Afrin como Kirkuk

Fuente: Ekurd Daily
Autor: Dr. Saman Shali
Fecha: 20/04/2018
Traducido por Rojava Azadi
Iraqi-forces-remove-poster-Massoud-Barzani-Kirkuk-Oct-16-2017-afp
Las fuerzas iraquíes usan una excavadora para dañar un cartel de Massoud Barzani en las afueras del sur de Kirkuk el 16 de octubre de 2017. Foto: AFP.

Los líderes de los partidos políticos en la región iraquí de Kurdistán decidieron celebrar un referéndum el 25 de septiembre de 2017 con el objetivo de decidir el destino de la región del Kurdistán y las áreas en disputa, incluida la ciudad petrolera de Kirkuk.

Tras el anuncio, los enemigos de ayer se hicieron amigos hoy. Las fuerzas del lobby Turquía, Irak, Irán y Siria -que es representativa del gobierno iraní- se confabularon activamente para detener el referéndum por todos los medios. Y esta estrategia se orquestó para minimizar el dominio de la población de la región del Kurdistán, a fin de asegurarse de que no desempeñen ningún papel como agentes de poder en el futuro de la región.

Aparentemente tomaron la convocatoria de referéndum como excusa para pillar por sorpresa al pueblo de Kurdistán, porque después de la guerra contra el ISIS, el ejército popular (brazo representante iraní) en Irak estaba decidido a recuperar la ciudad de Kirkuk y otras áreas en disputa. Todos sabemos hoy que los líderes del ejército popular están dirigiendo el programa en Irak, mientras socavan al gobierno legítimo de Irak.

Durante una reunión en Ankara entre los Presidentes de Turquía e Irán, incluidos sus principales generales, planearon recuperar todas las áreas en disputa bajo el control del Gobierno Regional del Kurdistán, áreas que los kurdos habían defendido de los ataques de ISIS en 2016 y posteriormente.

Pero Turquía aprovechó este acuerdo para llegar a un acuerdo basado en las siguientes condiciones y, por supuesto, para guardar silencio al respecto:

  1. Los turcomanos tendrían un papel de mayor peso y más importancia en el futuro de Kirkuk.
  1. Irán no reaccionaría ante ningún ataque a la ciudad de Afrin u otras áreas bajo control de los kurdos en Siria.

Las implicaciones de este acuerdo eran que tanto Afrin como Kirkuk serían arrancadas del control de los kurdos y devueltas a los gobiernos centrales de Irak y Siria posteriormente. El resultado final de este acuerdo es que tanto Kirkuk como Afrin son robadas a los kurdos y usadas como moneda de cambio para Irak y Siria.

Este plan fue bendecido por los Estados Unidos y Rusia. Estados Unidos quiere mantener a Irak “unido” y Rusia quiere más influencia en la región. Consideran que los pueblos de Kurdistán son amigos sólo cuando necesitan usarlos para sus intereses. No tienen ninguna intención de permitir que los pueblos de Kurdistán tengan una opinión de peso en el futuro de su región. Simplemente los han usado como comodines para sus agendas.

Cuando el mundo necesitaba que la gente de Kurdistán luchara contra ISIS en nombre de la comunidad internacional, veíamos una caravana de dignatarios, presidentes, primeros ministros y ministros de relaciones exteriores, que visitaban las regiones kurdas de Siria (Rojava) e Irak (Bashur). Durante este tiempo, todos sus principales generales alababan a los kurdos por sus habilidades en la lucha y  su valentía.

Pero cuando la gente de Kurdistán intentó expresar sus derechos de autodeterminación legítimos y naturales, todas estas espléndidas visitas y cumplidos se disiparon de la noche a la mañana y dejaron que los kurdos enfrentaran solos su destino. Esto trae muchos recuerdos de actitudes similares en la historia reciente.

Por tanto, éste no es el primer acto de traición cometido contra los pueblos de Kurdistán y ciertamente no será el último. Su tenebrosa conspiración no termina después de que los militares turcos tomaran la “ciudad de los héroes”, Afrin. Planean apoderarse de toda Rojava, porque el gobierno turco considera a todos los kurdos una influencia terrorista, aunque estén bajo diferentes banderas. Y el gobierno iraquí sigue presionando al Gobierno Regional del Kurdistán para que renuncie a su autoridad ante el gobierno central, incluso si esto viola los derechos del pueblo de Kurdistán garantizados por la Constitución iraquí.

Turkey-fighters-pull-down-Kurdish-Kawa-statue-Afrin-Syria-Mar-18-2018-Reuters
Combatientes sirios respaldados por Turquía derriban la estatua de “Kawa, el herrero” en el centro de Afrin, en Rojava, el 18 de marzo de 2018. Foto: Reuters

Hoy, Turquía, Irán e Irak han implementado con éxito su plan contra el pueblo kurdo y han tenido bastante éxito en su objetivo de limitar las aspiraciones de la gente de Kurdistán. Pero los pueblos de la región de Kurdistán continuarán luchando por sus derechos legítimos. Puede que hayamos perdido una batalla, pero la guerra está lejos de terminar.

Estados Unidos cometió un error estratégico cuando abandonó a los kurdos. Los kurdos son su único aliado de confianza en la región después de Israel. Los días venideros confirmarán la inocente verdad de que los intereses estadounidenses en el área se van a resentir y serán expulsados ​​de Irak como lo fueron en 2011. Los rusos aumentarán su influencia en la región a través de sus enlaces con Irán y Turquía. Turquía se volverá más antiamericana, antioccidental, antinatural y contraria a todos los principios de la democracia. El verdadero rostro de la agenda de la hermandad islámica se revela cada día más claramente a medida que Turquía se aleja de su ideal una vez secular.

La posición de Irán contra el pueblo kurdo siempre ha sido clara. Trabajando a través de representantes en Irak, Irán sigue frustrando las aspiraciones de las gentes de Kurdistán de ejercer su derecho constitucional de celebrar un referéndum sobre su futuro. La posición de Irán no es nada nuevo, porque tenía las mismas metas y objetivos en 1975 cuando causó el colapso de la revolución kurda en ese momento. Trabajando a través de sus clientes y representantes, Irán continúa por este camino para aplastar los sueños de los kurdos.

Parece que las gentes de Kurdistán tienen un solo camino si quieren recuperar su autoestima como pueblo y ejercer la autodeterminación según propugna la Carta de las Naciones Unidas. Deben unir fuerzas. Actualmente están desorganizados en su casa y sus enemigos están aprovechando al máximo al tratar de dividirlos aún más. Las gentes de Kurdistán se enfrentan a nuevas elecciones en Irak. Si pierden más escaños, su voz para determinar el futuro de Irak será más débil. Los días del consenso político en Irak han terminado, porque la nueva regla quedará determinada por la mayoría (chiítas y suníes), como vimos lo que sucederá después del 16 de octubre de 2018, cuando el Gobierno retome el control del área en disputa.

Los pueblos de Kurdistán deben unir sus mentes y fuerzas si quieren tener voz en el nuevo Irak. Deben formular un plan estratégico basado en el interés nacional de la población de Kurdistán para proteger su futuro de sus enemigos en el país y en el extranjero. Permitir que los extranjeros se alineen y dividan a los kurdos será la ruina para éstos últimos.

———————–
Dr. Saman Shali, ex Presidente del Congreso Nacional Kurdo de América del Norte (KNCNA).
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s