12 de Octubre, palabras desde Rojava…¡Por el antifascismo revolucionario!

Fuente: Compañeras desde Rojava, Indymedia BCN

Fecha: 12 octubre 2018


 

Probablemente hoy, las calles de Barcelona estarán inundadas de diversos colores, de banderas, de cánticos y de historia. Probablemente los Mossos de Esquadra estarán cortando las calles que conducen a Montjuic y los alrededores de Plaza España; lo sabemos porque lo hemos visto otros años, porque días como hoy estábamos en la calle para defenderla de fascistas, españolistas, nostálgicos del régimen franquista y de la corona cómplice, de militares y sus familias, de neo fascistas que intentan manipular a las clases populares con su discurso identitario. Estábamos allí, para defender la libertad de los pueblos oprimidos por los años de dictadura, para recordar la resistencia de ésas y ésos que lucharon para defender a todo un territorio ocupado por la tiranía de aquéllos que querían eliminarnos para siempre.

Nuestra lucha siempre ha sido por la libertad, por la dignidad de los oprimidos, en defensa de los procesos colectivos; por la revolución social. Es por ésto que la lucha antifascista nos acercó al internacionalismo, a la solidaridad entre pueblos y luchas, por la liberación de las mujeres y la destrucción del patriarcado, por la defensa de un territorio libre de sexismo, racismo, clasicismo y xenofobia. Por este motivo, un día, nuestros pensamientos nos condujeron a la lucha por la defensa del pueblo kurdo. Ahora mismo nos encontramos en este territorio, Rojava, participando en la lucha del pueblo kurdo, en la lucha contra el fascismo, por la revolución social y la defensa de la lucha de las mujeres.
Vemos cómo los pasos del fascismo destrozaron estas tierras, condenaron a las que vivían en ellas y quemaron todo por donde pasaban. Y recordamos los años de dictadura del Estado español, recordamos las historias que abuelas, madres y tías nos han contado, recordamos la crudeza del fascismo destrozando pueblos y montanas, ciudades y ríos, matando y aniquilando el pensamiento revolucionario y la defensa de la vida en libertad. Por todo ésto, nunca haremos uso del olvido ni del perdón; la memoria histórica tiene que ser la energía para seguir luchando y combatiendo al fascismo y al nazismo en cada rincón de esta planeta.

Especialmente en el ultimo año, en Cataluña hemos visto la fuerza de un pueblo valiente y decidido. El 1 de Octubre, una vez más, defendimos nuestras ideas y resistimos los ataques del Estado fascista español, pero sobretodo, dimos un paso más, uno de los más grandes que hemos dado, en nuestro camino colectivo hacia la libertad.

El fascismo se muestra cada vez con menos vergüenza y lleno de violencia, y aquí, en Rojava, hemos podido comprobar lo que ya sabíamos: el fascismo nunca podrá contra un pueblo organizado.

Uno de los objetivos de los Estados fascistas es la eliminación de todo aquéllo que ponga en duda su poder y su legitimidad, y para ello utiliza todos los instrumentos de represión que tiene a su alcance, desde cargas policiales, juicios, condenas o prisión. Ante todo esto, nuestra respuesta tiene que ser la creatividad y la construcción de una alternativa real, de una vida libre de opresiones y fascistas.

Las crisis económicas en los países del sur de Europa, la pérdida del empleo y la miseria salarial, el endurecimiento de las condiciones de vida en los barrios populares, la sobrexplotación de las familias migrantes, los desahucios, la violencia sexista en las calles, en los puestos de trabajo y dentro de los propios hogares; el abuso policial de Mossos d’Esquadra, la Policía Nacional y la Guardia Civil; las condenas de prisión y la persecución de las jóvenes, las redadas a personas sin papeles, los encarcelamientos selectivos a los rebeldes en lucha… Nuestro día a día está contaminado por la intervención del fascismo, ya sea institucional o de calle. Frente a estos recortes de libertad, nuestro posicionamiento seguirá siendo claro y sin dar un paso atrás.

La lucha en Kurdistan, que cumplirá 40 años de vida el mes que viene, nos demuestra una vez más que la base de la libertad y su motor son las mujeres; cuando las mujeres nos autoorganizamos con el objetivo común de llevar a toda la sociedad a una vida libre, nada puede pararnos. Podemos encontrar el ejemplo en la liberación de la región de Kobanê de las garras de DAESH en 2015, dónde las mujeres de las YPJ jugaron un rol decisivo, o en el cantón de Afrin, atacado por parte del Estado fascista de Turquía, dónde las mujeres fueron y siguen siendo la vanguardia de la resistencia. Si el Estado es patriarcal, la lucha y la resistencia tendrán que ser con las mujeres por delante.

Todas las luchas están interconectadas y se influencian mutuamente. Desde la resistencia por la tierra en el bosque de Hambach, a la lucha indígena en América Latina y hasta la revolución social en Kurdistán. Por ésto es necesario que la lucha sea internacionalista. En este sentido, una de las muchas cosas que el movimiento revolucionario creado en Kurdistan nos enseña es que, para ser un buen internacionalista, es importante querer la propia tierra, conocer tu historia y saber de dónde vienes, cuidar y proteger tus raíces de resistencia. No desde un sentido nacionalista, sino desde una perspectiva revolucionaria y colectiva que nos permita caminar juntas, y entender y aprender de las luchas y las realidades de otros momentos de la historia o de otras partes del planeta.

El fascismo está creciendo en todas partes, y la lucha contra él es la misma. Heredero y cómplice del nazismo y la xenofobia tiene que ser entendido como la fuente de desigualdades y agresiones que ataca completamente nuestras expectativas de una vida en colectivo y en democracia. Por ésto, aunque en estos momentos nos encontramos en el territorio libre de Rojava, estamos con vosotras, con la gente de una Cataluña que clama libertad, una Cataluña de históricas luchas antifascistas como la guerra del Segadors en 1640, la resistencia de 1714, la revolución social de 1936 y ahora, una vez más, Cataluña y su gente luchan por una tierra libre que será motor para la liberación de otras tierras.

Desde las tierras de la región liberada del Kurdistán, enviamos a todos los frentes antifascistas que hoy saldrán a las calles de todo el Estado, toda nuestra energía y solidaridad, porque el pueblo decide su destino, y hoy las calles tienen que resonar con gritos contra la dictadura franquista, por la solidaridad antifascista, por la lucha internacional contra la dominación y la opresión de los Estados totalitarios. Hoy estamos con vosotras, en las calles de nuestra querida Rosa del Foc, combatiendo al opresor, y recordando a aquéllas que se han ido en nombre de la libertad.

Siempre antifascistas, siempre adelante.
Desde Rojava, ¡lucha y solidaridad! ¡todo el coraje!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s