Encontrar la rana de junio adecuada [Elecciones en Turquía]

Fuente: Kedistan

Crónicas de Mamie Eyan

Fecha: 02/05/2018

Traducido por Rojava Azadi

rana

En Francia tenemos muchas historias con ranas y sapos. Así que, como resulta familiar, lo estoy aprovechando un poco para hacer girar la metáfora.

En los últimos días, nuestros fanáticos de la televisión en Turquía han hablado alto y claro sobre las próximas elecciones presidenciales de junio. Es cierto que han pasado de poner ceremonias militares otomanas acompañadas de publicidad, que ya no sabíamos si el Rais presumía de la durabilidad de los electrodomésticos turcos o de las fronteras de la patria.

Había dos ranas involucradas. Dos buenas ranas viejas, acostumbradas a nuestros trucos políticos a la turca. Un ex presidente, islamista europeo compatible, que se ha distanciado un poco de su antiguo compañero de ayer, me refiero a Abdullah Gül, y a una fascista de regreso, Meral Akşener. Ambas ranas querían ser tan grandes como el buey.

Gül tiró la toalla esta semana. Y sin embargo, no ha sido por falta de apoyos. Debe haberse quedado sin aire. Sí, nos presentó su número como “la unión de la oposición”. Bastante inflado, desde luego.

Entre el CHP que no encuentra su candidato providencial y que habría postulado al ex presidente, los nuevos del HDP que se declaraban dispuestos a besar al sapo si… si… si, y la loba Aşkener, fue de repente como la unión sagrada entre las ranas. Erdoğan los ha dejado croar tranquilos mientras él ya estaba batiéndose en campaña hacia otros estanques….

Según las últimas noticias, es Meral Akşener quien continúa inflándose, y como resultado el CHP (oposición kemalista) ya no sabe de qué lado tirar. El HDP habrá perdido más de una semana en anunciar a un candidato que todos pensaban que, antes de esta grotesca tentativa política, sería su antiguo líder encarcelado, que durante un tiempo supo encarnar la única salida para Turquía.

Las víctimas de las purgas, los combatientes de la resistencia en prisión, las poblaciones asesinadas, el ejército en Siria, han sido olvidados de un solo golpe.

¡Vote útil, vote rana!

Excepto que la rana no ha caído en la última lluvia. Sólo ella podría interpretar una plaga de Egipto por derecho propio. Ella ya ha estado en el parlamento 5 veces, y viene a nosotros de la familia del viejo partido ultranacionalista MHP (que masacró a mucha gente en los últimos cuarenta años, y no sólo en el lado kurdo). Buena política y amante del poder, sin embargo supo nadar un tiempo en las aguas de los islamistas conservadores, que alguna vez sirvió de pedestal a Erdoğan… fue ministra del Interior con ellos en 1997, antes de volver a los lobos y crear su “buen partido” [Good Party]. En resumen, una vieja rana que sabe cómo cambiar de fuente si es necesario. Un producto puro de la Turquía nacionalista, con el fanatismo que se necesita…

Estoy seguro de que os gustará. Además, es mujer. Vuestras feministas seculares estarán encantadas. Tal vez encuentren una pizca de modernidad en ella a los 65 años. El CHP ya le está dando regalos de bienvenida para las elecciones legislativas… Y se han esforzado mucho en concluir una alianza.

¿Así que junio será el mes de la pesca de ranas?

Recuerdo, fue hace ya diez años… cuando Erdoğan amenazaba, se murmuraba en familia que “el ejército pondría orden allí”, como si el golpe de estado de 1980 no hubiera provocado suficientes víctimas y que se olvidan tan rápidamente… Así que aquí se nos propone una especie de poción milagrosa, basada en la providencial baba de batracio, en la misma vena soñadora.

La única razón válida que me podrían proponer para convencerme, es hacer de estas elecciones la segunda vuelta del referéndum, para impedir la aplicación de las reformas constitucionales… Pero en manos de los Lobos Grises, el poder presidencial absoluto, ¿qué aportaría?

Las soluciones contra Erdoğan y especialmente para todas y todos, no vendrán de una pesca electoral, bajo estado de emergencia, a través de una ferviente partidaria de la turquicidad eterna.

Ya oigo a algunas personas que me dicen “es eso o el fascismo”. Ah, bueno, ¿qué versión?

Es Turquía la que está enferma, no su Rais del momento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s