Cómo los gulenistas jugaron la carta kurda para ganar influencia académica

DIYARBAKIR, Turquía – Mientras el gobierno turco continúa con su purga de presuntos golpistas del movimiento Fethullah Gulen, muchas personas se preguntan: ¿Cómo se convirtió la Universidad de Dicle en un santuario para el movimiento?

La reputación de la Universidad de Dicle como núcleo académico para las actividades del movimiento gulenista la convirtió en uno de los primeros objetivos del gobierno turco tras el golpe de Estado abortado del pasado 15 de julio.

DicleUni-570.jpg
Vista de la facultad de teología del campus de la universidad de Dicle, Diyarbakir, Turquía / Esta fotografía ha sido extraída de Al-Monitor

La Universidad de Dicle fue uno de los primeros objetivos del gobierno después del fracasado golpe del 15 de julio. Cinco días después del atentado, el rector de la universidad, Aysegul Jale Sarac, fue detenido y luego arrestado. Posteriormente, otros 15 miembros fueron detenidos; seis de ellos, incluyendo algunos de los principales nombres de la universidad, fueron arrestados.

Se necesita un poco de historia para entender por qué esta universidad, situada en el área predominantemente kurda de la provincia de Diyarbakir, se convirtió de repente en el objetivo principal de las operaciones de seguridad.

Cuando Sarac fue nombrado rector en 2008, la Universidad de Dicle se convirtió en sinónimo del movimiento Gulen. Todo Diyarbakir era consciente de ello, pero no se tomaron medidas y no hubo reacción del gobierno. Sólo en diciembre de 2013, cuando surgió el conflicto entre el gobierno y los gulenistas, la universidad fue objeto de un primer escrutinio.

Luego, en abril de 2014, Cuma Icten, diputado por Diyarbakir en el gobernante Partido Justicia y Desarrollo (AKP), publicó un amplio informe en el que se enumeraban las acusaciones de que Sarac había servido al movimiento Gulen. El informe afirmaba que la universidad estaba bajo el control total de los gulenistas.

El informe de Icten también indicaba que Sarac se había dedicado a buscar recursos financieros para el movimiento, a contratar a sus simpatizantes para los puestos en la universidad y a formar a personal para hacerse cargo de otras universidades. ¿Por qué los gulenistas eligieron la Universidad de Dicle? El argumento predominante es que el interés del movimiento en la universidad coincidió con un período en que el gobierno había renovado su búsqueda de una solución a la cuestión kurda.

Ahmet Inan, profesor asociado de teología en la Universidad de Dicle, informó a Al-Monitor que los gulenistas tenían carta blanca en la escuela a cambio de aportar su ayuda para resolver el problema kurdo.

“Los gobiernos anteriores fueron engañados por los gulenistas, quienes afirmaban que, si venían a esta región, ganarían los corazones de la gente apelando a [la naturaleza religiosa de los kurdos]. Los funcionarios lo creyeron y dieron a los gulenistas mano libre total”, declaró. “La Universidad de Dicle es el núcleo de todas las universidades de las provincias con mayoría kurda. Sirvió para formar a los seguidores [de Gulen] para ocupar puestos en universidades nuevas.”

Inan dijo que había presentado quejas en muchas instituciones relevantes, como el Servicio Nacional de Inteligencia y el Consejo de Educación Superior, sobre los planes de los gulenistas, pero que nadie inició ninguna acción. En su lugar, afirmó Inan, fue declarado enemigo y expulsado de la universidad tres veces después de 2009, pero se dirigió a los tribunales y fue readmitido. Sarac ignoró el último fallo judicial, pero Inan fue readmitido cuando se designó a un nuevo rector tras el arresto de Sarac. El Consejo de Educación Superior pidió entonces a Inan que testificara y aportara evidencias de acciones gulenistas.

Ahmet Keles, también profesor de teología de Dicle, dijo que estuvo trabajando para el movimiento Gulen durante 25 años, pero que lo abandonó porque se sentía perturbado por las actividades gulenistas para controlar la universidad.

“En 2008, 403 miembros del personal universitario tenían derecho de voto. En 2012, eran 842 los miembros con ese derecho; se había duplicado en cuatro años. Aproximadamente dos tercios de los nuevos nombramientos fueron para la Facultad de Medicina. Convirtieron esa facultad en un centro de producción en masa de nuevos partidarios. Se especializaron en cómo otorgar los títulos académicos más rápido. Siguieron exportando a personas entrenadas y adoctrinadas a otras universidades”, afirmó Keles.

Al igual que Inan, Keles declaró que el gobierno dejaba que los gulenistas tomaran posesión de la universidad a cambio de su apoyo con la cuestión kurda.

“Hay varias razones por las que los gulenistas eligieron la Universidad de Dicle. En primer lugar, pudieron adquirir equipos adecuados para garantizar la acreditación y el prestigio de la universidad. Impidieron a la gente de la región conseguir trabajo en la universidad, lo cual, lejos de ganar sus corazones, los hizo aún más hostiles al Estado. La universidad se hizo particularmente poderosa cuando el Estado le dio capacidad ilimitada de empleo. Dicle se convirtió en un poder estratégico en manos de los gulenistas”, dijo Keles.

A pesar de los arrestos masivos de personal en muchas universidades tras el intento de golpe, tanto Inan como Keles creen que los gulenistas todavía mantienen su influencia. Las personas conocidas por estar cerca de los gulenistas no quieren hablar. Algunos dicen que la influencia supuesta al movimiento es exagerada, mientras que otros aseguran que los gulenistas mantienen todavía todo el control.

Un académico que fue suspendido por cargos de afiliación al movimiento Gulen informó a Al-Monitor, bajo condición de anonimato, que el movimiento no es tan poderoso como se le supone. Declaró que su presencia en la Universidad de Dicle no es significativa, pero tiene una influencia desproporcionada.

Fuente: Al-Monitor

Autoría: Mahmut Bozarslan

Fecha de publicación del original: 13/10/2016

Traducido por Rojava Azadî

 

MAHMUR BOZARSLAN

Colaborador, Turkey Pulse

Mahmut Bozarslan vive en Diyarbakir, la principal ciudad del sudeste de de mayoría kurda. Periodista desde 1996, ha trabajado en el diario Sabah, el canal de noticias NTV, Al Jazeera Turk y la agencia France-Presse (AFP), cubriendo los muchos aspectos de la cuestión kurda, así como la economía local y temas relativos a la mujer y los refugiados. También ha realizado reportajes desde el Kurdistán iraquí. En Twitter:  @mahmutbozarslan

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s