Qandil, PKK y maniobras electorales

Fuente: Ahval

Autor: Wladimir van Wilgenburg

Fecha: 19 junio 2018

Traducido por Rojava Azadi

ahval

Con poco tiempo antes de las elecciones del 24 de junio en Turquía, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan anunció repentinamente una operación en Qandil y Sinjar contra el militante Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). Aunque Erdogan sabe que una derrota del PKK no es posible, intentará debilitarlo.

El PKK, un partido de raíces marxista-leninistas, fue creado en 1978 en respuesta a una supuesta negación de los derechos kurdos en la república turca.

Inicialmente trató de crear un Estado kurdo independiente en el sureste de Turquía y zonas de países vecinos para los kurdos que quedaron apátridas tras la Primera Guerra Mundial. Pero ahora aspira a la autonomía de los kurdos en Irak, Siria, Turquía e Irán. El PKK organizó una insurgencia en 1984, lanzando ataques contra las fuerzas de seguridad turcas.

Al principio, el PKK tenía sus campamentos en el Líbano, pero más tarde se trasladó a las montañas de Qandil, que se convirtieron en el cuartel general principal del PKK. Turquía ha puesto en marcha varias operaciones transfronterizas de gran envergadura desde la década de 1990 para erradicar los campamentos del PKK, pero hasta la fecha su éxito ha sido limitado.

El gobierno turco y el PKK intentaron resolver sus diferencias y resolver la cuestión kurda en 2012, lo que llevó a conversaciones entre el PKK y el Estado. Sin embargo, el frágil proceso de paz se derrumbó en julio de 2015, dando lugar a una nueva violencia que ya se ha cobrado la vida de más de 40.000 personas desde el comienzo del conflicto en el decenio de 1980.

Ahora que se acercan las elecciones, Qandil está de nuevo en la agenda de Turquía. El gobierno turco dice que pretende “cortarle la cabeza a la serpiente”, en palabras del asesor de Erdogan, Ilnur Cevik, con la esperanza de que las operaciones transfronterizas puedan debilitar al PKK.

Pero será imposible tomar Qandil en tan poco tiempo. Por el momento, las fuerzas turcas no han llegado a Qandil, ni es posible ninguna operación terrestre en Sinjar, donde las fuerzas iraquíes tienen el control. Sin embargo, Turquía ha llevado a cabo ataques aéreos, pero las fuerzas terrestres aún no han llegado a la zona.

Sin embargo, incluso los medios de comunicación cercanos al PKK no descartan las operaciones terrestres en Qandil en un futuro próximo, con el ejército turco acercándose a la base entrando en las zonas de Bradost y Hakurk, estableciendo una mayor presencia militar turca, estableciendo 11 bases regionales y profundizando entre 20 y 30 kilómetros dentro del territorio iraquí.

El Partido de Justicia y Desarrollo de Erdogan (AKP) ha ido dando un giro cada vez más nacionalista, aliándose con el Partido de Acción Nacionalista (MHP), en un intento por aumentar sus votos y solidificar el gobierno de Erdogan a través de cambios constitucionales, con la esperanza de obtener el poder final, y erosionando cualquier forma de estado de derecho y democracia.

Esta alianza MHP-AKP es el resultado del fin del proceso de paz kurdo en julio de 2015, el fallido golpe militar en julio de 2016 y la escasa victoria del AKP en el referéndum constitucional de abril de 2017.

En lugar de intentar ganar votos kurdos, como durante el proceso de paz 2012-2015 (en el que el Partido Democrático Popular (HDP) pro kurdo desafió al AKP), el AKP ahora pretende ganar el voto nacionalista y está tratando de hundir al HDP por debajo del umbral electoral, lo que significaría que los votos del HDP irían automáticamente al AKP. En la mayor parte del sureste de Turquía, donde el HDP es popular, el AKP es el segundo partido con más apoyos.

Esto podría llevar a que los votantes que no pertenecen al HDP votaran por el HDP para evitar que el AKP obtuviera la mayoría absoluta, un escenario similar al de las elecciones de junio de 2015, en las que el AKP perdió su mayoría parlamentaria y el HDP recibió un impresionante 13% de los votos.

El AKP ya ha llevado a cabo una represión contra el HDP, encarcelando a muchos de sus miembros, antes del referéndum de abril de 2017, considerando al HDP como uno de los principales obstáculos para su dominio mayoritario. El carismático candidato presidencial del HDP, Selahattin Demirtaş, está encarcelado desde noviembre de 2016, acusado de difundir propaganda del PKK.

El AKP espera que las operaciones militares distraigan al público turco nacionalista de los problemas económicos y la corrupción interna de Turquía aumentando la retórica antioccidental. Al mismo tiempo, el AKP se alía con las fuerzas armadas después de que se peleara con el movimiento Gülen en una lucha interna de poder. Ahora tilda al movimiento de terrorista tras el golpe, aunque durante mucho tiempo Gülen y Erdogan se aliaron contra el ejército y la burocracia kemalista.

La alianza MHP-AKP también ha dado lugar a nuevas alianzas y a una revigorizada oposición del Partido Popular Republicano (CHP) de centro-izquierda, el Partido del Bien (IP) de centro-derecha, y el Partido Islamista Felicity, que podría desafiar el gobierno del AKP en el futuro parlamento.

Las elecciones rápidas y el aumento de las operaciones militares deben entenderse en este marco, así como la ‘Operación Rama de Olivo’ en Afrin, la hoja de ruta acordada entre Estados Unidos y Turquía en Manbij y la ‘Operación Escudo del Tigris’ lanzada el 20 de marzo con el objetivo de crear una “zona segura” en la frontera entre Irak y Turquía.

Incluso los comandantes del PKK dicen que el objetivo turco es crear esta zona de amortiguación a lo largo de la frontera. Turquía quiere hacer lo mismo en todo el norte de Siria, pero se ve frenado por la presencia de fuerzas de los EE.UU. al este del Éufrates.

A diferencia de Siria, Turquía no tiene aliados islamistas rebeldes iraquíes para llenar el vacío después de tomar territorio allí. Ni el Partido Democrático del Kurdistán (KDP) de Barzani ni la Unión Patriótica del Kurdistán (PUK) están dispuestos a luchar contra el PKK o a llenar un vacío en la zona. Especialmente después de que Turquía se opusiera al referéndum sobre la independencia en septiembre de 2017, apoyando a Bagdad en lugar de a la independencia kurda iraquí.

Por lo tanto, significaría que el ejército turco necesitaría establecer una presencia permanente en la zona para impedir el regreso de los combatientes del PKK.

También es poco probable que las fuerzas del Gobierno Regional del Kurdistán (KRG) ni Bagdad detengan las incursiones turcas, ya que casi no hay presencia de las fuerzas de seguridad en las zonas fronterizas, donde operan tanto el PKK como los grupos kurdos iraníes. “Hay una fuerza federal fronteriza, Asayish, y la policía”, me dice Ako Hamad, periodista kurdo.

Sin embargo, Qandil no puede ser completamente rodeado desde tres lados por el ejército turco sin la ayuda de Irán y el KRG, lo que hace muy difícil rodear al PKK. Esto le da al PKK una fácil movilidad, ayudada por la geografía montañosa, cuevas y depósitos de armas esparcidos por el área.

Desde 2011 existe un frágil alto el fuego entre Irán y el PKK. Y como señala el periodista Fazel Hawramy, ni Irán ni Bagdad apoyan las actuales operaciones turcas y se oponen a una presencia turca permanente.

Sin embargo, el ejército turco podrá entrar más libremente en el territorio de Qandil debido a la falta de un ejército iraquí o de presencia de Peshmerga en la frontera, pero esto también conllevaría el riesgo de más víctimas. El PKK está muy familiarizado con la zona y bien internado, con presencia en este territorio desde la década de 1980.

Por lo tanto, se espera que haya cada vez más enfrentamientos entre el PKK y el ejército turco dentro de Irak y Turquía, incluso después de las elecciones, hasta que la lucha se enfríe un poco en invierno.

Lo más probable es que Turquía también vea más inestabilidad después de las elecciones, y se espera que la oposición obtenga una mayoría parlamentaria, mientras que Erdogan ganará la presidencia en una segunda vuelta, lo que haría más difícil para el AKP consolidar su gobierno.


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s