movimientos sociales están lejos de ser perfectos.

Los argumentos suelen estar polarizados en un apoyo completo de todos los aspectos del movimiento en Rojava o una posición que afirma que las imperfecciones dentro del experimento en Rojava quieren decir que no tenemos nada que hacer con ello.

A nosotros nos gustaría argumentar encarecidamente por una postura de solidaridad crítica, para mantener una perspectiva crítica y no dogmática que entienda los movimientos en Bakur y Rojava por los que son. Para criticar los aspectos problemáticos pero también para solidarizarse con los positivos y liberadores movimientos que están teniendo lugar, como la resistencia contra Daesh, la lucha por la autonomía, la lucha contra la represión del Estado turco, los movimientos hacia el feminismo, hacia la construcción de cooperativas y hacia el anticapitalismo. Estos movimientos tienen el potencial para transformar la sociedad tanto en Kurdistán como en Oriente Medio.

Pero hay aspectos en la situación en Rojava donde pensamos que es importante mantener una perspectiva crítica. Por ejemplo, en este momento los partidos políticos, y sus organizaciones militares y de seguridad asociadas, tienen mucho poder tanto en Rojava como en Bakur. Tanto en el DTK de Bakur como el sistema de consejos en Rojava, se distribuyen plazas entre los representante de los partidos políticos. Esto garantiza que los partidos políticos tengan siempre voz dentro de las estructuras del Confederalismo Democrático, sin importar si representar el punto de vista del pueblo en las asambleas populares. El más poderoso de estos partidos es el PYD, quien según Shiar Nayo, ha actuado para suprimir a los activistas independientes y a los críticos de sus políticas. Muchas personas dentro del movimiento dicen que estos partidos políticos solamente están allí porque el movimiento está en sus comienzos, y que en el futuro no se les necesitarán, pero son obviamente un sitio donde el poder podría consolidarse. El escritor kurdo Ercan Ayboğa nos contó que espera que el poder sea atraído hacia las bases.

“Los partidos políticos son un instrumento de aproximación política e ideológica que tienen un cierto papel. Su papel se ha vuelto en los últimos años lentamente menos significativo en la vida política. Cada vez más, las diferentes estructuras autoorganizadas de mujeres, jóvenes etc se están volviendo más importantes. Es un proceso lento porque durante décadas las personas kurdas pensaban sólo en las categoría de los partidos políticos y lleva tiempo hacer cambios.”

Otros órganos que merecen un examen crítico son los consejos ejecutivo y legislativo de Rojava. En la teoría del Confederalismo Democrático, estos organismos sólo deben cumplir el deseo del sistema de consejos. Pero queda por ver si el poder permanece en las bases, o si gravita hacia los niveles de gobierno. Como el anarquista kurdo Zaher Baher dice:

“Tengo la impresión de que siempre y cuando el poder del DSA (Administración Autónoma Democrática) aumente, el poder del TEV-DEM disminuirá y lo contraria podría ocurrir también”. [9]

También, la existencia de una fuerza de seguridad centralizada, Asayîş, la cual es en gran parte independiente del sistema de consejos, parece ir en contra de la idea de que el poder esté en las comunas populares. Pero en el contexto de la guerra civil siria y los ataques del Daesh, una buena seguridad es claramente necesaria y estamos contentos con los frecuentes controles del Asayîş, los cuales nos ayudaron a mantenernos a salvo durante nuestra visita en 2015. Muchos del movimiento, incluidos miembros de Asayîş, mantienen que la organización se disolverá cuando ya no sea necesaria. Se están dando pasos prácticos hacia este final, con la fundación de fuerzas armadas de defensa por parte de las comunas. Medran Gia Kurd del TEV-DEM nos contó que el TEV-DEM estaba comprometido en dar apoyo y entrenamiento a las comunas para que fundaran sus propias fuerzas de defensa. Debido a este proceso, Asayîş, no tiene el monopolio en el uso de la fuerza en Rojava.

Quizás las fuerzas más poderosas en Rojava son las Fuerzas de Protección YPG y las YPJ. Estas fuerzas han sido la clave de la supervivencia del Confederalismo Democrático en Rojava. Sin embargo, hay evidencias de que actuaron opresivamente en el pasado, disparando contra manifestantes en Amudê en 2013. Además, ¿cuántas personas en Rojava tiene una opinión sobre las alianzas formadas por estas organizaciones militares? Un claro ejemplo es la naturaleza cambiante de la alianza con Estados Unidos, la cual quizás sea necesaria para el éxito de la lucha contra Daesh, pero que diríamos, tiene el potencial para amenazar la revolución social popular en Rojava.

En 2014, cuando Kobanî estaba bajo el ataque del Daesh, los Estados Unidos, de mala gana y con retraso, empezaron a bombardear en coordinación con los YPG y las YPJ. El apoyo aéreo estadounidense fue un factor importante en la liberación de Kobanî. Desde entonces, la cooperación militar con Estados Unidos contra Daesh ha aumentado.

Muchas personas en Rojava tienen una perspectiva crítica sobre la alianza. Cuando hablamos con Bedran Gia Kurd del TEV-DEM, dijo:

“Hay una coordinación diaria con el ejército de Estados Unidos porque nuestro enemigo es el mismo, pero no es un acuerdo a largo plazo. No hay garantías para esta coordinación. Es temporal. Quizás en el futuro no haya esta coordinación. La coordinación en el futuro se basará en cómo proteger nuestros principios. Por lo tanto, si esta coordinación compromete nuestro proyecto, no la aceptaremos.”

Pero, tal y como Zaher Baher señala, Saleh Muslim, copresidente del PYD, en una entrevista con el Instituto kurdo de Washington, ofreció un punto de vista diferente:

“America es un superpotencia que fomenta la democracia globalmente, e intenta desarrollarla y difundirla por todo el mundo.” [10]

Otras figuras del PYD han pedido inversiones de empresas internacionales en Rojava, aparentemente sin reconocer que eso amenazaría los movimientos hacia una economía anticapitalista y cooperativista en Rojava. [11]

Por supuesto, estas declaraciones por parte de los políticos puede que esté planeadas como pasos pragmáticos hacia la obtención de apoyo internacional para su lucha por la autonomía y enfrentamiento contra Daesh. Pero, en el mejor de los casos, estos políticos están jugando un juego extremadamente peligroso. En el peor de los casos, están completamente en desacuerdo con los elementos anti-imperialistas y anticapitalistas del movimiento.

Otro problema es la veneración a la figura de Abdullah Öcalan. En casi cada entrevista que llevamos a cabo sobre el Confederalismo Democrático, las personas nos decían que sus ideas venían de su líder. Este hábito de deferir a Öcalan va en contra de las ideas de que las bases tienen el poder de dar forma a la sociedad por sí mismos. Como Zaher Baher apuntaba:

Durante algún tiempo, Abdullah Öcalan, en recientes libros y mensajes de texto, ha denunciado y rechazado al estado y la autoridad. Pero hasta ahora no he oído que él haya rechazado su propia autoridad y censurado a aquellas personas que le consideran un gran líder y que trabajan duramente para otorgarle una posición sagrada. La actitud de Öcalan no puede ser correcta a menos que él rechace su propia autoridad y liderazgo.” [12]

Hemos oído que en algunas obras Öcalan, las cuales hasta ahora solo están disponibles en alemán, analiza críticamente su papel como líder. No hemos visto las traducciones a estos escritos. Pero el problema no es sólo si Öcalan rechaza su papel de líder. Está en que él es tratado como un líder por muchos dentro de los movimientos por el Confederalismo Democrático. Esto es particularmente notable en los movimientos femeninos donde, por un lado están las mujeres que dicen que son una organización de naturaleza femenina, y por otro lado están las que dicen que sus ideas provienen de Öcalan.

Creemos que la solidaridad más útil con los movimientos en desarrollo hacia el Confederalismo Democrático, no es el rechazar todos los pasos positivos que se están tomando por las imperfecciones del movimiento, ni tampoco hablar solamente de los positivos. Más bien, debemos mantenernos como un amigo que apoye y sea honesto con el movimiento, un amigo que no huya de entrar en acción en solidaridad con estas luchas por una sociedad mejor, pero quien tampoco tenga miedo de hablar honestamente, abiertamente y críticamente.

Movimientos populares con la capacidad de cambiar la sociedad

Los movimientos por el Confederalismo Democrático en Rojava y Bakur son lugares donde están floreciendo ideas anticapitalistas, feministas, antiautoritarias y en contra del estado. Tienen la capacidad de transformar la realidad de la sociedad para millones de personas. Estos cambios están siendo realizados por personas en niveles populares, quienes están inspirados por las ideas de la revolución, no por políticos o instituciones gubernamentales.

El establecimientos de comunas y asambleas en Bakur y Rojava ha fortalecido a las personas para tomar decisiones en muchas áreas de sus vidas que antes estaban controladas por el estado. Por ejemplo, desde el establecimiento de las comunas en Rojava ha habido creativos intentos de construir nuevos métodos para lidiar con el comportamiento problemático. Como se ha descrito anteriormente, cada comuna tiene una comisión de verdad y reconciliación para lidiar con los problemas que surgen en la comunidad. Para incidentes más serios, como asesinatos, hay un “tribunal popular” en el nivel regional, con jueces elegidos por la comuna, que oyen el caso. Estos jueces todavía tienen el poder de mandar a la gente a prisión pero, Ercan Ayboğa, un activista kurdo de Bakur que ha visitado Rojava nos contó en 2016:

“Todavía hay prisiones en Rojava pero el número de prisioneros es muy bajo. Por ejemplo, en (la ciudad de) Serekaniye el número de prisioneros es 20 comparados con los 200 de la época de Assad. El tribunal intenta evitar enviar a la gente a prisión. Ellos intentan usar otras medidas como mandar a la gente a trabajar en otra área, solicitando que abandone la zona por un cierto periodo de tiempo, o educando o entrenando a la persona acusada.”

Sin embargo, de acuerdo con Ercan, este sistema está siendo criticado por las personas dentro de Rojava y están empezando a experimentar con una alternativa, la “plataforma de la justicia”. En este nuevo sistema las comisiones de justicia y reconciliación pueden pedir apoyo con problemas graves formando una plataforma de la justicia. La plataforma de la justicia está formada por entre 200 y 300 personas desde “mujeres, jóvenes, otros movimientos políticos y otras organizaciones del vecindario. Ellos analizan el caso e intentan alcanzar un consenso.”

El hecho es que ninguna fuerza tiene un monopolio en el uso de la violencia y que, en Rojava, las comunas estén desarrollando fuerzas de defensa armadas lo que puede ser el factor clave para mantener el poder en el nivel popular. El hecho de que las bases estén armadas hace más difícil al poder el consolidarse, por ejemplo, con la Administración Autónoma Democrática o el ejército.

Los movimientos femeninos en Bakur y Rojava son quizás el elemento más inspirador en la actual situación en Kurdistán. Cuando estuvimos en Bakur y Rojava conocimos a mujeres decididas a luchar contra el patriarcado, y se sentía como si de verdad hubiese una oportunidad para que ocurriesen cambios. Nos reunimos con una academia de mujeres en Amed (Diyarbakır en turco) quienes estaban involucradas en organizarse contra la violencia masculina. Nos contaron que trabajaban con mujeres afectadas por la violencia de sus maridos y organizaban acciones colectivas contra ello. También organizaban entrenamientos en el fortalecimiento de las mujeres dentro de sus comunidades. Las mujeres tanto de Rojava como de Bakur nos contaron que los hombres no aceptaban simplemente estas ideas, pero que hacer un cambio era una lucha en curso.

Los movimientos por el Confederalismo Democrático han abierto también espacio para las ideas anticapitalistas. Las charlas organizadas por las comunas en Rojava, por ejemplo, son una poderosa manera de difundir las ideas anticapitalistas. La fundación de cooperativas es una forma importante de que las personas se involucren en crear alternativas populares. Según el economista alemán Michel Knapp:

“Mientras que en Kurdistán Norte las cooperativas y comunas establecidas operan bajo la represión de masas, en el territorio liberado de Rojava hay esfuerzos por crear una nueva forma de economía independiente tanto del capitalismo como de las relaciones feudales de explotación. Esto está empezando en contraste con el contexto dramático de la guerra siria: miles han sido asesinados y la mitad de la población está sin hogar.” [13]

Knapp continúa citando al Dr. Dara Kurdaxi, un economista y miembro del comité para la recuperación de la economía y el desarrollo en el cantón de Efrîn, Rojava:

“Necesitamos nuevos modelos para las organizaciones e instituciones. Aquellos que son llamados colectivos, modelos económicos comunales, a veces denominados como economías sociales. Este es el método que estamos usando como cimiento, para que la economía en Rojava pueda levantarse y desarrollarse.”

El hecho de que haya un amplio consenso en que la economía debería estar organizada en líneas cooperativas significa que hay espacio e ímpetu para la fundación de cooperativas populares en Rojava. Esto se está realizando de una forma ascendente por una diversa gama de comunas y organizaciones relacionadas. Por ejemplo, la Fundación de Mujeres Libres en Rojava está actualmente formada por un buen número de cooperativas femeninas en el cantón Cizîrê.

Tenemos mucho que aprender de estos movimientos, y el primer paso hacia la solidaridad es educarnos a nosotros mismos. Muchos de los grupos que visitamos en Rojava piden a la gente de fuera que vaya y aprenda sobre sus movimientos. Haciendo conexiones más fuertes con los activistas que trabajan en el nivel base del Confederalismo democrático; por ejemplo las comunas, cooperativas y organizaciones femeninas, podemos ampliar nuestro conocimiento y empezar a forjar una solidaridad genuina y también generar ideas e inspiración para nuestros propios movimientos.

Para leer más sobre el Confederalismo Democrático en Rojava, lee el próximo libro de Anja Flach, Michel Knapp y Ercan Ayboga, Revolución en Rojava, el cual será publicado en ingles en julio de 2016. Corporate Watch publicará un libro “Luchas por la Autonomía en Kurdistán”, en mayo de 2016.

Referencias:

[1] A. Öcalan (2011), “Confederalismo Democrático” http://www.freeocalan.org/wp-content/uploads/2012/09/Ocalan-Democratic-Confederalism.pdf , Transmedia Publishing Ltd.

[2] A. Öcalan (2011).

[3] M. Bookchin (1990), “El significado del Confederalismo”, reimpreso en la Academia New World, “Stateless Democracy” (2015).

[4] A. Öcalan (2011).

[5] A. Öcalan (2011).

[6] A. Öcalan (2013), “Liberando la vida: la revolución de las mujeres”, http://www.freeocalan.org/wp-content/uploads/2014/06/liberating-Lifefinal.pdf , Transmedia Publishing Ltd.

[7] P.White (2015), “The PKK, Coming Down From the Mountains”, Zed Books.

[8] De las notas personales de Janet Biehl de una entrevista con Aldar Xelîl, amablemente provisto por Corporate Watch en 2016.

[9] Z. Baher (2014), “El experimento del Kurdistán oeste (Kurdistán sirio) ha probado que el pueblo puede realizar cambios”, Libcom.

[10] Z. Baher (2015), “Nuestra actitud hacia Rojava deber ser de solidaridad crítica”, Libcom.

[11] Z. Baher (2015)

[12] Z. Baher (2014), “El experimento del Kurdistán oeste (Kurdistán sirio) ha probado que el pueblo puede realizar cambios”, Libcom.

[13] http://www.kurdistan-report.de/index.php/archiv/2014/171/13-privateigentum-im-dienste-aller – traducido por el Instituto de Cooperativas Económicas.

Fuente: Cooperative Economy

Autoría: Tom Anderson y Eliza Egret.

Fecha de publicación del original: 16/05/2016

Traducido por Rojava Azadi.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s