El espíritu del 14 de julio en la resistencia a los ataques turcos en las montañas de Qandil

 

Fuente: Directa

Autoras: Laura Solves i Gemma Parera | @brigada19julio

Fecha publicación original: 23 julio 2018


14-1

En las montañas de Qandil, en el Kurdistán de Basur, militantes del movimiento de jóvenes para la liberación de Kurdistán, del PKK e internacionalistas han celebrado, el 14 de julio, la conmemoración del 36º aniversario de la resistencia de los presos kurdos en Amed en 1982.

Qandil (una de las áreas montañosas del Kurdistán ocupado por Irak), base de la resistencia civil y revolucionaria del movimiento por la liberación de Kurdistán y cuna ideológica del Confederalismo Democrático, ha sido testigo de las celebraciones populares con motivo del icónico 14 de julio de 1982. Cada año, desde entonces, en todas las partes del Kurdistán donde está presente el PKK (Partiya Karkerên Kurdistane, Partido de los trabajadores del Kurdistán) se llevan a cabo celebraciones en memoria de la lucha en la cárcel de Amed (Diyarbakir en turco), con marchas, visitas a cementerios de mártires, seminarios, debates … Este año se ha estrenado, también, un documental sobre el 14 de julio.

Hace referencia a las cuatro personas pertenecientes al movimiento por la liberación del Kurdistán que fueron encarceladas y torturadas en Amed en 1982. El ejército turco comenzó una operación de detenciones masivas contra guerrilleras, militantes y personas afines al movimiento y, como respuesta, se inició una ola de protestas dentro de la prisión. Una persona decidió quemarse en una de las revueltas, en protesta contra la represión contra las luchadoras kurdas. No permitió que nadie la ayudara, y antes de hacerlo, escribió en la pared “Berxwedan jiyane” (resistencia es vida). Posteriormente otros cuatro compañeros se dieron la mano y se quemaron juntos en apoyo al compañero y a la lucha.

Como respuesta a una operación de detenciones masivas contra guerrilleros, militantes y personas afines al movimiento, una persona decidió quemarse en la prisión de Amed en protesta contra la represión de los combatientes kurdos.

Su mensaje era “quien apague nuestro fuego apagará el fuego del Kurdistán”, explica el camarada «heval» Sirwan en Qandil. Y asegura que “esta acción de resistencia nos ha dado fuerzas para seguir luchando por la libertad durante casi 40 años”. “No sólo luchamos por la libertad del pueblo kurdo” – añade- “si no por la de todos los pueblos del mundo, así como por el fin de regímenes fascistas como el de Erdogan en Turquía y por la construcción de una verdadera sociedad democrática, basada en los derechos de las mujeres y la protección de la naturaleza”.

Este paradigma político propone para el Kurdistán y para todo Oriente Medio, con proyección mundial, una convivencia multiétnica con respecto a las diferentes identidades, con un sistema democrático basado en las decisiones comunales, una economía cooperativa no-capitalista y ecológica, y superar el patriarcado, con las mujeres como sujeto político principal, consideradas como la primera nación oprimida. Actualmente, hay más de 10.000 presos políticos en las cárceles de Turquía y miles de militantes y combatientes por esta ideología.

Bienvenida a las personas venidas desde diferentes partes de Kurdistán

Este año la celebración del 14 de julio ha representado, también, un acto de resistencia ante los ataques del ejército turco que, desde el pasado mes de marzo a raíz de las elecciones del 24 de junio en Turquía , ha intensificado los bombardeos en Qandil, y las incursiones terrestres, como parte de la política de agresión y genocidio contra la población kurda. El objetivo declarado es acabar con los combatientes del PKK que viven en estas montañas, pero la intención real, como explican los militantes, es continuar expandiéndose sobre el Kurdistán. Buena parte de la población local ha tenido que abandonar sus casas y medios de vida debido a los ataques turcos y la destrucción de tierras que se viene produciendo desde hace años, pero otras han decidido quedarse y defender su tierra, algunas de ellas sumándose al movimiento. “Muchas familias hemos marchado, sobre todo las que tienen hijos pequeños, y hemos tenido que empezar de cero en otros lugares, pero seguimos yendo a nuestras casas de Qandil, no las queremos abandonar”, explica una chica joven que ahora vive en Qaladez, un pueblo cercano a Qandil.

Sirwan asegura que, a pesar de las amenazas de Erdogan, “estamos más fuertes que nunca, hemos resistido en las montañas durante años a los ataques de gobiernos tanto fuertes como el de Turquía, el de Irán, el del PDK de Barzani – líder en el Kurdistán iraquí y aliado del gobierno turco-, y lo seguiremos haciendo; Erdogan irá y nosotros no “. Por todo ello, consideran que, hoy igual que siempre, “es muy importante reivindicar este día de lucha y de denuncia del fascismo del estado turco para poder seguir trabajando por la libertad”, continúa el guerrillero.

14-2
Durante el encuentro se bailan danzas tradicionales kurdas / Laura Solves

Esta celebración tiene como objetivo difundir la ideología del PKK en la región, animar a la juventud a continuar la lucha y contagiar el espíritu luchador de no rendirse nunca. Quieren que los jóvenes, sobre todo, conozcan lo que está pasando en Kurdistán, tomen conciencia y participen de las luchas. Por ello se inició una campaña, ‘Sehilde campaign’, – revuelta en kurdo- que ha adoptado diferentes objetivos en cada lugar: ‘Sehilde Kurdistán sirio’ o ‘Sehilde Afrin’ (región del norte de Siria mayoritariamente kurda, la cual ha sufrido la limpieza étnica de Erdogan realizada a principios del 2018) en contra de la invasión turca; en Bakur por la dimisión de Erdogan y denuncia de las elecciones fraudulentas realizadas el 24 de junio. En Qandil toma un matiz diferente, ya que es el centro de operaciones de la guerrilla del PKK y se ve ahora amenazado. Este año, además, un grupo de internacionales se han sumado a la campaña de escudos humanos contra los bombardeos turcos en este territorio, tolerados por los Estados Unidos y el  gobierno autónomo del Kurdistán iraquí (KRG) que ha recibido acusaciones de corrupción.

“Se han implicado muchos jóvenes kurdos e internacionales en la campaña, con la que hemos hecho manifestaciones, encuentros y muchas actividades de protesta en las montañas de Qandil”, – explica el camarada Eras, del movimiento de jóvenes-, “los jóvenes somos la fuerza del movimiento y la hemos de encabezar “- añade-.

Un grupo de internacionalistas se ha sumado a la campaña de escudos humanos contra los bombardeos turcos en este territorio, que son tolerados por los EEUU y el gobierno autónomo del Kurdistan iraquí (KRG).

Desde el 11 de julio de este año, la Brigada 19 de julio, formada por 12 personas de diferentes colectivos y territorios de España, junto con otras personas procedentes de Suiza y de Francia, han participado en la campaña Serhilde en Qandil, compartiendo las actividades cotidianas del campamento base y el encuentro del 14 de julio. “Venimos a apoyar el movimiento de liberación kurdo y denunciar los ataques del gobierno fascista de Erdogan, pero también a aprender de la resistencia y organización de la población de Qandil” – explica una de las miembros de la Brigada.

Una jornada de lucha, memoria y moral

Muchas personas se desplazaron el 14 de julio a Qandil desde diferentes puntos de Basur (territorio kurdo ocupado por Irak) y del resto de partes de Kurdistán. Desde Makhmur (campamento de refugiados), pasando por Duhok, Kirkuk, Sulemaniya hasta Rojhelat (territorio ocupado por Irán) o Bakur (Kurdistán de Turquía), refugiados, familiares, periodistas, militantes, miembros del movimiento de juventud e internacionalistas, sumaron un total de 200 personas en la celebración, a pesar de ser conscientes de la situación de peligrosidad existente en Qandil.

Durante la mañana se compartieron vivencias, experiencias y juegos. Después de una comida tradicional kurda, voley y mucho té, la gente se dirigió en manifestación hacia el cementerio de Qandil, donde descansan más de 300 mártires del movimiento por la liberación de Kurdistán, la mayoría de la guerrilla del PKK.

14-3
Puerta del Cementerio Mehmet Karasungur / Laura Solves

 

El sol ilumina las inscripciones de las tumbas donde yacen las luchadoras, que nos trasladan al lugar, la fecha y la batalla en la que murieron o fueron asesinadas.
Son trescientas las tumbas que conforman la memoria de este cementerio, además de algunas nuevas que se encuentran en construcción.

El nombre del cementerio, ‘Mehmet Karasungur’ fue puesto en honor a uno de los mártires y la puerta está decorada con las fotografías de los mártires de la huelga de hambre de 1982 en las cárceles de Turquía y con banderas del PKK, las HPG (Hêzên Parastina Gel, Fuerzas de protección del pueblo) y el KCK (Koma Civakên Kurdistán, Unión de Comunidades de Kurdistán). Hay 300 tumbas, pero son decenas de miles los shehids (mártires) que suma el PKK desde su fundación. El 80% de las personas que se encuentran en este cementerio fueron asesinadas en Qandil, y el resto pidieron en su testamento expresamente que fueran enterradas allí; en caso de no haberlo hecho, lo decidió su familia. La mayoría son de la guerrilla, de las HPG, aunque también hay combatientes de las YPG, las milicias kurdas mixtas que combaten el ISIS en Siria. Muchas combatientes se mueven, de hecho, por diferentes lugares del Kurdistán  para luchar por una liberación en los cuatros territorios, y en un futuro, de Oriente Medio.

Salida a la manifestación hacia el Cementerio de Mártires de Qandil ‘Pakrewangeha Mehmet Karasungur’.
Kurdos e internacionalistas cantan canciones revolucionarias kurdas y gritan cánticos al unísono.

Como en cada manifestación del movimiento kurdo, las mujeres ocupaban las primeras filas, detrás de la pancarta. Diferentes cánticos resonaban en las montañas, como ‘Sehid Namirin’: los mártires nunca mueren.

Como en cada manifestación del movimiento kurdo, las mujeres ocupaban las primeras filas, detrás de la pancarta. Diferentes cánticos resonaban en las montañas, como ‘Sehid Namirin’: los mártires nunca mueren. Antes de entrar en el cementerio, todas las asistentes guardaron un minuto de silencio. Posteriormente, se leyó un discurso referente al motivo de la celebración del 14 de julio, y la gente recorrió los pasillos rememorando sus mártires. Algunas personas serían sus familiares, otras compañeras, y otros, simplemente, un ejemplo a seguir. Cuando la manifestación terminó se volvió al lugar del acto, donde las mujeres y personas venidas desde el campamento de refugiados de Makhmur leyeron un manifiesto.

Después de los discursos, vino el momento de las canciones y la danza kurda. Este año, también, con algunas canciones revolucionarias de diferentes territorios del estado español compartidas por la Brigada. La música representa para las que luchan día a día en las montañas una forma de hacer crecer la moral y de sentirse unidas.

La misma tarde, las guerrilleras se enfrentaban con el ejército turco en la frontera y cinco días después se produjeron bombardeos en la zona cercana al campamento internacional, en el pueblo de Enze y en la montaña de Karox. Según Sirwan, “estamos siempre preparados ante los ataques”. Para los miembros del movimiento es,  también, muy importante que desde Occidente, especialmente desde la Unión Europea, se denuncie las atrocidades del régimen de Erdogan: «tenéis mucho que hacer denunciando, haciendo boicots al turismo y a los productos made in Turquía y manifestaciones ante los consulados y embajadas turcas. “

La música tradicional kurda acompaña la tarde, subiendo la moral de las asistentes y de las familias y compañeras de las personas asesinadas.
Kurdos bailan danzas tradicionales kurdas, el baile en la cultura kurda es un elemento comunal muy fuerte de unión y de moral.
Las internacionalistas se suman a las danzas colectivas, que dan fin a la jornada.
Monumento en memoria de Haqi Qarar y Mehmet Hayri Durmuş, mártires del PKK.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s