Conoce a Gultan Kisanak: de su hija

Fuente: The Region

Autor: Evin Jiyan Kisanak

Fecha: 2 marzo 2018

Traducido por Rojava Azadi

gultan
Mi madre, Gultan Kisanak, nació en 1961, cuando se produjeron intensos conflictos entre organizaciones de izquierda y derecha. Los barrios estaban separados por fronteras claras; los alevís todavía mantenían recuerdos de la masacre de Dersim de 1938, y el malestar impregnaba el aire. Creció en estas circunstancias y era la hija menor de su familia. Después de asistir a la escuela primaria y secundaria en Elazä±äÿ, en 1978 comenzó a estudiar en la Universidad de Dicle, en la Facultad de Educación. Era una época en la que los kurdos trataban de trazar un nuevo rumbo político que fuera más allá de los confines de la izquierda turca. A medida que los debates y los conflictos seguían dividiendo a la izquierda y a la derecha, los kurdos denunciaron lo que creían que era la condición colonial que experimentaban en Turquía. Miles de kurdos fueron detenidos, muchos fueron torturados y algunos incluso desaparecieron.

Gultan Kisanak también fue arrestada cuando era una joven estudiante universitaria en Diyarbakir, en 1980, justo antes del golpe de estado militar turco del 12 de septiembre. Se enteró del golpe no a través de la televisión, sino a través de increíbles torturas en prisión. A pesar de ello, seguía anunciando con orgullo su identidad kurda: “No soy turca, soy kurda”, solía decir a sus torturadores sabiendo muy bien cuáles eran los riesgos. Incluso tuvo que soportar seis meses en la perrera de “Jo”, el perro del capitán Esat Oktay, por pronunciar esta frase. Así es el coraje de mi madre.

Años después de los horrores de la década de 1980, la Prisión Militar nº 5 de Diyarbakir sigue siendo notoria, tanto para las personas que residen en Turquía como en el resto del mundo. Una de las peores instalaciones de encarcelamiento del mundo, se trata de una prisión donde los terribles métodos de tortura no tienen parangón; es un laboratorio de crueldad.

Durante dos años, mi madre permaneció en esta prisión que es conocida por su violencia.

Un año después de salir de la prisión nº 5, fue detenida de nuevo y pasó dos años en la prisión de Elazig. Cuando fue liberada, el país seguía afectado por los resultados del golpe de estado: se prohibieron periódicos y revistas, se prohibieron las actividades políticas y la violencia estatal era omnipresente.

Pero Gultan Kisanak, sin obstáculos y sin miedo, nunca renunció a su anhelo de “verdad”, ni a la valentía que siempre tuvo para buscarla. Hizo de nuevo el examen de ingreso a la universidad para poder contarle la verdad a más gente. En 1986 comenzó a estudiar en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Ege, en el Departamento de Relaciones Públicas de Periodismo, en Izmir. Siempre ha expresado claramente por qué tomó esa decisión: “Si me convierto en periodista, puedo enfrentarme a la injusticia, puedo ser la voz de lo que no se escucha”. El 16 de marzo de 1988 fue detenida mientras protestaba por la masacre de Halabja perpetrada por Saddam Hussein. Fue detenida un año más, otra vez.

En 1990, finalmente se graduó en el Departamento de Periodismo. Durante esos años, los kurdos comenzaron a publicar un periódico semanal llamado Yeni Ulke (Nuevo País). Trabajó en Yeni Ulke entre 1990 y 1992. El momento político al que se enfrentaba en aquel entonces era el de los intensos conflictos entre el PKK y el gobierno turco. Miles de aldeas fueron evacuadas, muchas fueron incendiadas y arrasadas. Se estima que tres millones de aldeanos fueron desplazados por la fuerza, una verdad muy difícil pero importante de la que escribir con seguridad. Mi madre y el personal de Yeni Ulke se dieron cuenta de que un periódico semanal no era suficiente para mantenerse al día con los tiempos, necesitaban un diario. El 30 de mayo de 1992, anunciaron la fundación de Ozgur Gundem (Agenda Libre), un periódico dedicado enteramente a la verdad de lo que el gobierno turco estaba haciendo a los pueblos kurdos. Se prepararon para una tarea y un deber que parecían casi imposibles en los años 90. Mientras que la tutela militar aparentemente cedió el paso a un gobierno civil, en lo que respecta a las provincias kurdas, el estado de emergencia declarado en 1987 no terminó realmente hasta 2002. Los informes eran arriesgados, y muchos fueron asesinados por asaltantes no identificados por publicar y difundir noticias. Informar y distribuir periódicos era, para el Gobierno, un delito punible con encarcelamiento, tortura y muerte. Cualquiera podía encontrarse con la pervertida forma de justicia del Estado y verse atrapado.

Aunque era muy joven durante esos años, todavía recuerdo cómo me sentía. Solía correr por los pasillos de la oficina del periódico, y las sonrisas familiares y las personas mayores que me las daban, desaparecían. A menudo me preguntaba qué les habría pasado.

En los días siguientes, comenzaría a ver sus fotos en los escritorios y paredes de la oficina del periódico.

17.000 personas fueron asesinadas por asaltantes no identificados durante los años 90. Pero eso no disuadió a los periodistas independientes de contar sus historias. Mi madre trabajó en una variedad de puestos en la mayoría de los periódicos que nacieron dentro de la tradición del periodismo libre que floreció de 1990 a 2004. Fue editora jefe, coordinadora editorial y directora de noticias. En calidad de coordinadora, a menudo viajaba por todo el país para visitar, debatir e inspirar a los representantes de la prensa libre. En cada ciudad que visitaba, era detenida.

Además de la política y el periodismo, también luchó por la igualdad de género. En 2004, comenzó a trabajar como consultora de política social en el municipio de Baglar en Diyarbakir. Lo hizo por la causa de las mujeres, y trabajó sin descanso para diseñar políticas sociales dirigidas a los grupos desfavorecidos. El municipio inauguró la “Casa de la Mujer de Kardelen”, un santuario para mujeres víctimas de violencia y un lugar donde pueden asistir a cursos de formación profesional. Atendieron a más de 10.000 mujeres en su primer año. En un momento en que la guerra en curso privaba a las mujeres de sus necesidades más básicas, las empobrecía y las obligaba a emigrar a las ciudades, la Casa de la Mujer de Kardelen era un espacio esencial en medio de una intensa violencia. La guerra provocó que las mujeres se separaran de las formas tradicionales de producción y las sometió a una mayor violencia basada en el género. Mi madre era una de las muchas mujeres preocupadas por mantener a sus hermanas.

En 2004, nueve mujeres kurdas fueron elegidas alcaldesas (Van/Bostanici, Agri/Dogubeyazit, Urfa/Viransehir, Diyarbakir/Baglar). Las nuevas alcaldesas fundaron centros de asesoramiento para mujeres y cooperativas de mujeres en todas las provincias donde fueron elegidas.

Mi madre también fue pionera en este nuevo movimiento para preparar el escenario político para las mujeres kurdas. En 2007, Gultan Kisanak se convirtió en una de las candidatas independientes de la campaña “Mil esperanzas” en Diyarbakir, 13 años después de que los miembros del Partido de la Democracia Kurda (DEP) fueran arrestados en 1994. De los 22 parlamentarios elegidos, 8 eran mujeres. La campaña “Mil Esperanzas” y sus diputados exigieron la igualdad de derechos políticos, sociales y económicos para los kurdos, así como la educación en su lengua materna.

En 2010, Gultan Kisanak y Selahattin Demirtas fueron elegidos copresidentes del Partido Paz y Democracia (BDP). Por supuesto, la copresidencia aún no estaba reconocida legalmente. Sin embargo, el proceso que se inició con la elección de Aysel Tugluk y Ahmet Turk como copresidentes del primer congreso del Partido de la Sociedad Democrática (DTP) en 2006, se legalizó gracias a la enmienda a la Ley de Partidos Políticos en 2014 como resultado de ocho años de lucha. Gultan Kisanak fue copresidenta del BDP de 2010 a 2014.

Fueron años de tragedia y esperanza. Fue trágico que 10.000 personas que trabajaban bajo la bandera de la Unión de Comunidades del Kurdistán (KCK) fueran arrestadas el 14 de abril de 2009, pero aportó esperanza a muchos el que una delegación de paz lograra que 34 guerrilleros de Qandil y gente de Makhmur (un campo de refugiados kurdos) llegara a Turquía a través del paso fronterizo de Habur el 19 de octubre de 2009 [1]. Buscaron la paz, pero muchos de ellos fueron arrestados. Ésta era la naturaleza de la época: la tragedia y la esperanza eran cíclicas, desconcertantes y provocaban ansiedad.

Uno de los acontecimientos más trágicos y traumáticos fue la masacre de Roboski. El 28 de diciembre de 2011, 34 civiles, en su mayoría niños, murieron durante un bombardeo de la aldea de Roboski por aviones de guerra turcos. Esto dejó una profunda herida en los corazones de la comunidad kurda que todavía no se ha curado. Mi madre gritó este profundo dolor y rabia que sentía contra esta masacre en el parlamento en nombre de todos nosotros [2].

Dos años más tarde, se iniciaron oficialmente las negociaciones de paz entre la República de Turquía y el PKK. Este proceso fue declarado cuando una carta escrita por Abdullah Öcalan fue leída a una multitud de más de un millón de personas durante las celebraciones de Newroz en Diyarbakir, el 21 de marzo de 2013. Estábamos un paso más cerca de la paz y la igualdad.

En marzo de 2014, mi madre se convirtió en la primera alcaldesa de Diyarbakir. 34 años antes, se consumía en las cárceles que la sometían a la tortura más espantosa. Convertir la prisión de Diyarbakir en un museo y enfrentar el pasado con honestidad fue una de las primeras acciones que quiso tomar como alcaldesa. Conocía de primera mano los crímenes de lesa humanidad que se cometían en esa prisión, y trató de hacer todo lo posible para que no volvieran a ocurrir.

Mi madre tenía muchos planes.

Pero poco después de las elecciones de junio de 2015, la situación política empezó a deteriorarse de nuevo. Con la esperanza de un proceso de paz pacífico, muchos de los pioneros del BDP se aliaron con la izquierda turca para forjar una alianza a favor de las minorías, el partido de izquierda centrado en los derechos LGTB, la gestión del medio ambiente, el antimilitarismo y una resolución pacífica de la cuestión kurda en Turquía.

Después de que el HDP lograra superar el umbral electoral del 10%, estallaron guerras urbanas en ciudades como Cizre, Diyarbakir/Sur y Nusaybin. El Estado turco había declarado la guerra a los kurdos. Ciudades enteras fueron incendiadas y cientos de personas murieron. Más de medio millón de personas quedaron sin hogar y fueron desplazadas [3] Tras el fallido intento de golpe de Estado de julio de 2016, Turquía declaró el estado de emergencia. Ankara nombró a “síndicos” en más de 90 municipios y detuvo a los alcaldes elegidos democráticamente.

Gultan Kisanak, mi madre, fue objetivo de esta purga. Está recluida en la prisión tipo F de Kocaeli desde el 31 de octubre de 2016. Su confinamiento la pone en una condición similar a la de los alcaldes, copresidentes del HDP y otros miembros del parlamento arrestados durante el estado de emergencia. Casi todos los miembros provinciales y de distrito del partido, que obtuvieron más de 6 millones de votos en las elecciones generales, fueron detenidos o arrestados.

Hubo una vez un tiempo en que el Estado turco declaró que “no existen los kurdos”. Los kurdos llegaron a un punto en el que el HDP recibió millones de votos, ganó un gran número de municipios y superó el umbral electoral del 10%. Los kurdos y sus amigos hicieron lo imposible. Superaron ese umbral, establecido específicamente en la Constitución de 1982 para impedir deliberadamente que las minorías y otros partidos entraran en el parlamento.

Sin embargo, el HDP se convirtió en el tercer partido más grande del parlamento.

Los partidos dominantes no podían aceptar esta amenaza a su poder, y desde mediados de 2015 han tomado medidas enérgicas contra el movimiento kurdo. Hoy en día, hay más de 10.000 prisioneros políticos kurdos, un número que es incluso mayor que durante el período alrededor del golpe militar del 12 de septiembre de 1980. Desde el 31 de octubre de 2016, mi madre ha tenido 6 audiencias. Cada audiencia tiene un panel de jueces diferente y las fechas cambian constantemente. Mi madre se encuentra actualmente en la cárcel, a la espera de juicio, por sus discursos, porque se atrevió a hacer un llamamiento en pro de la igualdad, la justicia y la paz. Estos discursos que dio durante manifestaciones y reuniones legales reunieron a millones de personas. El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, ella inspiraría la pasión de las mujeres de todo el mundo, y en Newroz, el año nuevo kurdo, empoderaría a un pueblo oprimido.

Como dijo mi madre: “Durante 90 años, bajo el nombre de la lucha contra el terrorismo, el Estado turco ha cometido masacres. No hay ningún problema de terror. Todo el mundo lo sabe muy bien. El tema es sobre los derechos de una comunidad”.

Aquéllos que no quieren ser iguales a los kurdos, los criminalizan como rebeldes, bandidos, contrabandistas o terroristas. Esta mentalidad colonialista continúa hasta el día de hoy, desde Turquía hasta África. Sin embargo, después de largas luchas y muchos sacrificios, hoy estamos más cerca de la igualdad que nunca. Mi mamá, que todavía tiene rastros en su cuerpo de las torturas que sufrió, siempre ve la luz en la cara de la desesperación profunda. Hoy está de nuevo en prisión, pero su creencia en la paz y la igualdad es implacable. Su voluntad es inquebrantable.

Para aquéllos que quieren enviarle cartas, su dirección postal es;

Kocaeli 1 Nolu F Tipi Ceza Ä°nfaz Kurumu Cezaevi PTT ÅŸubesi Ä°zmit/KOCAELÄ° Turquía

1] (http://news.bbc.co.uk/2/hi/europe/8315088.stm)

2] Vea su discurso después de la masacre de Roboski aquí: (https://www.youtube.com/watch?v=mCEScNJOEk4)

3] (http://hakikatadalethafiza.org/en/kaynak_tipi/reports-on-curfews/)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s