Reflexiones sobre Rojava de la Delegación Madres por la Paz

 

IMG_1098
La Delegación Madres por la Paz en la sede de Kongra Star en Qamishlo

 

Rojava lucha por decidir su propio destino. El crisol de etnias que compone el pueblo de la Federación Democrática del Norte de Siria busca un camino de convivencia rodeado de amenazas que hacen peligrar su supervivencia: la guerra incesante en Siria y la lucha contra Daesh, con sus riadas de desplazados y el goteo constante de víctimas, en su mayoría jóvenes; el embargo económico, que hace tremendamente difícil cubrir las necesidades básicas; la guerra total a que le somete Turquía, temerosa del contagio revolucionario en su región kurda adyacente; la avaricia del régimen de al-Assad y de las potencias regionales y mundiales por la riqueza de su subsuelo y su fértil tierra.

La semana que la Delegación Madres por la Paz ha estado en Rojava ha supuesto un mazazo de realidad para todas sus componentes. En estos pocos días, hemos visitado organizaciones de mujeres (centros de Jineology, Kongra Star, Mala Jîn, Parastina Jîn, Jîn TV), el Comité de Familias de Mártires en Kobanê y el cementerio de Qamishlo, la Comuna de Cine en Serekaniye, la Asociación de Heridos de Guerra, la residencia para huérfanos “Aylan’s Rainbow” y la aldea de mujeres “Jinwar”.

wrufaSin embargo, conocer de primera mano la situación de los desplazados del cantón de Afrin era la prioridad de nuestra delegación. Por razones de seguridad, no nos fue posible llegar a la región de Shehba, donde el desierto acoge a 150.000 personas en situación de alto riesgo, ubicadas en campos de refugiados y aldeas destruidas. Sin embargo, pudimos visitar dos lugares que nos han tocado el corazón de manera especial: el Comité de Desplazados de Afrin en Kobanê y el poblado de Til Temir.

Nos hemos emocionado con los relatos de sus experiencias y de la pérdida de sus hijos y su tierra; admirado la dignidad con la que asumen el olvido de la comunidad internacional y las promesas de ayuda incumplidas por parte de las ONGs, y envidiado su solidaridad y capacidad de autogestión. Los mantiene la esperanza de regresar a sus hogares, a pesar de ser conscientes de que la ocupación por Turquía tiene como objetivo asentar en la zona a sus aliados yihadistas, provocando un cambio demográfico y una catástrofe humanitaria de la que evitan hacerse eco los medios internacionales, mientras que los gobiernos e instituciones europeos miran hacia otro lado, al tiempo que se les llenan las bocas con palabras como “derechos humanos”, “democracia” o “libertad de expresión”. Europa, pretendido paladín de los derechos fundamentales -libertad, igualdad, fraternidad-, vive en permanente incoherencia al apoyar al régimen autoritario y genocida de Erdogan.

IMG_1076
 

Desplazadas de Afrin en Til Temir con la Delegación Madres por la Paz.

 

El invierno se avecina y temen que las condiciones de vida empeoren a causa del frío y la lluvia. En Til Temir, una aldea asiria abandonada al inicio de la guerra, donde han buscado cobijo varias decenas de familias y siguen llegando desplazados a diario, compartían con nosotras la urgente necesidad de puertas y ventanas para sus viviendas y los centros escolares.

 

Heyva Sor a Kurdistanê (Luna Roja Kurda) es la única organización no gubernamental sobre el terreno que aporta ayuda a los desplazados de Afrin. Apelamos a la solidaridad internacional y llamamos a las organizaciones de ayuda a los refugiados en nuestros países de origen, para que lancen campañas de socorro a favor de la población desplazada de Afrin, utilizando el cauce de Heyva Sor a Kurdistanê para la gestión de la ayuda.

A pesar de la tragedia de la guerra y la falta de medios, el pueblo de Rojava se esfuerza incansable por asentar una democracia real basada en la igualdad de todos sus componentes sociales. Su Carta Constitucional, aprobada en enero de 2014, así lo atestigua. Su sistema de copresidencia (una mujer y un hombre, de diferente etnia) en todos los puestos de responsabilidad es una característica única que, aunque no exenta de dificultades, refuerza la cohesión social y la igualdad de género. No es un camino fácil, pero es su camino consensuado y por ello merece el respeto de todos los que nos definimos defensores de la democracia.

IMG_0936
 

Academia de Jineologi en Derik

 

Las mujeres de Rojava -kurdas, árabes, asirias, yazidíes- nos han impresionado con su fortaleza, capacidad de análisis, cooperación y solidaridad, y su convencimiento de que ellas mismas son la fuerza motora de su sociedad y del mundo. Los avances alcanzados en empoderamiento femenino, en un entorno extremadamente patriarcal y tribal, son evidentes. Han creado organizaciones y colectivos de mujeres para dar respuesta práctica a sus necesidades específicas en diferentes ámbitos de la vida cotidiana: educación, conciliación familiar, apoyo a mujeres en situación de riesgo, seguridad ciudadana, etc., fomentando la independencia económica por medio del emprendimiento en cooperativas en diferentes sectores. Sus experiencias, así como su relectura de las ciencias sociales en lo que denominan “Jineology” (ciencia de las mujeres), pueden aportar al movimiento feminista internacional una nueva mirada sobre la lucha por la liberación de la mujer. Es por ello que la Delegación tratará de abrir canales de comunicación entre las organizaciones de mujeres de Rojava y de Europa.

 

81DFA842-D7F7-4772-AC21-4CFD5BA0F8BD
 

Retrato de Sehid Barin Kobane.

 

Rojava merece también nuestra ayuda material. Sólo la lucha incansable de sus hijas e hijos por eliminar la amenaza global que es el Estado Islámico debería ser razón suficiente. Pero, además, Europa tiene una deuda con este pueblo, que ha sobrevivido a genocidios y quedó dividido por la avaricia y prepotencia del colonialismo europeo en el siglo pasado, y sigue siendo hoy moneda de cambio en los intereses geopolíticos de las potenciales regionales y mundiales.

Para dotar a la población de Rojava de una calidad de vida básica, es vital la reconstrucción de las infraestructuras de generación y distribución de energía eléctrica, conducciones de agua potable, canalización y depuración de aguas residuales, recogida y tratamiento de residuos, construcción y equipamiento de centros sanitarios y educativos. La escasez de medios técnicos y humanos necesita ser paliada con urgencia. Hemos recibido peticiones de ayuda concreta de medios humanos: personal sanitario, especialistas en pedagogía y educación infantil, ingenieros… En un momento en que los jóvenes europeos no encuentran salidas profesionales en sus países de origen, la cooperación con Rojava podría aportarles una práctica extraordinaria, si bien es cierto que hay escollos a superar: el idioma, la falta de medios materiales y técnicos y una calidad de vida a nivel de subsistencia.

IMG_1118
 

Extracciones petrolíferas en la zona de Rmeilan

 

Capítulo especial merece la cuestión ecológica, que forma parte de las bases del actual sistema político-social de Rojava y que se evidencia como la más frágil de dichas bases. La fértil tierra de la región se encuentra agotada por décadas de monocultivo de trigo y lenteja, y sufre una drástica reducción de sus recursos hídricos a causa del uso intensivo de sus aguas subterráneas y la retención de los cursos de los ríos en Turquía. La “guerra del agua” forma parte del ataque sistemático que ejerce el Estado turco sobre la región. Lo anterior, junto con la prospección petrolífera incontrolada, la falta de recogida de los residuos y una cultura de escasa valoración del entorno, han convertido el paisaje de Rojava en un gran basurero con una elevada contaminación ambiental. La cooperación con ONGs ecologistas y la responsabilidad social corporativa de empresas de sectores relacionados con estas cuestiones podrían aportar formación y recursos para paliar este problema acuciante.

 

Finalmente, queremos hacer partícipes a la comunidad internacional y al pueblo de Rojava que hemos quedado profundamente impresionadas por la acogida que la Delegación ha recibido por parte de la sociedad del norte de Siria y de sus instituciones y colectivos. La hospitalidad, generosidad y aprecio sincero de los que hemos sido objeto nos han conmovido, como también la alegría contagiosa y la esperanza en un futuro mejor que transmiten las gentes de Rojava. Confiamos en no defraudarles y ser capaces de difundir su situación y proyecto social en nuestros países de origen.

Agradecemos a las organizaciones acreditantes de la Delegación: CISDA (Coordinamento Italiano Sostegno Donne Afghane), Parlamento Europeo, Asamblea Feminista de Madrid e Ilustre Colegio Nacional de Doctores y Licenciados en Ciencias Políticas y Sociología, por su apoyo a este proyecto y en especial sus gestiones para lograr el permiso de entrada en Rojava desde el Gobierno Regional de Kurdistán (Irak).

Asimismo, nuestro reconocimiento y cariño a Jineology International, Jineology Europa y a todos los internacionalistas que, dejando la comodidad de sus países de origen, se han puesto a disposición del pueblo del norte de Siria para apoyar su lucha y esfuerzos por una vida democrática, en igualdad y libertad.

Finalmente, quedamos a disposición de las organizaciones acreditantes, ONGs, comunidad educativa, medios de comunicación e instituciones europeas para compartir, debatir y difundir nuestra experiencia, que esperamos redunde en beneficio del abnegado y valeroso pueblo de la Federación Democrática del Norte de Siria.


Jinwar_11

 

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s