Ocupación turca de Afrin, desplazamiento masivo de población y situación de los refugiados en Shehba

Informe dirigido a las Naciones Unidas

Fecha: 09.03.2018                                                                                                                                                Traducido por Rojava Azadi

A10

La ocupación de Afrin por el Estado turco ha provocado importantes retos humanitarios a todos los niveles. Las mujeres en particular se están viendo afectadas en muy diferentes maneras, desde la disminución extrema de las condiciones de habitabilidad hasta una seria amenaza de sus vidas y su dignidad.

1. El Cantón de Afrin y los logros en la liberación de las mujeres

Antes del inicio del intento de ocupación turca del 20 de enero 2018, el cantón de Afrin y sus mujeres habían alcanzado varios logros respecto a la libertad de las mujeres: se había creado un sistema de cuidado mutuo de mujeres por medio de casas de mujeres, asambleas y comunas femeninas, el sistema de copresidencia, que aseguraba la participación de las mujeres en todas las posiciones políticas y toma de decisiones sin excepción. Además, las mujeres de Afrin se encontraban estableciendo las fuerzas de defensa femeninas, como las Fuerzas de Defensa de las Mujeres (YPJ), las Fuerzas de Defensa Sociales (HPC-Jin) y las Fuerzas de Seguridad de Mujeres (Asayisa Jin). Todas estas organizaciones femeninas tenían un status autónomo con el fin de permitir a las mujeres la toma de decisiones y acciones de manera autónoma. Gracias a este sistema progresista era posible para las mujeres de Afrin defenderse a sí mismas y a su sociedad contra fuerzas reaccionarias de mentalidad misógina activas dentro de la sociedad, así como fuera de la misma en la forma de grupos armados religiosos fundamentalistas. Las mujeres en Oriente Medio se enfrentan a una represión a largo plazo por políticas sexistas, que recientemente se recrudecieron de nuevo con feminicidios perpetrados por ISIS y otros grupos islamistas activos en la región. Con el poder reciente de ISIS, las mujeres quedaron expuestas a crímenes sexistas contra la humanidad en todas las regiones controladas por los islamistas. El más violento y tremendo ejemplo fue la masacre de Sinjar en agosto de 2014, donde la comunidad mundial no fue capaz de proteger a miles de mujeres yezidís de ser secuestras, violadas, vendidas, torturadas y asesinadas a gran escala. Las mujeres de Afrin podían auto-protegerse de estos grupos inhumanos por medio de su autoorganización hasta 2018. Aquí, las mujeres actuaban como un factor clave para desarrollar la administración democrática y ecológica. Afrin es un símbolo de la liberación y revolución de las mujeres.

2. Guerra en Afrin: fuerte presión sobre la población

Con el inicio de la invasión ilegal turca de Afrin el 20 de enero 2018, el pueblo de Afrin se ha visto sometido a una brutalidad destructora y prolongada en su patria. A causa de los constantes bombardeos con artillería pesada y aérea sobre todas las diferentes regiones del cantón de Afrin, 645 civiles resultaron heridos, al menos 232 muertos[i], y 200.000[ii] desplazados de sus localidades en busca de seguridad en la ciudad de Afrin.

El impacto negativo de la guerra sobre la situación de las mujeres ha resultado evidente.

El Estado turco ha elegido, entrenado y apoyado organizaciones radicales islamistas como aliadas, crueles ejemplos de una mentalidad misógina que ya se ha hecho pública durante la guerra, como con la mutilación sexista del cuerpo de la combatiente Barin Kobane el 01.02.2018. También se ha informado de casos de violación y secuestro de mujeres en los pueblos ocupados por el ejército del Estado turco y sus antes mencionados aliados. Hasta el 01.03.2018 al menos 82 fueron heridas por la artillería turca, bombardeos aéreos y francotiradores, algunas de las cuales quedaron ciegas o perdieron sus extremidades y 23 fueron asesinadas[iii]. Las mujeres también experimentaron dificultades por la pronta escasez de alimentos y agua en la ciudad de Afrin debida al aumento de población, a menudo señalando especialmente la falta de leche para lactantes para alimentar a sus hijos recién nacidos. Los constantes bombardeos también tuvieron efectos psicológicos que causaban por ejemplo la incapacidad para mamar de los pequeños. Los niños sufren crisis y desórdenes psicológicos debido al miedo y el stress. En general, la fase bélica en Afrin resultó muy extenuante para la población. Se ha caracterizado por crímenes contra la humanidad, especialmente llevados a cabo por grupos armados islamistas desplegados por el Estado turco. Los crímenes de guerra, tales como dirigir bombardeos a viviendas civiles, depósitos de agua y presas, escuelas, panaderías, centros médicos, personal médico y el hospital central “Avrin” de Afrin, demuestran la estrategia del Estado turco de buscar la total aniquilación del pueblo durante la operación.

3. Ocupación de la ciudad de Afrin: 14 a 18 de marzo 2018

Cuando el ejército turco y sus aliados bombardearon la ciudad directamente entre el 14 y el 18 de marzo de 2018, ello conllevó la muerte de 47 civiles como mínimo y docenas de heridos, así como la estampida espontánea de casi toda la población de la ciudad de Afrin. Este desplazamiento de las masas se produjo de manera caótica y peligrosa, ya que las fuerzas ocupantes disparaban incluso a los civiles que abandonaban la ciudad., matando al menos a 13. Un número de civiles también murieron en las carreteras a causa del terror, que les produjo ataques al corazón, o el total agotamiento, ya que muchos tuvieron que recorrer a pie decenas de kilómetros hasta la región de Shehba. Los civiles que se quedaron en la ciudad y sus alrededores vivieron crueldades a manos de los invasores que buscaban el pillaje, la expropiación, la tortura y las ejecuciones extrajudiciales. La política del islam radical es la discriminación de la mujer hasta unos límites extremos. De acuerdo a ello, se han recibido informes de que en el Afrin ocupado las mujeres son tratadas como una propiedad por las fuerzas de ocupación, son reunidas, secuestras y utilizadas como siervas y objeto de violación. Es evidente que la ocupación de Afrin es un proyecto de dominio machista cuyo objetivo es la subordinación total de las mujeres y la sociedad ocupada.

4. Desplazamiento en masa de los residentes de Afrin a la región de Shehba

En estos momentos, más de 100.000 refugiados se concentran en la región de Shehba. Alrededor de 20.000 personas desplazadas han buscado refugio en Nubil, 10.000 en Zehra. Se estima que unas 50.000 han alcanzado Alepo, mientras que otras 5.000 han cruzado hasta Manbij.

En Shehba, un recuento preliminar en las ciudades y pueblos ha dado las siguientes cifras: unas 20.000 encontraron refugio en Tel Rifaat, 12.000 en Fafin, 10.000 en Ahras, 7.000 en Babnis, 4.000 en Halissa, 3.700 en Um-Housh, 2.500 en las granjas de Ghirnata, 3.000 en Kfar Naya, 2.000 en el nuevo campo de refugiados “Wargeha Berxwedan” y 1.500 en Kfar Nasseh. Más de 40.000 personas desplazadas se esparcen en más de 20 otros pueblos del área. Sigue en proceso un recuento exacto de los refugiados y valoración de sus necesidades. Entre ellos, más de 25.000 yazidís que vivían tradicionalmente en Afrin[iv]. Muchos de ellos viven en las calles, casas derruidas, en tiendas o escuelas. Tras su violento desplazamiento de sus hogares en Afrin y el robo de su propiedad por el Estado turco y sus aliados, se ven privados de sus derechos humanos básicos.

A. Abastecimiento de subsistencia

La comida y el agua son escasas. La cantidad de alimento saludable es insuficiente, ya que no resulta posible para la comunidad local ni para las organizaciones de ayuda presentes[v] la provisión de alimentos diversos que cubran los nutrientes esenciales de vitaminas, proteínas, minerales y fibra. Hasta ahora, sólo el suministro de pan ha podido implementarse convenientemente en la región para todos los refugiados de Afrin. Las personas con intolerancia al gluten sufren necesariamente de problemas de salud. El suministro de leche para niños y lactantes sigue siendo problemático ya que no está disponible la cantidad necesaria.

Además, no hay suficiente agua limpia y apta para beber para responder a las necesidades de la gente. Esto se debe a que muchos de los pozos de la región o bien están secos o requieren de equipos eléctricos para bombear el agua, los cuales no están disponibles. No ha sido analizada la potabilidad del agua utilizada actualmente, por lo que resulta un riesgo sanitario para la población.

B. Salud

Muchos refugiados han sufrido problemas sanitarios durante y después de su desplazamiento, ya que han tenido que caminar durante largo tiempo, con condiciones atmosféricas desfavorables y grandes cargas. Seguidamente, muchos de ellos tuvieron que quedarse a la intemperie sin mantas, por lo que típicas enfermedades como bronquitis y gastroenteritis se han extendido rápidamente.

El servicio de salud en la región de Shehba solo puede cubrir las necesidades básicas. Aunque la Luna Roja Kurda ha construido varios puntos médicos y un hospital se encuentra en montaje en el pueblo de Fafine, las posibilidades de un tratamiento apropiado a menudo son muy limitadas. Hay falta de personal médico profesional, aparatos, equipos de cirugía y laboratorio y medicamentos. Las personas con enfermedades crónicas no pueden, en muchos casos, encontrar los medicamentos que necesitan.

C. Educación

Con el inicio de la guerra en Afrin el 20.01.2018, niños y estudiantes han dejado de poder acudir a sus centros educativos por razones de seguridad. Las 318 escuelas existentes han tenido que ser cerradas. El ejército turco también ha estado dirigiendo sus ataques a las escuelas entre otros edificios públicos[vi]. Tras la finalización de la operación turca algunas escuelas han sido reabiertas nuevamente por las fuerzas invasoras, pero según informaciones recibidas, forzando sobre los niños una política de asimilación islamista y nacionalista turca. Los niños y estudiantes que se han convertido en refugiados siguen hasta el momento privados de su derecho a la educación, porque otras necesidades básicas como alimentos y agua siguen en proceso de organizarse para miles de personas. La educación ha quedado paralizada, pero debe retomarse de nuevo lo antes posible.

D. Seguridad

La población ha escapado de Afrin por miedo a la muerte y la opresión provocada por el ejército turco y sus aliados islamistas. Han llegado a la región de Shehba en las más duras circunstancias en busca de una residencia segura frente a los acontecimientos bélicos y especialmente ante la opresión de la mentalidad islamista fundamentalista que suele conducir a la pura violencia contra las mujeres y cualquier opositor. Pero la situación de los refugiados aún no es segura, ya que no están protegidos por ningún mecanismo de seguridad internacional como las Naciones Unidas (ONU) y, lo que es peor, geográficamente muy cercanos a áreas controladas por las fuerzas ocupantes de Afrin. El área de Shehba está muy cercana a la ciudad siria de Azaz, que fue ocupada por el Estado turco en agosto 2016 y que actualmente acoge a varios grupos y combatientes yihadistas. De hecho, algunos refugiados viven a tan solo 2 kilómetros de las fuerzas de las que acaban de huir[vii]. Además, no resulta imposible que el Estado turco planee continuar su brutal campaña, ya que oficiales turcos han expresado repetidamente ciertos comentarios sobre Tel Rifat en la región de Shehba. Los recientes acuerdos entre el Estado turco y Rusia, que también tiene sus tropas estacionadas en Shehba, refuerzan las dudas respecto a la seguridad de los civiles desplazados. Así, los refugiados de Afrin continúan viviendo con el miedo de que pronto pueda caer sobre ellos un nuevo asalto. Podrían convertirse, una vez más, en objetivo de los bombardeos aéreos turcos.

Además de lo anterior, hay que remarcar que la región de Shehba fue también zona de combate hasta 2016, ya que estuvo controlada previamente por ISIS y liberada sólo recientemente. Por una parte, ésta es la razón por la que muchas casas siguen dañadas y no son apropiadas para ser habitadas ni para que jueguen los niños; y, por otra, los milicianos de ISIS dejaron una gran cantidad de minas en los lugares ocupados por ellos previamente. La limpieza de las minas no ha sido completarse, lo que hace que el área sea peligrosa para los civiles. Especialmente los niños pueden pisar fácilmente estas minas en las casas abandonadas o junto a los caminos. Se ha registrado una cierta cantidad de víctimas por minas en Shehba tras el 18.03.2018[viii].

5. Responsabilidad de la Comunidad Internacional

Teniendo en cuenta las atrocidades a las que se enfrenta la población en el cantón de Afrin por un lado, y la catástrofe humanitaria de los refugiados en la región de Shehba por otro, es importante que la comunidad internacional asuma la responsabilidad y deje de mirar a otro lado. Durante la guerra en Afrin, se realizaron muchos intentos de petición de apoyo político, pero todas las medidas adoptadas por la comunidad internacional probaron su ineficacia para prevenir las horribles situaciones a las que se enfrenta la población civil y en especial las mujeres.

En la Reunión 8181 del Consejo de Seguridad de la ONU, Staffan de Mistura, Enviado Especial de la Secretaría General, señaló “Los recientes acontecimientos en Siria plantean cuestiones sobre la sostenibilidad de los acuerdos de desescalada de Astana”. Seguidamente, el Consejo de Seguridad de la ONU adoptó la resolución 2401 de 24.02.2018 sugiriendo un alto el fuego de 30 días en toda Siria. A pesar de ello, las Naciones Unidas han fracasado en implantar las apropiadas acciones responsables para cambiar la dramática situación, expresar sus propias decisiones, prevenir la violación de la ley internacional y los derechos humanos fundamentales en Siria y específicamente en la guerra de ocupación de Afrin.

A. Ahora es inevitable tomar acciones políticas contundentes para acabar con la ocupación turca del cantón de Afrin y asegurar la salida de todas las fuerzas de ocupación, incluido el ejército turco, las fuerzas armadas islamistas, así como la administración impuesta por el Estado turco. Su presencia en Afrin es una violación de las leyes y convenciones internacionales, ignorando la soberanía del Estado de Siria, así como el derecho de los pueblos a la autodeterminación y seguridad. No se trata sólo de contrarrestar los logros alcanzados en términos de expresión y libertad de las mujeres en la práctica en los años recientes. Lo que se busca es alentar la expansión de una cultura de la violación y el feminicidio, negando el derecho de las mujeres a la existencia, la integridad y la dignidad. Cualquier poder político democrático en el mundo debe trabajar para detener la ocupación y permitir a las mujeres y al todo pueblo de Afrin a vivir en dignidad. El fin de la ocupación puede ayudar a recuperar la estabilidad interna que el pueblo de Afrin había conseguido antes de sufrir la agresión turca.

Hacemos un llamamiento a las Naciones Unidas para que ejerza su papel para influir en la situación política en el terreno y mantener la ley internacional.

B. Además, debe hacerse responsable de la salud y seguridad de la población en la región de Shehba. Cuando antes alojaban a decenas de miles de refugiados procedentes de otras partes de Siria, las gentes de Afrin sufren ahora el mismo destino: vivir bajo inaceptables condiciones de insalubridad y serias carencias. Además, los refugiados siguen sin estar seguros, ya que se mantienen desprotegidos políticamente hasta hoy y viven bajo la continua expectativa de ser atacados de nuevo por el Estado turco y sus aliados islamistas.

Las Naciones Unidas deben hacerse responsables de los refugiados en la región de Shehba, que han sido víctimas de la agresión turca.

Los refugiados deben tener el status de protección de la ONU.

Lo anterior es especialmente importante para 2 campos de refugiados (‘Wargeha Berxwedan’ en Fafine, ‘Serdem’ en Tel Sosin) en la región de Shehba, que has sido recientemente construidos para ayudar a paliar la necesidad de vivienda de la gente.

C. Ayuda humanitaria del programa UNO a gran escala debe prepararse urgentemente para el envío de los materiales necesarios para responder a las necesidades humanas básicas de la gente, tales como:

1.       Alojamiento [selección] 2.       Medicina [selección]
(a)     Tiendas (a)     Antibióticos
(b)     Mantas (b)     Medicación para enfermedades crónicas
(c)     Colchones (c) Medicación para maternidad
(d)     Almohadas (d) Mediación pediátrica
(e)     Sábanas  
(f)      Vajilla  

3.       Equipamiento médico [selección]

(a)     Ambulancias, clínicas móviles
(b)     Instrumental de cirugía, catéteres urinarios
(c)     Vendajes, vendas de gasa, gasas estériles, compresores
(d)     Máquina de anestesia, dispositivos de coagulación, dispositivos de rayos, respiradores artificiales, dispositivos de osteoporosis, dispositivos de steoporosis, dispositivos de esterilización, desfibrilador, generadores de oxígeno, dispositivos para medición sanguínea
(e)     Otro material médico – hilo quirúrgico, nylon, alcohol sanitario
4.       Alimentación, aseo [selección] 5.       Electricidad [selección]
(a)     Comestibles de supervivencia (a)     Generadores
(b)     Leche infantil (b)   Estaciones de bombeo de agua
(c)     Artículos sanitarios (d)     Paneles solares

D. Debe establecerse un mecanismo judicial internacional especial para juzgar los Crímenes de Guerra y los Crímenes contra la Humanidad en Siria, incluyendo aquellos crímenes que se han llevado a cabo durante la guerra en Afrin y la subsiguiente ocupación por el ejército turco y grupo yihadistas aliados. Todos los responsables de la ocupación ilegal, así como los sujetos criminales culpables de expoliación, violación, asesinato y masacres de las mujeres y el pueblo de Afrin deben ser juzgados ante un tribunal internacional. Por tanto, debe establecerse un mecanismo especial para la recogida de evidencias de violaciones de los derechos humanos, la recepción de solicitudes y la recogida de testimonios a víctimas y testigos de crímenes de guerra y violaciones de derechos humanos.

6. Apéndice:

A1
[1] Aliados islamistas del Estado turco mutilan el cuerpo de la combatiente Barin Kobane, 02.02.2018
A2
[2] Intenso fuego de artillería sobre la ciudad de Afrin, 14.03.18
 

 

 

 

 

 

 

A3
[3] Fuego de artillería turca sobre el distrito Mahmoodiye de Afrin, 14.03.2018, cerca del hospital “Avrin”.
A4
[4] Víctima de bombardeo por artillería turca en la ciudad de Afrin, 14.03.2018

 

 

 

A5
[5] Destrucción del hospital “Avrin” tras el bombardeo por artillería turca el 16.03.2018

 

A6
[6] Víctimas de artillería turca en la carretera al
intentar abandonar la ciudad el 16.03.2018

 

 

 

 

 

A7
[7] Desplazamiento masivo desde Afrin, 16.03.2018

 

 

 

 

 

 

 

A8
[8] Gente de Afrin llegando a la región de Shehba, 19.03.18
A9
[9] Refugiados de Afrin alojados en una mezquita en Ehres, región de Shehba, 23.03.2018
A10
[10] Nuevo campo de refugiados “Wargeha Berxwedan” en Fafine / región de Shehba, 29.03.2018

 

 

 

 

 

NOTAS:
[i] Consejo de Salud de Afrin, 10.03.2018.
[ii] Declaración del Consejo de Trabajo Social de Afrin, 08.03.2018.
[iii] Consejo de Salud de Afrin, 01.03.2018.
[iv] Información de la Organización Yazidi de Afrin.
[v] Sólo la Luna Roja Kurda (Heyva Sor) y la Luna Roja Árabe Siria (SARC) están distribuyendo los víveres necesarios.
[vi] Según el Comité de Educación de Afrin, hasta el 27.02.2018 al menos 27 escuelas fueron blanco de ataques, entre ellas 7 en el distrito de Rajo, 5 en el distrito de Jindirese, 5 en el de Shera y 10 en Bilbil.
[vii] E.g. la distancia desde Shaykh Isa al área controlada por las fuerzas turcas en el área de Marea.
[viii] E.g. Fátima Mahmoud, 45, sufrió la amputación de su pie izquierdo y de su mano derecha y numerosas heridas de metralla en su cuerpo tras la explosión de una mina en Kfar Neye; Barakat Shaaban, 15, sufrió fractura de su antebrazo derecho, metralla en el abdomen y heridas en las arterias púbica y femoral por la explosión de una mina en la carretera de Tel Shaer; Ahmed Hanif Suleiman, 46, heridas en la cara, metralla en la cabeza y heridas en la mandíbula y vasos sanguíneos tras la explosión de una mina en la carretera de Tel Shaer (informe de la Luna Roja Kurda, 08.03.2018).
Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s