¿Por qué las peticiones de independencia están en declive en el Kurdistán iraquí?

La crisis económica en el Kurdistán iraquí ha menguado la ambición por la independencia de forma significativa. Mientras tanto, las demandas sociales y políticas dirigidas hacia Baghdad están incrementando en la región.

TeachersProtest-570.jpg
Profesores formando parte de una protesta en la que se exige el pago de los salarios atrasados en Sulaimaniyah, Kurdistán iraquí (Bashur), el 27/09/2016 / @Sartep Othman

ERBIL, Irak – La crisis salarial en la región iraquí del Kurdistán ha conducido a una mayor interdependencia social, política y económica con Bagdad, la cual ha comenzado a disolver el sueño de independecia kurda. La situación económica ha afectado incluso a la más dura línea de políticos nacionalistas en la región del Kurdistán. Massoud Barzani, el presidente del Kurdistán Iraquí , visitó Bagdad el 29 de Septiembre como jefe de una delegación política mayor, representando a la mayoría de las fuerzas kurdas, en un ofrecimiento para resolver problemas destacados en lo económico y lo político con el gobierno iraquí.

Barzani dijo que demandó una autonomía para la región del Kurdistán y no una secesión de Irak. De igual modo, Nechirvan Barzani, el primer ministro de la región del Kurdistán , dijo el 2 de junio que ve a Bagdad como profundamente estratégica para el Kurdistán iraquí.

Tales declaraciones eran inconcebibles antes de la crisis económica y el creciente descontento popular en la región; el presidente y el primer ministro de la región del Kurdistán solían aprovechar cualquier oportunidad para promover la declaración del estado kurdo.

La visita del presidente a Bagdad coincidió y fue precedida por una serie de protestas en la región. Miles de empleados del estado – en este caso profesores y catedráticos de universidad – tomaron las calles el 30 de septiembre para protestar por un recorte en los salarios por el Gobierno Regional del Kurdistán (KRG).

El KRG había decidido recortar los salarios de los funcionarios del estado en un 50% en Septiembre de 2015 y no se les ha pagado lo que quedaba de sus salarios desde julio. Algunos se encuentran en una situación terrible.

Sarhad Kheiry, un funcionario del Ministerio de Municipios y Turismo de Erbil le dijo a Al-Monitor: “No he cobrado en meses y tengo que trabajar como conductor para sustentar a mi familia.”

La historia de Kheiry es similar a la de otros empleados del sector público en la región del Kurdistán. Hoy, los ciudadanos en el Kurdistán iraquí ya no culpan al gobierno central de Bagdad por la dura situación económica.

Hocar Hassan, un empleado de una compañía privada en Sulaimaniyah, le dijo a Al-Monitor: “En vista de la actual y dura situación económica en el Kurdistán iraquí, la gente ya no culpa a los líderes árabes sino a las autoridades kurdas.”

De acuerdo a las declaraciones de los funcionarios del KRG, la región produce más de 1 millón de barriles de crudo al día, sin control por parte de Bagdad. Pero aun así, el KRG es incapaz de pagar los salarios de sus empleados, mientras que los salarios de empleados públicos en el resto de Irak están al día.

Hawnar Akrawi es profesor en una de las escuelas de Erbil y le contó a Al-Monitor:  “La gente está deseando volver a los tiempos en que Nouri al-Maliki estaba al cargo (como Primer Ministro), cuando los salarios llegaban a tiempo y eran pagados. La crisis económica  se está tomando un alto precio en mucha gente. Uno de mis compañeros se suicidó por sus malas condiciones de vida. Era padre de 3 niños.”

Al-Monitor ha observado docenas de proyectos de alojamiento que han sido paralizados y que los ciudadanos kurdos están evitando los mercados y centros comerciales, o que estos están cerrados completamente.

Parece que el agravamiento de la situación económica ha dado pie a que los ciudadanos busquen alternativas económicas, principalmente el comercio y el turismo con árabes que llegan desde Bagdad y otras provincias del país.

Los turistas árabes-iraquíes han iniciado un intercambio cultural en la región del Kurdistán. Hace unos pocos años era raro oír música árabe en las calles. Hoy, los turistas árabes se sienten mucho más a gusto visitando ciudades en la región del Kurdistán, tanto que por ejemplo la música POP árabe está sonando en casi todos los centros comerciales. Esto podría reflejar la voluntad kurda de desafiar a sus líderes o que sea un modo de aproximarse a los turistas árabes.

En este contexto, Sarwa Abdul Wahid, parlamentario de la oposición Gorran (movimiento por el cambio) dijo a Al-Monitor: “Las comunidades kurda y árabe no tienen nada en contra la una de la otra. Los problemas existentes los están causando los políticos.”

Añadió: “Los inmigrantes árabes que vienen a la región del Kurdistán no son molestados por nadie. Esto es más prueba aún de que el problema kurdo-árabe no es un problema social, sino uno político”.

A consecuencia de la ocupación del Estado Islámico de Mosul en 2014, más de 2,5 millones de árabes  llegaron a la región del Kurdistán iraquí. Como resultado, la comunidad kurda – especialmente los jóvenes – entiende que es necesario aprender el idioma arábigo como herramienta para beneficiarse del comercio y el turismo con la comunidad árabe.

Desde principios de los años 90, la lengua árabe no ha sido enseñada en la escuelas de la región por la semi-secesión de Bagdad. Como resultado, Akrawi dijo “La generación de los 90 en adelante tiene un conocimiento pobre de la historia de Irak y su lengua.”

El uso del idioma arábigo ahora se ha extendido en la región del Kurdistán, hasta tal punto que el nombre de algunos monumentos y lugares de interés turístico ha sido cambiados al árabe, como es el caso de la popular ciudad “resort” de Shaqlawa que ahora está siendo llamada Shaqlouja debido al gran número de visitas desde la ciudad de Fallujah.

Esto destaca la importancia de la comunicaciones sociales y económicas. El periodista kurdo Dlovan Berwari le contó a Al-Monitor: “Lo que más importa para los kurdos es poder ganarse la vida. La crisis económica ha revelado que quedarse con el gobierno de Bagdad es mejor que con los políticos inexpertos del KRG.”

Kheiry dijo al respecto: “Sentimos vergüenza por las acciones de nuestros políticos.”

Hassan añadió: “Si el sueño de un estado kurdo hace que la economía se colapse, la gente kurda no lo apoyará.”

Abdul Wahid dijo: “La mayoría del pueblo kurdo cree que un acercamiento a Bagdad será un gran salto para superar la crisis actual.”

Berwari habló en la misma línea declarando: “Toda persona kurda que reclama la unidad con Bagdad está esperando ansiosa que el gobierno federal se encargue de los ciudadanos en la región del Kurdistán iraquí”

Por lo tanto, los agudos eslogan nacionalistas pidiendo la secesión de Bagdad chocarán contra dos muros: la dura situación económica y la comunicación social y cultural entre árabes y kurdos. Este ha sido el status quo en el país desde 2003.

Fuente: Al-Monitor

Autoría: Ali Taher

Fecha de publicación del original: 05/10/2016

Traducido al inglés por Sahar Ghoussoub

Traducido al castellano y editado por Rojava Azadî:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s