Delegación Madres por la Paz (Octubre 2018)

delegacion

Durante la primera quincena de octubre, siete mujeres europeas (2 francesas, 2 alemanas, 2 españolas y 1 italiana) han viajado a Rojava para conocer de primera mano la situación de la zona, en especial la de las mujeres y sus hijos e hijas, primeras víctimas de la guerra, y para solidarizarse con las mujeres desplazadas de Afrin, así como valorar sus necesidades y las de sus familias para, al regreso a sus países de origen, abrir vías de cooperación y apoyo.

Durante su estancia, han visitado, entre otras organizaciones de diverso carácter, el Comité de Desplazados de Afrin en Kobané y la aldea de Til Temir, a donde siguen llegando familias huyendo de la barbarie yihadista.  También han mantenido diferentes reuniones y entrevistas con organizaciones de mujeres (Kongra Star, Academias de Jineologi en Haseke y Derik, Jineologi Internacional en Amude, Mala Jin en Qamishlo, Parastina Jin en Kobané, la aldea de mujeres Jinwar, etc.). Pretenden que estos contactos faciliten futuras colaboraciones con organizaciones de mujeres en Europa.

A continuación, se reproducen las tres declaraciones oficiales emitidas por la Delegación.

Declaración de Objetivos (Amude, 2 octubre 2018)

Son ya ocho los años de guerra en Siria. La tragedia, de alcance internacional, ha ocasionado un enorme fenómeno de desplazamientos de población que por diferentes vías huyendo de la guerra y de la acción de los yihadistas, trata de acceder a Europa. El mar Mediterráneo, se ha convertido en un deplorable cementerio, mientras los países europeos cierran sus puertas a los refugiados o fríamente los aceptan a cuentagotas.

Turquía se ha convertido en cancerbero de la población migrante a cambio de enormes cantidades de dinero proveniente de la Comisión Europea, de los impuestos de la ciudadanía europea. Pensar en Siria, informarse acerca de Siria, nos remite casi monográficamente a Damasco y a otras ciudades de cierta importancia.

En las noticias, se señalan los hitos bélicos más destacados, como fue la caída de Raqqa. Pero ¿qué cobertura informativa tuvo la invasión de Afrin? ¿En qué momento se menciona el papel de Turquía, miembro de la OTAN, con armamento europeo, invadiendo Afrin y provocando una tragedia humanitaria? ¿Por qué Rusia y Estados Unidos presentes en escenarios cercanos permitieron por omisión de ayuda esta invasión?

Y esta desinformación nos conduce al punto central de los motivos del viaje de la delegación de Madres por la Paz porque…

¿Dónde está Rojava? ¿Qué está pasando en Rojava? En Europa hay un total desconocimiento de la especial situación de esta zona del norte de Siria. Nosotras, Madres por la Paz, debido al interés de las organizaciones feministas de nuestros países de origen, nos hemos decidido a conocer su historia y la transformación social que se está llevando a cabo, una revolución democrática, feminista, social y ecologista.

Previamente a nuestra visita, hemos participado en reuniones del movimiento de mujeres, de sectores dedicados a la cooperación internacional y en el ámbito universitario, a fin de dar a conocer la lucha de las mujeres kurdas y su protagonismo en la lucha contra Daesh. Y, más allá del campo de batalla, del liderazgo de las mujeres de Rojava en la organización y construcción de una sociedad feminista y democrática.

¿Qué resultados esperamos de nuestro viaje a Rojava? Como fruto de las visitas y reuniones que mantendremos con las organizaciones de mujeres locales, profundizaremos en el conocimiento de los avances, de los logros desde 2011 -inicio del cambio- así como de las dificultades que se han ido presentando a lo largo de estos años. Será importante, de igual modo, tener conocimiento de los objetivos que se plantean a corto y medio plazo.

Una parte central de nuestra visita debe estar en conocer los campos de refugiados y refugiadas de la región de Shehba, desplazados desde la invasión de Afrín por parte de Turquía y sus aliados yihadistas. Analizar y valorar su situación desde todos los puntos de vista: condiciones de salud, alimentarias, de protección de personas vulnerables, atención educativa. Especialmente nos interesa conocer en detalle la situación de las mujeres y de los niños y niñas que son siempre la parte más vulnerable de estos campos de refugiados. Detectar sus necesidades más evidentes nos permitirá trasladar esta información a organizaciones de ayuda humanitaria y organismos solidarios en nuestros propios países.

Nuestra Delegación de Madres por la Paz, en su retorno a sus países de origen: Alemania, España, Francia e Italia, se compromete a trabajar en las siguientes direcciones:

  • Situar Rojava en el mapa sirio.
  • Dar a conocer el proceso revolucionario, democrático, feminista, ecologista, multicultural e integrador de las diferentes expresiones religiosas.
  • Destacar sus formas de organización, paritarias y participativas.
  • Informar sobre sus fuentes de ingresos, cultivos, comercialización de productos, etc. Y las dificultades inherentes a sus procesos productivos.
  • Analizar de forma general la situación sanitaria y educativa.
  • Promover la atención humanitaria hacia los campos de refugiados/as.
  • Alertar sobre la amenaza de Turquía sobre el territorio de Rojava como continuación de la invasión de Afrín y la pasividad internacional, insistiendo en la necesidad de una denuncia permanente en los organismos internacionales: Parlamento Europeo, Consejo de Europa, Naciones Unidas.
  • Introducir el debate sobre las nuevas formas posibles de organización de una sociedad, sobre nuevas bases, como modelo transferible en el deseado período postbélico.

En los días previos a su comienzo, el viaje de este colectivo internacional denominado ‘Madres por la Paz’ ha despertado gran interés en medios de comunicación, radio y televisión de gran audiencia y de alcance estatal.

De igual modo, se cuenta con ofertas de presentación de los resultados de la observación participante, en foros culturales y académicos de diversas localidades.

Acompañaremos estas acciones de difusión con la publicación de artículos en la prensa escrita, o en las páginas y boletines de las diferentes organizaciones interesadas, en la medida de nuestras posibilidades.

Delegación Madres por la Paz – Amude, 2 de octubre 2018

Declaración de apoyo a la campaña Women rise up for Afrin (Kobané, 9 octubre 2018)

wrufaLa Delegación Madres por la Paz, compuesta por mujeres de Alemania, España, Francia e Italia, en misión de reconocimiento de la situación de las mujeres de Rojava, y especialmente las desplazadas de Afrin, se adhiere a la campaña WOMEN RISE UP FOR AFRIN.

Esta campaña, promovida por el Movimiento de Mujeres de Afrin, tiene como objetivo denunciar la invasión de Afrin por parte de Turquía y sus aliados yihadistas, ante la indiferencia de Rusia, Estados Unidos y la propia OTAN.

La situación de las personas desplazadas en los campos de Shehba es crítica porque no cuentan con ayuda humanitaria internacional.  Especialmente es de señalar cómo las mujeres, los niños y las niñas, que son la parte más vulnerable de la población, no pueden cubrir las necesidades básicas sanitarias, de alimentación y educación.

Hacemos un llamamiento a toda la comunidad internacional de mujeres y a sus organizaciones para que se sumen a esta campaña de apoyo solidario para conseguir que estas mujeres desplazadas y sus hijos e hijas puedan acceder a unas condiciones de vida dignas.

Igualmente, os convocamos a iniciar un proceso de denuncia permanente de esta invasión ante nuestros Parlamentos y Organismos Internacionales para que todas las personas hoy desplazadas puedan regresar a su tierra, la ciudad de Afrin.

Delegación Madres por la Paz – Kobane, 9 de octubre 2018

Declaración Final (Derik, 12 de octubre 2018)

La Delegación Madres por la Paz, compuesta por mujeres de Alemania, España, Francia e Italia, ha visitado Rojava (Federación Democrática del Norte de Siria) con la misión de obtener información directa sobre la situación de las mujeres de Rojava, y en especial las desplazadas de Afrin, con el objetivo final de difundir su realidad en nuestros países de origen y crear lazos de solidaridad y colaboración.

Durante nuestra estancia, hemos visitado amplias zonas de la región y hemos escuchado a las organizaciones más representativas de la sociedad. De forma especial, con el respaldo de Jineology International y Kongra Star, hemos visitado a las organizaciones de mujeres, que nos han aportado una visión del profundo cambio que se está operando en la sociedad del norte de Siria en materia de liberación de la mujer e igualdad de género.

Hemos tenido la oportunidad de conocer los centros sociales que tratan de paliar las heridas que la guerra ha producido en este pueblo: el Comité de Familias de Mártires de Kobanê, la casa comunal para combatientes heridos, la residencia para huérfanos “Alan’s Rainbow” o la aldea de mujeres “Jinwar”. Es admirable el enorme trabajo que lleva a cabo toda una sociedad, que se vuelca voluntaria en ayuda de sus componentes más desprotegidos, a pesar de la escasez impuesta por el embargo a que la someten sus vecinos -Turquía ha cerrado sus fronteras y el KRG permite el paso de mercancías a cuentagotas, al igual que hace el régimen de al-Assad- y la ausencia de cooperación internacional.

La Delegación Madres por la Paz se ha reunido y conversado con mujeres desplazadas de Afrin y escuchado los relatos de sus vivencias durante la invasión, de la huida de su tierra abandonando sus hogares en circunstancias muy penosas y de las dificultades actuales para cubrir las necesidades básicas de sus familias. Nos ha conmovido su fuerza para superar la adversidad, su solidaridad y su esperanza en regresar algún día a sus hogares.

Nuestra Delegación siente la obligación de denunciar la tragedia humana provocada por la ocupación de Afrin por parte de Turquía y sus aliados yihadistas, y difundir la situación crítica que afrontan las decenas de miles de desplazados en los campos de Shehba y por todo el norte de Siria. Es especialmente urgente cubrir las necesidades básicas sanitarias, alimentarias y educativas de las niñas y niños.

Considerando esta difícil situación, la Delegación se ha adherido a la campaña Women rise up for Afrin, iniciada el día 8 de marzo de 2018, Día Internacional de la Mujer, para denunciar la  invasión del cantón de Afrin, que pone en peligro los logros alcanzados en materia de liberación de la mujer. En consecuencia:

  • Denunciamos la indiferencia de los gobiernos occidentales y la escasa cobertura que ofrecen los medios de información europeos a esta violación de los derechos humanos.
  • Llamamos a toda la comunidad internacional de mujeres y a sus organizaciones para que se sumen a esta campaña de apoyo solidario para conseguir que las familias desplazadas puedan acceder a unas condiciones de vida dignas.
  • Queremos hacer un llamamiento a las organizaciones humanitarias internacionales, para que atiendan a los campos de desplazados de Afrin.
  • Convocamos a estas mismas organizaciones de mujeres a mantener un proceso de denuncia permanente de la invasión y ocupación ante nuestros Parlamentos y Organismos Internacionales para que todas las personas hoy desplazadas puedan regresar a su tierra, Afrin.

Delegación Madres por la Paz – Derik, 12 de octubre 2018

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s