Independencia en un estómago vacío

Artículo de Hallo Rasch

La derrota de la dictadura en 2003 dio paso a un ambiente de optimismo para el pueblo de Irak en general y los kurdos en particular. Los kurdos esperaban que un gobierno elegido democráticamente en Bagdad -cuyos líderes lucharon junto con sus hermanos kurdos contra el régimen de Saddam Hussein- simpatizaría con sus demandas de más derechos y un futuro mejor.

De hecho, muchos de nuestros sueños se cumplieron en Bagdad, entre otros el primer presidente kurdo de la historia de Irak, un diputado kurdo, un portavoz kurdo en el Parlamento, así como, quizás lo más significativo, desempeñar un papel instrumental en la redacción y compilación de la Constitución del nuevo estado iraquí.

De vuelta en casa, la gente de la Región del Kurdistán de Irak (RKI) estaba eufórica. Inspirados por el éxito que estaba teniendo lugar en Bagdad, creyeron que, por fin, sus sueños de una sociedad democrática se habían hecho realidad. Los kurdos ya no serían oprimidos y disfrutarían de la libertad que habían ganado con su sangre.

Pero los acontecimientos de los años siguientes han demostrado que esas aspiraciones eran tan evasivas como siempre y, por primera vez en la historia kurda, las amenazas a su libertad no venían del gobierno central, sino del interior.

Los dos partidos políticos dominantes en la RKI, la Unión Patriótica del Kurdistán (PUK) y su rival, el Partido Democrático del Kurdistán (KDP), han gobernado la región durante más de un cuarto de siglo. Durante este largo período y en ausencia de instituciones reguladoras eficaces, se transformaron gradualmente en conglomerados gigantes, sus tentáculos controlan las finanzas regionales, la infraestructura energética y las telecomunicaciones. Además, cada partido ha estado al cargo de un gran ejército y un aparato de seguridad.

En 2008, el PUK y el KDP firmaron un “acuerdo estratégico” que, de hecho, permitió a cada partido tener libre dominio en sus respectivas áreas de influencia. Económicamente, este acuerdo facilitó el control de los recursos petrolíferos de la RKI por ambos partidos, con la parte del león para el KDP.

Durante el período en que el gobierno central proporcionaba el presupuesto dela RKI, los ciudadanos kurdos no se sentían afectados por la mala gestión crónica y la corrupción sistemática del Gobierno Regional del Kurdistán y sus dos partidos principales. Sin embargo, cuando Barzani decidió vender el petróleo kurdo directamente, forzando al gobierno iraquí a retener el presupuesto de la RKI, la verdadera escala de esta corrupción se hizo evidente.

La decisión de Barzani de vender directamente el petróleo de la RKI no fue motivada por un sentimiento de patriotismo, sino que se basó únicamente en su deseo de evadir el control del gobierno iraquí y su Parlamento.

En agosto de 2015, Barzani suspendió el Parlamento de la RKI democráticamente elegido y, después, impidió que su portavoz accediera incluso a Erbil, con el objetivo de evitar asumir la responsabilidad por sus fallidas y corruptas políticas energéticas y extender indefinidamente su gobierno ilegal como Presidente del KRG.

Incluso cuando el Parlamento de la RKI era completamente funcional, los contratos de energía con compañías extranjeras nunca fueron revisados ​​por las comisiones parlamentarias pertinentes. De hecho, el 4 de abril de 2007 se firmó el infame contrato entre el KRG y Pearl Petroleum, Dana Gas y Crescent Petroleum, cuatro meses antes de la ratificación de la legislación sobre petróleo y gas de 6 de agosto de 2007. La fecha de este contrato sólo se reveló cuando el Tribunal de Arbitraje Internacional de Londres publicó su sentencia.

Hoy, el KRG está en quiebra. Su balance está agobiado con decenas de miles de millones de dólares en deudas, miles de millones de dólares en daños a pagar a compañías petroleras internacionales y decenas de miles de millones de dólares en ingresos robados del petróleo han desaparecido de las arcas públicas. Como resultado, el gobierno sólo puede pagar una pequeña fracción de los salarios actuales de cientos de miles de personas; una injusticia constante que ha llevado a la extrema pobreza.

Incluso las heroicas fuerzas Peshmerga, que participan en una lucha existencial contra Daesh, los enemigos de la humanidad, no se han librado de los recortes. Sólo lograron mantener sus esfuerzos después de que los Estados Unidos aceptaran pagar sus salarios por un período limitado.

Conscientes de la trayectoria de Barzani, su petición de un referéndum para la independencia del Kurdistán es vista con gran desconfianza por la mayoría de los ciudadanos de la RKI.

Barzani, cuyo mandato ampliado como Presidente de la RKI expiró hace casi dos años, ha desmantelado sistemáticamente las bases sobre las cuales podría haber establecido una entidad democrática mínima. Ha suspendido nuestro Parlamento, reprimido las voces contrarias con brutalidad, saqueado la riqueza de nuestro país, dejado hambrientas a millones de personas, violado la soberanía de la RKI y de Irak al invitar a las fuerzas turcas y sembrado las semillas de la enemistad entre kurdos y árabes.

201472124320910734_20

Masoud Barzani ha sido descalificado por el pueblo de Kurdistán y no será el héroe de la independencia kurda.

Fuente: NRTV.com

Autoria: Hallo Rasch

Fecha de publicación: 06/18/2017

Traducido por Rojava Azadî

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s