Las mujeres de Rojava celebrarán la primera “Conferencia sobre economía de las mujeres de Siria del Norte”

El Comité de Economía de la Mujer establece un nuevo precedente convocando la “Conferencia de Economía de Mujeres de Siria del Norte”. Mediya Serxwebûn habla de cómo el número de cooperativas en Rojava ha alcanzado ya los 50 y afirma que van a implantar un plan a tres años basado en su experiencia.

etha-20170608-kadin-emegi-02_display

[Qamişlo / Qamishli / Al-Qamishli] ─ Rojava está abriendo nuevos caminos. El Comité de Economía de la Mujer, activo desde la revolución de Rojava y que lleva trabajando desde hace tres años, convocará la “Conferencia de Economía de Mujeres de Siria del Norte”.

Primera conferencia de este tipo, el evento tendrá lugar del 15 al 16 de junio. Mediya Serxwebûn, del Comité de Economía de la Mujer de Qamişlo, respondió a las preguntas de ETHA.

Serxwebûn explica que iniciaron sus actividades en 2014, organizándose como pequeñas empresas: “En 2014 sólo teníamos tres talleres de costura. Comenzamos a trabajar en nuestro modelo de organización de una economía de mujeres con estos negocios. Este trabajo reveló la forma en que podemos crear nuestra organización social”.

Serxwebûn explica además que cada período comienza con nuevos planes: “Determinamos nuestras metas y cuotas en los planes anuales. El objetivo del año 2015 fue la organización. Discutimos ampliamente los enfoques organizativos de las asambleas, las cooperativas y las comunas, así como los medios de comunicación y la diplomacia. Resolvimos el enfoque organizativo y se fundaron asambleas y comités en 2015”.

La primera cooperativa de mujeres se encuentra en la ciudad de Derik

Serxwebûn dice que la primera cooperativa fue una cooperativa de leche y productos lácteos, seguida por otra de jardinería en la ciudad de Tirbespiye [Tirbespî / Al-Qahtaniyah], y una panadería cooperativa en Derik [Dêrik / Al-Malikiyah]. Serxwebûn dice de la panadería cooperativa:

“Había escasez de pan en Rojava. Hacer su propio pan es parte de la historia y la cultura del pueblo kurdo. Nos dimos cuenta de que la sociedad se estaba alienando por esta situación. Comenzamos a fundar nuestras propias panaderías siguiendo una sugerencia. Para 2017 ya habíamos abierto tres panaderías y otras más se fueron fundando en varios pueblos poco después. Creo que proporcionamos un beneficio social a la revolución de Rojava. Ésta fue la primera experiencia cooperativa”.

Serxwebûn añade que otro resultado de sus actividades ha sido sacar a las mujeres de sus casas para participar en la vida social. “Hemos alcanzado metas para el siguiente período en las evaluaciones del año anterior. Permitir a las mujeres salir de sus casas fue uno de nuestros objetivos principales en 2016. Resolvimos que explicaríamos nuestras perspectivas económicas a las mujeres. La gente apreciaría la importancia de unirse a las cooperativas. Estuvimos de acuerdo en que esto no sólo debería apelar a una lógica de “puedo ir a la cooperativa y ganar dinero” sino de “socializar y aprender sobre el trabajo colectivo, la vida comunitaria y cooperar con personas que no conocía antes”.

La cooperativa es de quien trabaja en ella

Serxwebûn enfatiza que cada participante en la cooperativa necesita trabajar, ya que cada uno contribuye con su trabajo, y añade: “No contratamos a trabajadores. Estamos en contra de esto. Depende de los participantes hacer el trabajo ellos mismos”.

“Es por eso que hemos fusionado las cooperativas agrícolas, ganaderas, industriales y comerciales. De modo que la cooperativa agrícola sembraría la cebada y la vendería a la cooperativa de ganadería a un precio inferior al que vendería al comerciante. Esto significa que no incurren en una pérdida, aunque el beneficio no sea tampoco muy alto”.

Explica que, desde su creación, han estado en contra de la plusvalía y que siguen una línea anticapitalista: “No queremos más valor. La cooperativa agrícola vende productos a bajo coste a la cooperativa de ganado, que vende su leche a la cooperativa de procesamiento de productos lácteos. Ésta última vende su producto a la cooperativa comercial, que luego lo vende a la gente a un precio barato. Así se eliminan cinco intermediarios”.

Serxwebûn continúa diciendo lo siguiente: “Creo que es difícil decir que el trabajo de nuestras cooperativas ha sido la solución para nuestro pueblo, pero al menos podemos decir que hay un despertar y un vínculo de confianza. Ponemos las cooperativas en la agenda dentro de la comunidad. Ahora crean proyectos por su cuenta. Tres o cinco mujeres se reúnen y nos informan que tienen una idea para una cooperativa en un terreno que han encontrado. Les ayudamos con esto, porque no saben cómo empezar. A veces lo saben, pero carecen de los medios, nos piden apoyo. Estas situaciones fomentan una conciencia en la sociedad. La confianza se construye mediante el apoyo”.

Mediya Serxwebûn dice que no son expertos en economía y que realizan sus actividades por medio de pasos simples. “Lo que se tiene que ver es que tratamos de demostrar la fina línea existente entre el capitalismo y el socialismo a través del trabajo cooperativo. No se pueden explicar los detalles del capitalismo o del socialismo de inmediato a una mujer que se acerca a usted diciendo: “Quiero hacer algo por la sociedad, por el pueblo y por mí”. Lo hacemos a través de la experiencia práctica de la cooperativa. Esto los lleva a una comprensión del socialismo y a compartir en la práctica.

Serxwebûn señala que muchas mujeres han comenzado a unirse a sus actividades, llamando la atención que la confianza de las mujeres aumenta cuando participan en asambleas y comunas. También enfatiza que esta situación también obliga a los hombres a cambiar: “Solían pensar en la línea de ‘Puedo vencer a las mujeres y hacer lo que me plazca. Ella no tiene a dónde ir. Ella debe permanecer por los niños’. Ahora piensan diferente. Las mujeres que participan en este trabajo comparten con nosotros cómo sucede el cambio, cuando los hombres empiezan a pensar: ‘Si golpeo a esta mujer, ella se encuentra en una posición de confianza en sí misma y puede irse’. Esto demuestra que, si bien hay mucho trabajo por hacer, también hay algunos avances”.

etha-20170608-kadin-emegi-03_display

El trabajo cooperativo da a las mujeres confianza en sí mismas

Serxwebûn nos informa que 15.000 mujeres están involucradas en las cooperativas y otros proyectos. Ahora hay ya 50 cooperativas y el Comité de Economía de la Mujer tiene alrededor de 200 trabajadores. Serxwebûn explica además que 15-20 mujeres trabajan en todas las regiones y que consideran el campo económico un campo de batalla y se posicionan en consecuencia.

Serxwebûn añade: “Nuestras actividades de cooperación son el principal campo de lucha en Rojava. La economía es la base de todo, social y material. Esta es nuestra comprensión de la situación, así como de nuestra gente. Estamos tratando de construir una vida completamente comunal y esto es la base general de todo nuestro trabajo. Se puede ver en todos los campos que van desde la diplomacia a la educación. El pilar más importante es la economía. No hay otro ejemplo de tal actividad para la economía de las mujeres en el Medio Oriente. Estamos en contacto con el movimiento campesino sin tierra en Brasil; tenemos algunas discusiones e intercambiamos nuestras ideas. Sin embargo, operamos completamente alrededor de la filosofía del líder del pueblo kurdo, Abdullah Öcalan”.

En la conferencia buscaremos soluciones a nuestros problemas

Serxwebûn dice que la Conferencia de Economía Femenina de Siria del Norte presentará un plan para tres años, agregando que “el plan quedará determinado tras los debates en todas las cooperativas y comunas. Nos enfrentamos a un embargo. Estamos teniendo problemas con la creación de nuestros proyectos. Por ejemplo, uno de nuestros amigos dice que quieren abrir una sastrería. Quieren coser ropa civil o regional kurda, pero no hay tela. No hay una fábrica para producir tejido. Las carreteras están cerradas debido al embargo y el producto importado cuesta el doble de lo normal. Estos son algunos de los problemas que bloquean la realización de nuestros proyectos. Buscaremos respuestas en nuestra conferencia”.

Reiterando que la conferencia será la primera de su tipo, Serxwebûn dice: “Hubo una conferencia de economía en Rojava en el año 2015. Queremos incluir la participación del extranjero, pero habrá algunas personas que no puedan hacerlo debido al embargo. Ellos participarán a través de teleconferencia y Skype”.

La conferencia permitirá discusiones sobre economía por sus dueños reales

Serxwebûn dice que no tienen en mente una conferencia burocrática: “Queremos crear una clase diferente de conferencia. Todo el mundo, desde el agricultor hasta el productor más pequeño, desde la cooperativa más pequeña hasta la más grande, estarán allí para discutir los problemas ese día. Nuestro objetivo es que los actuales propietarios de la economía lo hablen. Los arreglos, desde el asiento en la sala de conferencias hasta el contenido real de la discusión, se harán a través de la inteligencia colectiva de las mujeres”.

El original es un informe de Welat Deniz que apareció en lengua turca en Active News Agency el 9 de junio de 2017.

Traducido por Rojava Azadî del artículo en inglés publicado el 22 de junio de 2017 en www.cooperativeeconomy.info

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s