Puede considerarse que los cantones kurdos en el norte de Siria ya están unidos

“¿Pueden considerarse unidos de facto los tres cantones kurdos declarados por el Partido de Unión Democrática [PYD] en el norte de Siria?” Es la pregunta del día en Rojava. El periodista kurdo Mustafa Abdi responde: “Sí. Es una realidad”.

image636320981057540327

En el verano de 2012, las zonas de mayoría kurda cercanas a la frontera turca en el norte de Siria fueron cayendo una por una bajo el control de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG). La franja de territorio desde la frontera iraquí hasta la provincia de Hatay en Turquía quedó controlada por los kurdos, pero no como una entidad geográfica continua. Algunos dicen que Bashar Assad se retiró de la zona y la entregó a los kurdos. Éstos opinan que la han capturado por sí mismos. A Turquía no le interesa cómo se ha conseguido sino en qué va a convertirse.

Poco tiempo después, los kurdos declararon una Administración Autónoma Democrática, dividida en tres partes: Cizire al oeste de la frontera iraquí, Kobani en el centro y Afrin en el extremo más occidental.

Los tres cantones tenían autonomía interna, pero quedaban separados geográficamente, con las áreas entre ellos controladas por grupos yihadistas. La idea de unir los cantones y crear una nueva entidad kurda junto a la frontera de Turquía ha sido una cuestión muy debatida durante la guerra civil siria. Turquía se ha opuesto febrilmente a los cantones. Tanto es así, que a veces tal oposición ha reemplazado a su lema principal “Assad debe marcharse.”

Tras declarar sus cantones, las fuerzas kurdas continuaron su avance. A veces por sí mismas y en ocasiones conjuntamente con las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF), las YPG comenzaron a limpiar las brechas entre sus cantones de elementos del Estado Islámico (IS) y otros grupos yihadistas.

Justo cuando estaban haciendo progresos, Turquía lanzó la Operación Escudo del Éufrates y envió a su ejército y grupos afiliados a nivel local en Siria. Aunque el objetivo oficial turco declarado era empujar al ISIS lejos de la frontera turca, resultaba obvio que la verdadera finalidad era impedir la unión geográfica de los cantones kurdos. La operación se extendió hasta Al-Bab, y el ejército turco impuso su control en la zona.

Para Turquía significaba terminar con la amenaza de la unidad de los cantones, pero se produjeron avances inesperados. El ejército sirio -con la ayuda de Rusia- limpió Alepo de grupos yihadistas.

A continuación, la autopista Alepo-Afrin y sus carreteras secundarias, que habían estado bloqueadas durante cuatro años, se volvieron a abrir al tráfico.

En un ambiente de guerra, la apertura o cierre de las carreteras pueden considerarse eventos rutinarios. Pero, en este caso, era mucho más que eso. Como señala el periodista Mustafa Abdi, esto significaba la unificación de los cantones kurdos. Afrin, que había estado constreñido entre Turquía al norte, grupos yihadistas y las fuerzas del régimen, al fin podía respirar un poco. Los habitantes de Afrin pueden ahora llegar a otros distritos utilizando la carretera Alepo-Manbij y viceversa. ¿Qué significa todo esto?

Un residente de Afrin, contactado por Al-Monitor a través de internet, señala que los civiles aún no pueden usar totalmente la carretera por temor a la falta de seguridad. Este ciudadano, que no ha querido dar su nombre, declara que “Las divisiones provocadas por la guerra todavía están ahí. Todos queremos estar vinculados, por razones económicas principalmente. Los civiles aún no están utilizando la carretera, pero las fuerzas militares sí”.

No obstante, según el político de Afrin Rezan Hebdo, los cantones ya están vinculados. Ha declarado a Al-Monitor que una persona de Afrin puede ir hasta el distrito más oriental de Cizire. “Algunas áreas intermedias están bajo control del régimen. La apertura de este camino ha sido un éxito importante. Después de que los rusos dominaran la zona, las áreas entre Afrin y las partes controladas por el régimen han quedado accesibles”.

Hebdo indica que aún no se han sentido los beneficios de la apertura de las vías: “Todavía hay problemas entre el régimen y las SDF. Si el camino se hace plenamente utilizable, los precios del petróleo caerán. Afrin es una ciudad pobre, con nadie realmente al cargo de ella. Además, alberga a 400.000 desplazados interiores que se han refugiado en esta zona. Si las carreteras se abren completamente, habrá progreso económico. Sí, hoy podemos salir de Afrin y Kobani y llegar a Cizire, pero tenemos que pasar por los controles del régimen. Turquía puso en marcha una operación para frustrar la interconexión de los cantones, pero eso se produjo al sur de Al-Bab “.

Esto es lo que piensan los que viven en el extremo occidental de la carretera. En el extremo oriental, los residentes sienten prácticamente lo mismo. El periodista Abdi, que vive en el cantón de Kobani, considera que los cantones no sólo han consolidado su interconexión, sino que también han quedado vinculados con otras regiones de Siria.

Abdi : “Los que lo deseen pueden llegar a todas las regiones de Siria a través de las carreteras de Cizire, Kobani, Manbij y Alepo. Pueden ir a Damasco, Homs e incluso a Líbano. Los jóvenes son reacios a ir porque tienen miedo de ser retenidos por los soldados del régimen bajo el cargo de rebeldía o de eludir el servicio militar. Son sobre todo los mayores de 50 años los que viajan. Esta carretera ha estado cerrada durante cuatro años. No podíamos ir de Kobani a Alepo. Actualmente se puede ir desde el cantón de Kobani hasta Alepo. Esperamos que la carretera se abra al comercio. Las abundantes cosechas de trigo y cebada cultivadas en el distrito de Cizire deben llegar a Alepo, Afrin y otros lugares. Esta vía permite ahora viajar a Afrin a través de Alepo. Es el tiempo de recolección de la aceituna en Afrin. ¿Por qué no enviar la producción excedente a Kobani y Cizre, e incluso al Kurdistán iraquí? Tras la llegada de los rusos, la tensión en la zona se ha aliviado. Los rusos tienen mucho que ver con ello. Incluso hoy en día, los periodistas viajan de Kobani a Afrin escoltados por los rusos.”

Sin duda, los más felices con la apertura de la carretera son los vecinos de Afrin, que pueden respirar libremente al fin. Otros cantones no han sufrido el mismo nivel de dificultades porque no han vivido un asedio tan duro como Afrin. Con la apertura de la carretera, los cantones se pueden apoyar mutuamente militar, política y económicamente. La vía que circunvalaba Al-Bab desde el sur ha unido los cantones. Los kurdos esperan ahora que Turquía se retire y permita la unidad física de los cantones. Pero, por el momento, puede que sólo sea una ilusión.

Por Mahmut Bozarslan

Al-Monitor – Kurdpress

6 junio 2017

Traducido por Rojava Azadi

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s