[Vídeo] #Jinwar, el nacimiento del primer pueblo de mujeres libres en Rojava

jinwar-1-770x410

El paradigma de la liberación de la mujer en la revolución de Rojava es uno de los principales objetivos por los que la sociedad y las organizaciones kurdas han luchado desde el primer día del levantamiento. Los avances han sido amplios, las mujeres se han empoderado en todos los aspectos de la vida: auto-organización, auto-defensa, cultura y lengua, educación, economía, medios de comunicación, etc…

Para continuar con este trabajo las compañeras en Rojava han lanzado el proyecto de Jinwar. La construcción de una aldea de mujeres libre y ecológica, donde las mujeres puedan desarrollarse de manera independiente y poner en práctica la vida comunal que desean. Un espacio de confluencia y desarrollo para una vida sostenible y libre de la mujer, que servirá también como punto de encuentro y reflexión para todas aquellas mujeres que deseen conocer el proyecto.

carte-jinwar-amude-cizire-canton

Puedes contactar con las compañeras en el siguiente correo: womensvillage.jinwar@gmail.com

VÍDEO

COMUNICADO

¡Hacia espacios de la mujer libre! ¡Hacia JINWAR!

Hace miles de años la revolución de las mujeres comenzó en Oriente Próximo, el lugar de origen de la humanidad, donde por primera vez en la historia se vivió un pensamiento moral, natural y ecológico. Una vida valiosa para las mujeres se desarrolló en las orillas de las aguas del Éufrates, Dicle, Habur y Zap, y ellas lideraron este proceso que culminó con la revolución neolítica. Esta historia viva está surgiendo hoy en la geografía de Oriente Próximo. Es la historia de nuestra sociedad en Gobekli Tepe, Vajukani, Orkesch, Çemê Xellan, Kashtan y la cueva de Schanidar. Descubrimientos hechos y confirmados por historiadores y cientificos de todo el mundo. Esa es nuestra realidad y nuestra experiencia.

La noción de una vida comunitaria en sociedad ha resistido de muchas maneras hasta la actualidad a pesar de los obstáculos, represiones y negaciones a las estructuras sociales por parte de las leyes jerárquicas.

En nuestro camino para reactivar una vida comunitaria en su auténtica forma, continuamos nuestro esfuerzo dando significado a las pensadoras, nuestras experiencias e intelecto. Las preguntas de “de dónde venimos y hacia dónde vamos” han sido importantes para muchos pensadores de Oriente Próximo que han aportado grandes esfuerzos con sus cuerpos y sus almas en la búsqueda de la verdad. La verdad es una vida significativa y una sociedad significativa. Creemos en la verdad de esto. Nosotras, como mujeres de estas tierras, nos preguntamos: “¿Quiénes somos?¿Cómo vivimos y cómo debemos vivir?” para reconstruir nuestras vidas mientras miramos las características de cambio y de transformación de diferentes periodos históricos. Contra la vida que ha perdido su significado, nosotras miramos hacia atrás, hacía las etapas de la construcción social de cada época, para examinar la sabiduría, las almas artísticas, las creencias y la autoestima de las mujeres para tratar de recuperar una vida significativa para avanzar con un enfoque de vida alternativo. Las soluciones sociales a los problemas sociales no son abstractas, elitistas, trascendentales, aisladas o disruptivas. En esencia, el estilo de vida y la conciencia de las mujeres está contra los ya mencionados métodos de fragmentación. En este aspecto, podemos ver en las experiencias de vida de las mujeres como se utilizan opiniones y objetivos inclusivos, comunales y enriquecedores como métodos para conseguir soluciones. Lo podríamos llamar procesos revolucionarios, procesos de liderazgo de la mujer o procesos de solidaridad de las mujeres.

El nivel de conocimiento de hoy pretende liderar la era de la información. En el nombre del conocimiento de la humanidad se pretende liderar la época.  El nivel de avance técnico de la tecnología pretende continuar esta era con una perspectiva diferente. La industria, la economía, las artes y la política pretenden alcanzar las fronteras metafísicas. Sin embargo, los espacios de vida que lideran esta era social están matando de hambre a la mitad de nuestra población de 7,5 billones y masacrando a la otra mitad con enfermedades sistémicas, así como con enfermedades virtuales, con el objetivo al mismo tiempo de crear un pueblo inconsciente. Por un lado, estamos absortos en guerras y genocidios culturales; por otro lado, echando un vistazo, las personas se sitúan en posiciones de hostilidad las unas contra las otras. Durante miles de años las mujeres han sido masacradas y esto continúa hoy con diferentes métodos. En lugar de analizar la naturaleza hombre y resolver el punto más débil siendo la conciencia del sexo; al contrario, los hombres son más débiles con el sexismo y las mujeres son más explotadas por sexismo. En esta época vemos que se fomenta la amistad de la convivencia con sentimientos de hostilidad de unos contra otros, y el conocimiento presente, las técnicas y sus desarrollos no mejoran la vida social. No nos convencen los métodos desarrollados con estos esfuerzos. Estos espacios, las guerras sin paz, el sistema de convivencia de hombres y mujeres, y las soluciones sociales existentes no son convincentes. En este sentido hemos visto la resistencia de la autodefensa en nuestra propia tierra, con ilusión y entusiasmo nos hemos organizado con los pensamientos de nuestros propios espacios de construcción que se adaptan a nuestra historia como mujeres. En nuestros esfuerzos por desarrollar espacios libres en la sociedad civil,  los esfuerzos de otras mujeres por organizar sus propios pueblos, nos animan y nos hacen abrazar nuestro trabajo aún más. Un ejemplo llamativo es la aldea de mujeres UMOJA en Kenia, que mantiene su vitalidad como un ejemplo concreto para los problemas sociales. UMOJA significa “Unidad” en Swahili, y ha dado el golpe más grande a la ciencia-técnica del siglo XXI. Nosotras pensamos que esta simples y ecológica solución es un método que satisface las necesidades de la naturaleza femenina. Con los mismos sentimientos, fuertes ánimos, con ricos planes, hemos organizado nosotras mismas el trabajo de JINWAR, que es el dominio de nuestro modelo de trabajo. Organizando el trabajo de construcción de la aldea libre de la mujer aspiramos, en esencia, a transformar todos los espacios de vida de la sociedad.

Nosotras sabemos que experiencias históricas han  comenzado con el trabajo duro de las mujeres en la construcción y la agricultura. El pueblo de las primeras mujeres fue construido en un lugar lejano  con la sabiduría que éstas tenían en la plantación, la jardinería y el cultivo en casas y pueblos. Vivimos en una época, donde nuestra forma de vida, nuestra naturaleza, y nuestra capacidad para sanar son vistas como un atraso. Pero, es el momento de poner fin a esta ignorancia.

Nosotras, en el siglo XXI, contra la ignorancia de la información y la era de la tecnología, estamos construyendo una aldea ecológica y libre de la mujer. En estas tierras hay muchos lugares y sitios de interés cultural construidos con el duro trabajo de las mujeres. El pueblo que nosotras construiremos será la continuación de este profundo patrimonio cultural. Cada rincón de la aldea, el nombre de cada colina, cada hito simbolizaran y nos recordarán nuestra historia y lucha. El trabajo y las luchas de las mujeres se mostrarán en cada esquina. Todavía tenemos pueblos que se llaman con el nombre de mujeres. Los nombres de Gırêselma, Dayika Biharê, Xatûniyê, Gundê Heyatê, Gûndê Melekê, Xirbê Benat, Xiznê simbolizan la vida y las mujeres. Nos embarcamos en un viaje con estos nombres y continuamos con el deseo de nuestras compañeras por el éxito y  la búsqueda para una vida significativa. En este sentido llevamos adelante nuestra cultura de trabajo duro.

Para algunos, sólo hablar sobre la reconstrucción y desarrollo de Oriente Medio aparece como una posibilidad distante. Pero es aquí y en todos los puntos de la vida, que reconstruir nuestros hogares es la respuesta más siginificativa a las fuerzas destructivas. Construir un pueblo a través de la perspectiva de la mujer es un paso importante en la historia de las lucha de las mujeres por la emancipación de Rojava.  A la luz de los edificios que hemos construido son fuertes ante la historia, nuestro esfuerzo por construir un pueblo durante el pináculo de nuestra resistencia es el amor y la lealtad que tenemos pra nuestra historia y nuestra resistencia.

Ha habido otras mujeres, que pensaron en el significado y la profundidad de la vida libre, quienes escribieron novelas y libros sobre ello. Diferentes vidas han sido construidas. El sueño de una vida alternativa y la búsqueda de ésta han llegado hasta nuestros días. Se escribieron libros como La Ciudad del Sol de Tommaso Campanella, Con ella en Nuestra Tierra de Charlotte Gilman. Quizás se consideraron muchos más sueños útopicos sobre espacios de vida libre. Pero somos muy conscientes de que estos sueños y utopías  siguen enfrentándose a la opresión y los insultos. También sabemos como los pensamientos y sueños libres son desviados, negados y menospreciados. En este sentido no estamos limitadas a los sueños y utopías cuando decimos un pueblo de mujeres libre-ecológico y unas tierras de mujeres libres. Tenemos el poder del propósito y la acción para hacer nuestrs sueños realidad. Nuestras raices históricas y lugares donde materializaremos nuestras utopías nos esperan. Nos revelan nuestras diferencias con nuestra historia, nuestra fe, nuestra lucha con las mujeres, nuestra belleza ética y estética, con la búsqueda del significado y la sabiduría. Presentamos nuestra afirmación como mujeres que hacen sus sueños realidad, haciendo de ésta uno de los aspectos más fundamentales de nuestros propósitos, para mostrar que vamos a luchar firmemente contra todas las formas de pensar reaccionarias, tradicionales, incrédulas y agresivas.

La mujer de JINWAR mejorará su sabiduría histórica y actual en su propia Academia; llevará a cabo sus métodos de sanación y medicinas naturales en sus propias casas de curación; y ella educará a sus hijos en sus propias escuelas. Ella recuperará las ciencias y conocimientos como mujer. Con Jineoloji como la ciencia de las mujeres, ella desarrollará métodos de reperación social y científica; como ella profundizará sus conocimientos en educación, arte, producción, ecología, economía, demografía, salud, historia, ética-estética y autodefensa. Jinwar, como pueblo de mujeres libre-ecológico, es un espacio de vida alternativo a las formas contemporáneas de la sociedad, fortalecerá el sentido de la libertad con este nivel de conciencia y sabiduría.

Hoy en día, en todas partes se ha convertido en un lugar de guerra o crimen. La guerra contra las fuerzas democráticas libertarias que están a favor de la humanidad y las sociedades con diversas creencias y colores, son objeto de ataques de potencias hegemónicas y de la demolición social que pone su mayor impacto sobre niños y mujeres. Es el deber más sagrado de nuestros días el desarrollo de la construcción de JINWAR contra las políticas de aniquilación, porque las mujeres y los niños son las principales víctimas de estas guerras. Además de las mujeres que tienen una necesidad urgente de estos espacios, las mujeres que tienen una imaginación alternativa de espacios de la mujer libre pueden unirse también a este trabajo para lograr la vida que desean en JINWAR. Las mujeres y las niñas también tomarán parte en el desarrollo pedagógico de la comunidad. Con los métodos sabios de nuestras madres, que son parte de la historia, se plantarán cultivos en Jinwar, se recogerá su cosecha; sus animales serán alimentados y con su leche se hará yogurt y queso.

Está abierto a cualquier persona que quiera construir una escuela o una Academia, establecer un centro de medicina natural,  desarrollar un parque para niños, mejorar el uso de la energía solar, construir una granja de animales, establecer un taller de costura, un centro de Artes o una galería donde se presente los proyectos que son convenientes para el pueblo libre de las mujeres.

Pensamos acerca de la necesidad de superar los concretos zigurats  y su mentalidad y de crear nuestros propios espacios de vida con nuestra propia cultura, que es la dimensión moderna del desarrollo a día de hoy. Sobre esta base se hará JINWAR, pueblo de mujeres libre-ecológico, que es un punto de encuentro de la vida femenina, hecho de tierra y paja, es decir ladrillo de adobe. Se desarrollan las más sanas y favorables condiciones de vida ecológica con casas de adobe. Vemos estas condiciones en todo Rojava como una tradición social practicada hasta ahora. Reflexionaremos sobre un medio ambiente sano, próspero y cálido de las casas de adobe de un modo más profundo.

Puede ser que no para todos sea una emoción y una diferencia la construcción con ladrillos de adobe. Pero en la batalla, donde se recogen balas, sangre, pólvora y partes humanas, la comprensión de la vida, la filosofía y la visión de la construcción con ladrillos de adobe es diferente. Nuestro objetivo es crear espacios donde mujeres y niños pueden vivir cómodamente y donde sean bienvenidos los amigos y conocidos. Para algunas personas y sistemas comunitarios esta construcción puede no parecer como un gran desarrollo y puede que las razones no sean gratificantes. De cualquier modo, hay una necesidad de esto muy urgente y vital en Rojava. Se fortalecerán las vidas rescatadas de las mujeres y los niños con el desarrollo de nuevos espacios para vivir. Creemos en esto y tratamos de desarrollarlo a pesar de los muchos obstáculos. Creemos que nuestras razones son fuertes y que los rastros de la mujer y la resistencia de las mujeres son muy fuertes en nuestra zona. Es el momento para aumentar esta resistencia. Cada caos también lleva a innovaciones, así que el caos en Rojava evolucionará a una vida democrática libertaria, con soluciones a ser desarrolladas y promovidas por las mujeres. En este sentido, la construcción de JINWAR no es sólo la construcción de un pueblo o una zona de asentamiento, sino también es la construcción de una vida. Con la revolución de las mujeres que ha tenido lugar en Rojava, las mujeres crean sus propios espacios libres en todo el norte de Siria, comenzado con esta aldea, convirtiendose en el principal objetivo. Con estos desarrollos se resolverán problemas ecológicos, sociológicos y vitales y coronarán la revolución femenina de Rojava mediante la construcción de una vida alternativa libre.

JINWAR, como la construcción de un espacio libre se construirá con el arte de las mujeres y estará abierto a todas las clases de apoyo, asistencia y solidaridad. Ya sea material o espiritual, empoderaremos a las mujeres haciendo una vida visible con nuestras emociones y aspiraciones en JINWAR.

Con la esperanza de encontrarnos en nuestro pueblo de mujeres libres JINWAR.

Comité de construcción de JINWAR

Traducido por Rojava Azadî

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s