EE.UU. y Turquía en riesgo de colisión en Manbij, Siria

Una ciudad en el norte de Siria se encuentra en el centro de una disputa potencialmente explosiva entre Turquía y los Estados Unidos. El destino de la coalición dirigida por EE.UU. contra el Estado Islámico y el futuro mapa de Siria están en juego.

Fuente:  Deutsche Welle – DW

Autor: Chase Winter

Fecha: 31 marzo 2018

Traducido por Rojava Azadi

dw

Los EE.UU. y Turquía están en riesgo de colisión en el norte de Siria, amenazando con encender una peligrosa nueva fase en la guerra civil siria, socavar la lucha contra el Estado Islámico (IS) y volver a dibujar el mapa de Oriente Medio.

El epicentro de este conflicto en ciernes es Manbij, donde las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF) respaldadas por Estados Unidos y los rebeldes respaldados por Turquía se encaran en un frente en combustión.

Las complejidades regionales borran el mapa de control

Las SDF, una fuerza mixta kurdo-árabe, capturó Manbij de manos del IS con el apoyo de la coalición dirigida por Estados Unidos en agosto de 2016, extendiendo los límites de la Federación Democrática ‘autónoma de facto’ del Norte de Siria, o Rojava, a través de la orilla oeste del río Éufrates.

dw1

Ver video

Temiendo que la milicia kurda YPG, la fuerza dominante en las SDF, ampliara la ofensiva para unirse al enclave controlado por los kurdos de Afrin más al oeste, el ejército turco y los aliados rebeldes sirios intervinieron con la Operación “Escudo del Éufrates” en agosto de 2016.

Siete meses después, Turquía y sus aliados rebeldes habían vencido al Estado Islámico y creado una zona de control en el norte de Siria. La Operación Escudo del Éufrates preparó el escenario para que el ejército turco y sus aliados rebeldes lanzasen una ofensiva contra las YPG en Afrin, que capturó en marzo después de una ofensiva de dos meses..

Leer más: La ofensiva militar de Turquía contra Afrin en manos de los kurdos: lo que debes saber(inglés)

dw2

Turquía busca crear una esfera de influencia

Según Cengiz Candar, asesor de política exterior del ex presidente turco Turgut Ozal a principios de la década de 1990, las acciones de Turquía en Siria -incluyendo el establecimiento de estructuras de gobierno- “parecen más como establecer permanentemente una presencia turca en el norte de Siria que servirá a Ankara, golpeando a muchos pájaros de un tiro”.

“Los objetivos turcos van más allá de simplemente prevenir a los kurdos. Es colocar a Turquía como potencia regional o al menos como intermediaria, como un jugador formidable, en el mapa de Siria y también si es posible en Irak, para tener una estatura en la configuración del futuro de la región”, declaró.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha prometido durante mucho tiempo despejar el norte de Siria de un “corredor de terror”. Turquía considera que las YPG, y su ala política, el PYD, es un grupo terrorista vinculado al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que libra una insurgencia de tres décadas en Turquía.

Leer más¿Quiénes son los kurdos? (inglés)

Turquía emite amenazas de línea dura

El 28 de marzo, el Consejo de Seguridad Nacional de Turquía emitió un comunicado que decía: “Los terroristas en Manbij deben abandonar la región de inmediato; de lo contrario, Turquía no dudará en tomar su propia iniciativa como lo ha hecho en otras regiones. Turquía mantendrá la misma firmeza contra los grupos terroristas al este del Éufrates”.

La amenaza se produce mientras diplomáticos estadounidenses y turcos continúan intentando aliviar las tensiones sobre el norte de Siria después de las reuniones de febrero, y Turquía exige la presión de EE.UU. para que las SDF se retiren de Manbij hacia el este del Éufrates.

A diferencia de Afrin, los aliados de EE.UU. y de la coalición tienen fuerzas especiales en Manbij y al este del Éufrates para apoyar a las SDF contra IS y disuadir a otros grupos armados, incluido Turquía, aliado de la OTAN.

Leer más: El presidente francés, Emmanuel Macron, se ofrece a mediar en las conversaciones entre Turquía y las SDF kurdas. (inglés)

dw3

Las fuerzas especiales de EE. UU. actúan como elemento disuasorio frente a los ataques contra las áreas controladas por las SDF.

Manbij: La próxima frontera

El llamado “bolsillo de Manbij” ocupa un territorio estratégico que superpone las luchas geopolíticas con el conflicto multirracial de Siria junto con factores tribales, étnicos e ideológicos que empujan y tiran sobre el terreno. Étnicamente, la ciudad es árabe en aproximadamente un 80 por ciento.

El Consejo Militar de Manbij, un organismo mayoritariamente árabe aliado de las SDF, controla el área y se considera una integración exitosa de los árabes en las SDF, indicó Nicholas Heras, un miembro de Seguridad para Oriente Medio en el Centro para una Nueva Seguridad Estadounidense (Centre for a New American Security).

“El Consejo Militar de Manbij es probablemente uno de los ejemplos más exitosos de las SDF creando una fuerza de socios árabes dentro de su estructura”, dijo, y señaló que EE.UU. instó a los kurdos sirios a incluir a los árabes dentro de las SDF como condición para recibir apoyo.

Turquía se opone a la fuerza árabe-kurda respaldada por EE.UU.

Desde la perspectiva de Turquía, el Consejo Militar de Manbij no es más que un frente en el que PKK / YPG tiran de las cuerdas detrás de la escena. El apoyo del Consejo Militar de Manbij a la ideología de “autonomía democrática” del líder encarcelado del PKK, también ha molestado a algunas tribus árabes en el área, según Heras.

El Consejo Militar de Manbij ha sido uno de los componentes clave de las SDF, luchando contra IS no sólo en Manbij sino también en Raqqa y más al este en torno a Deir ez-Zor.

El ejército de EE.UU. se ha resistido a las concesiones a Turquía sobre Manbij por la preocupación de que pueda desbaratar la coalición cuidadosamente formada por kurdos y árabes que luchan contra IS bajo el paraguas estadounidense.

Después de que los EE.UU. se mantuvieran firmes mientras Turquía conquistaba Afrin, una retirada apresurada de los EE.UU. de Manbij también sería vista como traición por las SDF.

“Para los EE.UU., Manbij es más que un territorio en el mapa. Para el ejército de EE.UU. es la puerta que asegura el campo de Raqqa y Raqqa es el centro donde exponer la misión de construcción de la estabilidad posterior al IS por los EE.UU.”, dijo Heras.

¿Apaciguará Estados Unidos a Erdogan?

Cualquier concesión estadounidense a Turquía en Manbij también plantea la cuestión de si sería suficiente para apaciguar a Erdogan.

“Los legisladores de EE.UU. creen que el apetito de Erdogan es más grande que Manbij y lo toman en serio. Cuando Erdogan dice Manbij, se dirige a la frontera de Irak”, dijo Heras.

“El ánimo dentro del ejército de EE.UU. es no retirarse de Manbij a menos que exista un acuerdo muy claro y por escrito con los turcos sobre los límites hasta dónde Turquía podrá operar al este del Éufrates, que es en ninguna parte. A menos que se obtenga ese tipo de garantía, el ánimo es no retroceder en Manbij”, dijo.

dw5

Política estadounidense poco clara

Sin embargo, la política de EE.UU. es de señales contradictorias, lo que puede envalentonar a Turquía y desalentar a las SDF, posiblemente tentando a los kurdos a aliarse con el régimen de Assad contra Turquía.

Mientras el ejército de EE.UU. se compromete reiteradamente a defender sus posiciones, el presidente de los EE.UU., Donald Trump, dijo esta semana que EE.UU. dejaría Siria “muy pronto”.

“Saldremos de Siria muy pronto. Dejemos que otras personas se ocupen de eso ahora. Muy pronto, muy pronto, estamos saliendo”, dijo Trump después de señalar que IS ha sido derrotado en gran parte. Según los informes, los comentarios sorprendieron al Departamento de Estado y al Pentágono.

Leer más: Trump congela fondos de recuperación de Siria en medio de rumores de salida anticipada. (inglés)

Candar, ahora investigador visitante en el Instituto de Estudios Turcos de la Universidad de Estocolmo, señaló que la indecisión de los EE.UU. “envalentona a Erdogan para seguir una política imprudente en Siria que podría tener consecuencias no deseadas para todas las partes involucradas”.

Cuando se le preguntó cuál sería su consejo para los legisladores estadounidenses, dijo: “Cualquier cosa que no se interprete como un apaciguamiento podría considerarse como un consejo sobrio para los responsables políticos estadounidenses sobre el control de Turquía en el norte de Siria. Sin embargo, también soy consciente de que la sobriedad no es un rasgo peculiar de la actual administración estadounidense”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s