Kurdos sirios, aliados listos para aprobar un nuevo proyecto de gobierno

c94c070fec024a918f00b6b936805e36
Consejo de la Federación del norte de Siria en Rimelan / ANHA

Se espera que los grupos de kurdos sirios y sus aliados aprueben un proyecto por un sistema de gobierno federal en el norte de Siria esta semana, dijeron los funcionarios kurdos, reafirmando sus planes de autonomía mientras Rusia y Turquía buscan reanimar la diplomacia.

El objetivo es consolidar la autonomía de las áreas del norte de Siria donde los grupos kurdos ya han forjado regiones de autogobierno desde el comienzo de la guerra en 2011, aunque los líderes kurdos dicen que la meta no es un estado independiente.

El incremento de la influencia kurda en el norte de Siria ha alarmado a su vecina Turquía, mientras que Estados Unidos también se opuso al plan federal anunciado por primera vez en marzo.

El presidente Bashar al-Assad también se opone al federalismo.

El proyecto equivale a una constitución, conocida como contrato social, y se espera que sea aprobada el miércoles o el jueves en una reunión de 151- miembros del consejo en la ciudad de Rmeilan, de acuerdo con Hadiya Yousef, quien preside el consejo.

“Espero la ratificación porque hemos discutido el contenido con todos los grupos y lados políticos repetidamente, y el borrador fue redactado con consenso,” dijo en un mensaje escrito a Reuters.

“Aclararemos a través del contrato…los medios para empezar la formación de nuestras instituciones y sistemas administrativos, y empezaremos los preparativos para unas elecciones,” añadió. Las primeras elecciones serán las de las administraciones regionales, seguidos por unas elecciones para el cuerpo central.

El consejo, una asamblea constituyente en la cual los funcionarios dicen que incluye miembros de todos los principales grupos políticos, étnicos y religiosos del área, comenzó a reunirse el martes.

Los movimientos unilaterales de los kurdos sirios y sus aliados han tenido lugar en un contexto de fracaso internacional para promover un acuerdo político a la guerra siria que está próxima a su sexto aniversario.

Rusia, Irán y Turquía dijeron la semana pasada que estaban preparados para ayudar a negociar un acuerdo de paz en Siria tras la reunión en Moscú, donde aceptaron una declaración exponiendo los principios que cualquier acuerdo debería cumplir.

La disposición para las conversaciones, las cuales no incluirían a los Estados Unidos y serían distintas a las separadas, intermitentes negociaciones negociadas de las Naciones Unidas, aunque Rusia ha dicho que tendrían lugar en Kazakhstán, un aliado cercano.

Irán y Rusia le han dado a Assad un crucial respaldo militar en la guerra contra los grupos rebeldes que luchan contra él en el oeste de Siria. Turquía ha sido un gran aliado de los rebeldes.

El esfuerzo por reanimar la vía diplomática se sigue tras la derrota de los rebeldes sirios en el este de Aleppo – la mayor victoria de Assad en el guerra. La principal milicia de los kurdos sirios, las YPG, generalmente ha evitado el conflicto con Assad, mientras sirve como columna vertebral militar en las regiones kurdas autónomas.

Las YPG son las fuerzas dominantes dentro de la alianza de las Fuerzas Democráticas Sirias que han tomado franjas de territorio a Estado Islámico en una campaña respaldada por EE.UU en Siria.

Los kurdos están preparados para formar parte de las conversaciones.

Otro político kurdo dijo que los grupos inscritos a la nueva constitución no descartaban involucrarse en futuras conversaciones de paz, pero que ellos no habían sido invitados a la reunión de Kazakhstán.

“Estamos preparados para negociar en cualquier reunión regional o internacional, para proponer nuestros planes y nuestra visión como una solución en Siria”, dijo Fawza Ahmad, una miembro del consejo constituyente, hablando para Reuters desde la reunión. Destacó que los grupos kurdos habían sido excluidos de las anteriores conversaciones respaldadas por Naciones Unidas en Siria.

Turquía ve al principal partido kurdo sirio, el PYD, como una extensión del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), quienes han librado una insurgencia de tres décadas por la autonomía kurda en el sureste de Turquía.

Turquía lanzó una incursión militar en el norte de Siria en agosto, en gran parte para prevenir que las YPG ganaran más terreno y uniesen las regiones kurdas en el noreste de Siria con un área de territorio controlado por los kurdos en el noroeste de Siria.

Se estima que alrededor de 30 millones de kurdos viven en Irán, Turquía, Iraq y Siria.

Los grupos kurdos han gozado de autonomía en el norte de Iraq desde 1990.

El nombre kurdo para el norte de Siria, “Rojava”, fue sacado del nombre del sistema de gobierno sugerido, dijo Nasreddin Ibrahim, otro de los políticos de la reunión. Dijo que eso había llevado a 12 partidos kurdos a expresar ciertas reservas, pero que no bloquearían la ratificación del documento.

Fuente: Kurdish Question

Autores: Ellen Francis, Tom Perry y Giles Elgood.

Fecha de publicación: 28 de diciembre de 2016.

Traducido por Rojava Azadi.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s