¿Por qué el PKK se retiró de Sinjar?

Fuente: Ahval News

Autor: Wladimir van Wilgenburg

Fecha: 28/03/2018

Traducido por Rojava Azadi

sinjar

Las tropas del gobierno iraquí llegaron el domingo a la ciudad de Sinjar. El presidente turco Recep Tayyip Erdoğan declaró que sus tropas habían emprendido una ofensiva en el distrito noroccidental iraquí contra el Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), grupo rebelde que lleva 33 años combatiendo contra Turquía y había establecido bases en la zona.

No era la primera vez que Erdoğan amenazaba a Sinjar, a unos 80 km al suroeste de la frontera turca y próxima a la frontera con Siria. Erdoğan aseguró que el PKK quería instaurar lo que llamó «un segundo Qandil» en Sinjar, en referencia a la base en los montes Qandil al noreste de Irak, donde el PKK tiene su cuartel general. Erdoğan teme que Sinjar pueda proporcionarle al PKK penetración estratégica en Irak desde la que amenazar a Turquía (a pesar de estar lejos de la frontera).

Según el International Crisis Group, Sinjar, donde reside una minoría religiosa yazidí de habla kurda, es víctima desde 2003 de los combates entre fuerzas rivales debido a su disputada y estratégica situación. El gobierno iraquí, el Estado islámico, los dos partidos kurdo-iraquíes más importantes, los paramilitares chiitas y el PKK y sus socios iraquíes y sirios han competido por el control de la ciudad, dijo.

El PKK, sin embargo, anunció el viernes que retiraría sus tropas de Sinjar, aunque también dijo que las Unidades de Resistencia de Shingal apoyadas por el PKK (YBŞ) se quedarían y pasarían a estar bajo control iraquí. El PKK alegó que se retiraba para evitar un ataque turco contra Sinjar.

Tras la llegada de las tropas iraquíes a Sinjar, el embajador turco en Bagdad negó que Turquía hubiera puesto en marcha una operación.

El PKK creó las YBŞ en Sinjar después de que el grupo kurdo-turco y sus aliados sirios salvaran la vida de miles de yazidíes de las matanzas ejecutadas por el Estado islámico a raíz de que los combatientes peshmerga kurdo-iraquíes del Partido Democrático de Kurdistán (KDP) abandonaran la ciudad sin combatir en agosto de 2014.

yezidi
Personas desplazadas de la minoría religiosa yazidí huyen de la violencia en la ciudad iraquí de Sinjar y vuelven a entrar en Irak desde Siria por el paso fronterizo sirio-iraquí de Fishkhabour, en la provincia de Dohuk, el 13 de agosto de 2014. REUTERS/Ari Jalal/File photoarabicphoto 2017103)

El PKK creó un corredor a través de Siria para que muchos yazidíes pudieran ponerse a salvo, pero los extremistas yihadistas siguieron violando, esclavizando y matando a miles de personas de esta minoría no musulmana. Los yazidíes dijeron que se trataba del septuagésimo cuarto genocidio llevado a cabo contra ellos.

Sinjar se convirtió para el PKK en una ruta crucial de aprovisionamiento desde Irak de los combatientes aliados kurdo-sirios en Siria. Salvar a tantos yazidíes en Sinjar también proporcionó al PKK cierto grado de legitimidad ante la comunidad internacional.

Las tropas peshmergas del KDP retomaron Sinjar en noviembre de 2015 con la ayuda de bombardeos aéreos de las tropas de la coalición encabezadas por Estados Unidos. Las YBŞ, vinculadas al PKK, se hicieron también con el control de varias posiciones en la ciudad, lo que dio lugar a tensiones entre ellos y el KDP.

Durante mucho tiempo se evitaron los enfrentamientos entre grupos rivales. Sin embargo, en marzo de 2017 se produjo durante un día un choque entre el KDP y el PKK después de que el KDP intentara hacerse con el control de la frontera siria cerca de Sinjar y cortara las vías de suministro a las tropas kurdo-sirias vinculadas al PKK. Este choque recrudeció la división entre las zonas de Sinjar controladas por el PKK y el KDP respectivamente.

Turquía y Estados Unidos trataron de presionar a Bagdad para que recortara los sueldos de los combatientes de las YBŞ. Estados Unidos quería debilitar la influencia del PKK en Sinjar para evitar ataques turcos contra las YBŞ y el PKK.

Las conversaciones entre el KDP y el PKK sobre una posible retirada fueron un fracaso, pero el KDP afirmó estar reclutando combatientes de las YBŞ para que se unieran a los peshmergas. En abril del pasado año, Turquía llevó a cabo ataques aéreos sobre Sinjar y Siria que causaron la muerte de varios combatientes e hicieron temer a los yazidíes que los civiles se convirtieran en víctimas de un nuevo conflicto.

La situación política cambió radicalmente en Sinjar cuando la mayoría chiita de las Fuerzas de Movilización Popular (PMU) y las tropas del gobierno iraquí tomaron el sur de Sinjar de manos del Estado Islámico en mayo de 2017. Los nuevos aliados de las PMU yazidíes tomaron parte en la operación, convencidos de que Sinjar iba a quedar bajo el control del gobierno iraquí y a dejar de formar parte de la zona del norte de Irak administrada por los kurdos.

Las PMU y las tropas iraquíes se hicieron con el control de Sinjar y otros territorios en disputa en octubre del año pasado después de que el KDP peshmerga se retirara por segunda vez mientras las YBŞ aún defendían sus posiciones y, de hecho, se apropiaron del pequeño pueblo de Sinune, en la frontera con Siria.

Líderes turcos declararon que realizarían más operaciones después de que  se apoderaran de Afrîn en el norte de Siria el 18 de marzo. Las tropas del ejército turco se apoderaron también de varias aldeas del norte de Irak ante posibles nuevas operaciones contra el PKK y llevaron a cabo diversos bombardeos aéreos. El 21 de marzo, cuatro civiles murieron por un ataque aéreo turco en el distrito de Choman, al norte de Irak.

La retirada de combatientes no locales del PKK cambia ahora el enigma de Sinjar y coloca al distrito bajo el control total del gobierno iraquí. Lo más probable es que Estados Unidos, ante una intervención militar turca, favorezca un acuerdo entre Irak y las YBŞ. «Nuestra intención es ver [al PKK] retirarse de la zona de Sinjar, esa sería nuestra intención allí», declaró el martes el Secretario de Defensa de Estados Unidos, Jim Mattis.

El PKK también prefirió llegar a acuerdo con Bagdad antes que combatir contra Turquía en Sinjar. Las YBŞ ya se consideran a sí mismas una fuerza iraquí y disfrutan de buenas relaciones con Bagdad y las PMU.

Sin embargo, queda por ver si Turquía aceptará que Irak controle las YBŞ.

«Se temía que, a pesar de la retirada del PKK, Turquía atacara desde el aire las posiciones de las YBŞ en Sinjar. Pero ahora, como también están controlados por las tropas iraquíes, es poco probable que se produzcan bombardeos aéreos» declaró Hayrî Demir, redactor jefe de ÊzîdîPress, a Ahval.

«Las YBŞ serán reconocidas como una unidad yazidí por el gobierno central y será integradas en el ejército de Irak. Es lo que han acordado autoridades del PKK y representantes del ejército iraquí», afirmó.

«Al menos a corto plazo, los yazidíes perderán parte de su autonomía. La situación política en la región será más fácil dada la ausencia de otro partido, pero aún está por ver qué concesiones hará Irak a los yazidíes. Todo quedará mucho más claro tras las elecciones de mayo (en Irak)», aseguró.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s