Comunicado de internacionalistas participantes de la larga marcha en solidaridad con Kurdistán

Nosotras y nosotros, activistas de Europa, Oriente Medio y América Latina, hemos realizando una marcha internacional de 265 kilómetros bajo el eslogan “Libertad para Öcalan, estatus para Kurdistan”, que partió de Luxemburgo el dia 1 de febrero y finalizó en Estrasburgo el Sábado 11 de Febrero.

Más de 70 activistas internacionalistas procedentes de 15 países diferentes unidos por preocupaciones y objetivos comunes hemos integrado la marcha internacional, junto a otras marchas donde personas mayoritariamente kurdas recorren Europa. Nos une la ira y la consternación frente a la opresión y la violencia con la que se imponen los estados-nación del S.XXI, que nos niegan nuestras identidades, libertades, diversidades y opciones democráticas. Estos estados-nación hegemónicos, que dominan el mundo bajo la modernidad capitalista, pretenden resolver la crisis y el caos actual mediante el fundamientalismo religioso, el nacionalismo y el sexismo; alimentando así el fascismo y buscando la forma de controlar las sociedades. Estas políticas represivas y segregacionistas son ataques directos a las mujeres, las minorías y las clases oprimidas.

El pueblo kurdo es uno de los más damnificados por el abuso de los estados colonialistas. Tanto dentro como fuera del país, Turquía ha tratado de someter al pueblo kurdo mediante la represión y la guerra. Recep Tyeep Erdogan y su gobierno del AKP abanderan hoy la opresión en Oriente Próximo, la democracia en Turquía está siendo destruida. En los ultimos dos años la segregación y el odio están aumentando dramáticamente, profundizando las divisiones existentes en diversos sectores de la sociedad. En los territorios con mayoría de población kurda, las fuerzas del estado turco ha destruido casas y ciudades enteras. También han intervenido las instituciones democráticas colocando a dedo gobernantes turcos, en un claro ataque contra los avances logrados por el movimiento de liberación de kurdistán. Además, la ilegalización de las organizaciones sociales de base, así como la censura de la prensa opositora y los medios de comunicación libres, son medidas destinadas al exterminio de toda disidencia, dejando como única voz la propaganda oficialista del AKP que se convierte en el arma más importante en la guerra psicológica desarrollada por el gobierno. Estas violentas y sucias políticas condenan a la sociedad a vivir bajo la opresión y la explotación de las fuerzas hegemónicas, ya que cuando un pueblo es negado la sociedad no puede alcanzar la libertad. La criminalización a la que los estado hegemónicos somenten al movimiento kurdo con la designación de sus estructuras políticas como organización terrorista solo hace que agraviar la situación, asfixiando la posibilidad de un solución democrática. Por todo esto queremos alzar la voz mostrando nuestro apoyo y solidaridad internacionalista con esta legítima lucha de emancipación.

También en Síria estamos presenciando el embate/hostigamiento/la destrucción de la guerra causada por el colonialismo de diversas potencias internacionales. Ante a las victorias logradas por las fuerzas democráticas lideradas por las YPG/YPJ frente grupos yihadistas como daesh, que cuentan con apoyo logístico y económico de diverses potencias entre las que destaca la República de Turquia, esta ha decido dar un paso más en su incesante lucha para detener los avances democratizadores en Kurdistán. La reciente ocupación militar de grupos armados, que ondean abiertamente la bandera de Turquía en el norte de Siria, no es más que la continuación de las políticas imperialistas a las que aspira el estado heredero del imperio otomano, que ha oprimido a los kurdos durante siglos.

Cada dia que pasa se hace más evidente que los estados-nación y el sistema capitalista que opera a nivel global se encuentran en un callejón sin salida. Al mismo tiempo estamos siendo testimonios de la universalización de la lucha por la libertad que se alza contra la opresión. La resistencia de Rojava constituye una fuente de esperanza para las personas que creemos en un mundo más justo y más humano, y vemos en la revolución que allí acontece un claro ejemplo de lucha por la libertad frente a los estado-nación, el capitalismo y el sistema patriarcal, demostrando que un mundo nuevo es posible aquí y ahora. El movimiento kurdo, junto con otras comunidades del norte de Siria, proponen una sociedad radicalmente democrática, basada en la diversidad de pueblos, creencias, lenguas y culturas. La sociedad que construyen es un modelo de convivencia donde todas las comunidades tienen igual voz, confluyendo así frente a la opresión y la explotación a la que se encontraban sometidas. En Rojava florecen los valores universales de libertad por los que se ha luchado a lo largo de la historia, y vemos como bajo el liderazgo de la mujer y de la juventud las comunidades que allí habitan están recuperando sus vidas. Frente al exterminio de la naturaleza y la humanidad que el capitalismo promueve, proponen una vida ecológica y que prioriza la liberación de la mujer, subyugada durante miles de años. Como activistas internacionalistas vemos su resistencia como en un ejemplo de valentía para los pueblos que hoy en dia luchan por su liberación en distintos lugares del mundo. La nación democrática para Kurdistán, el confederalismo democrático en Oriente Medio y el sistema confederal democrático mundial es un modelo vivo que genera gran esperanza, en tanto que proponen un sistema realizable, una filosofia de vida para toda la humanidad y supone una victoria de la modernidad democrática contra la modernidad capitalista.

La situación de Abdullah Öcalan, líder e ideólogo del Movimiento de Liberación de Kurdistán, que se encuentra cautivo bajo el yugo del estado turco, no deberia ser tolerada por las potencias de la modernidad capitalista. Hacen ya 18 años del fatídico 15 de Febrero de 1999, fecha en la que las potencias internacionales acordaron su secuestro y posteriormente entrega al las autoridades turcas. Aún así, enfrentando grandes adversidades, el pueblo kurdo ha sabido resistir y lograr lo imposible: hacer llegar a toda la humanidad su proyecto de sociedad, que florece de forma imparable en Rojava, Shengal y todo Kurdistán. Y es que esta lucha no es exclusiva del pueblo kurdo, nos sentimos incluidos en ella ya que también es nuestra lucha. Hoy en día no se trata sólo de resistir la modernidad capitalista, se trata de crear la fuerza, la estructura y el sistema para generar una vida alternativa a la que proponen los poderes de la hegemonía occidental.

Por todo ello exigimos la liberación de los miles de presos políticos revolucionarios en Turquía, especialmente de Abdullah Öcalan, así como la concesión de reconocimiento político para los pueblos de Kurdistán. Al finalizar la marcha en Estrasburgo, las columnas confluirán para manifestarse de forma unitaria y realizar un encuentro multitudinario organizado por el KCDK-E (Congreso de la Sociedad Democrática Kurda en Europa) y TJKE (Movimiento de Mujeres Kurdas en Europa). Hacemos extensivo nuestro llamamiento para que las personas, organizaciones y pueblos revolucionarios de todas las latitudes se posicionen sumándose y mostrando su apoyo a nuestra acción.

 

¡Viva Kurdistán!

¡Viva la lucha de los pueblos por la libertad!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s