Presas y presos políticos del PKK y el PAJK comenzaron huelga de hambre

Los presos políticos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y del Partido de la Liberación de las Mujeres de Kurdistán (PAJK) iniciaron este miércoles un huelga de hambre en demanda de que se levante el aislamiento al que es sometido Abdullah Öcalan y que se detengan las violaciones a los derechos humanos en las cárceles trucas.

Los prisioneros y las prisioneras declararon que Öcalan debe tener la posibilidad de negociar la paz con el Estado turco y denunciaron el estado de abandono de las cárceles y la política gubernamental de quemar aldeas kurdas, algo que tiene que terminar.

Una declaración previa brindada por Deniz Kaya, en nombre de los presos políticos del PKK y PAJK, explicó que el partido gobernante, AKP, “está tratando de intimidar a la oposición a través de sus decretos de emergencia, arrestos, detenciones, y la normalización de la tortura”.

Al mismo tiempo, criticaron las detenciones de “parlamentarios, alcaldes, académicos y periodistas”, como también alertaron sobre el incendio de pueblos por parte de las fuerzas militares turcas, la destrucción de casas, el desplazamiento de personas y las masacres de civiles.

En la declaración, explicaron que “en el primer lugar donde se puso en práctica el estado de emergencia del régimen golpista fue en la prisión de alta seguridad de Imrali”, la isla-prisión en la cual se encuentra Öcalan desde hace 17 años. En ese lugar, enfatizaron, existe “un sistema sin precedentes de aislamiento y de tortura”. Y agregaron que ese tipo de aislamiento “se está ampliando a todas las prisiones”.

Los y las prisioneras alertaron que las personas que son llevadas a las cárceles “no tienen garantías de vida”. “Nuestras pertenencias son incautadas durante las redadas en nuestras celdas y las cartas que escribimos en kurdo no son enviados a medida que se etiquetan como una ‘lengua desconocida’. Las cámaras filmadoras se colocan en las celdas de una manera que viola nuestros espacios de vida”, denunciaron entre otras irregularidades.

Los presos y las presas kurdas también manifestaron que “el bloque fascista AKP-MHP busca consolidar su dictadura a través del referéndum” del próximo 16 de abril que busca reformar la constitución y darle poderes plenos al presidente Recep Tayyip Erdogan.

“Los prisioneros del PKK y PAJK rechazamos este sistema fascista y racista. Hacemos un llamamiento a todos los grupos sociales a decir NO en el referéndum”, expresaron.

Fuente: ANF News

Fecha de publicación del original: 15/03/2017

Traducido y editado por Kurdistán América Latina

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s