Llamamiento de las mujeres de Afrin por la liberación de su tierra ¡Afrin es nuestra, no a la invasión! #WomenRiseUpForAfrin

Queridas hermanas y compañeras: una vez más les invitamos a que se pongan en pie junto a nosotras en la tercera fase de la campaña “Women Rise Up For Afrin”

Somos una red de mujeres que luchan contra la ocupación ilegal de Afrin por parte del Estado turco y sus grupos yihadistas colaboradores. El 8 de febrero de 2018, Kongra Star comenzó la campaña “Women Rise Up For Afrin” contra la invasión, centrándose principalmente en Oriente Medio. En Europa y América del Sur, comenzó el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo de 2018, y mujeres de todo el mundo empezaron a participar en diferentes actividades contra la ocupación turca. Las acciones que Women Rise Up For Afrin llevó a cabo tuvieron un gran impacto en todo el mundo, e hicieron visibles la realidad de los crímenes cometidos por Turquía.

Una vez más les llamamos para ayudarnos a recuperar nuestra tierra de los invasores turcos y sus aliados yihadistas que se apoderaron de Afrin. Afrin no es solo una ciudad de kurdos, sino también una ciudad de otras etnias y culturas, así como es una ciudad de mujeres.

Turquía lanzó la operación Zeytin Dali – Rama de Olivo, el 20 de enero de 2018, ocupando ilegalmente el cantón de Afrin. La ciudad de Afrin no había sido afectada por la guerra en Siria hasta que los militares turcos comenzaron a atacar la ciudad con su fuerza aérea y con miles de mercenarios yihadistas, que actuaron en nombre del Ejército Libre Sirio. El Ejército Turco, la segunda potencia militar más grande en la OTAN, lanzó sus ataques contra Afrin. Cientos de personas perdieron la vida en esta ofensiva ilegal, miles resultaron heridas y cientos de miles quedaron sin hogar. La gente de Afrin y sus unidades de defensa resistieron durante 58 días bajo constantes bombardeos, pero el 18 de marzo decidieron retirarse para evitar un genocidio y la total destrucción de la ciudad. Nuestros corazones latían al ritmo de su resistencia.

Como resultado, cerca de 200.000 personas de Afrin huyeron a la región de Sehba. Desde entonces y hasta ahora las unidades de defensa luchan contra los ocupantes mediante tácticas de guerrilla. La ocupación de Afrin y la limpieza étnica que se está llevando a cabo, con la ayuda de otros países, es ilegal. El fascismo turco, que se está volviendo más institucionalizado cada día, ha cometido crímenes de guerra contra el pueblo kurdo y su modelo de autogobierno con la aprobación de los poderes internacionales, y continúa haciéndolo. Durante este tiempo de guerra, el gobierno turco, con la ayuda de las fuerzas internacionales, ha comenzado a cambiar la demografía de Afrin al traer personas del sur de Siria, especialmente de Ghouta. También han llevado a yihadistas de todo el mundo al territorio sirio.

De esta manera, jugando deliberadamente con la demografía de Afrin, han llevado a cabo una limpieza étnica y un genocidio cultural. En la época de la ocupación, cientos de mujeres y niños han perdido la vida. En el Afrin ocupado, los ataques contra la gente no cesan. Además del saqueo y la destrucción sistemáticos, los ataques sexistas contra las mujeres se han vuelto frecuentes. El secuestro, el hostigamiento, la violación, los asesinatos, la tortura y las conversiones forzadas al Islam son ejemplos concretos del fascismo de Turquía y sus alidados yihadistas. El ataque a Afrin es el resultado de la hostilidad del Estado turco contra la autodeterminación kurda y su modelo basado en el Confederalismo Democrático.

Las personas que viven en Rojava comenzaron a construir sistemas democráticos de autogestión en la región del norte de Siria, durante el conflicto que estalló en 2011 en Siria y tras liberar los territorios del manos del Estado Islámico. Los actores de la escena querían llevar a la gente a la oscuridad con el nacionalismo, el sectarismo y el sexismo. En el nombre de la “gente” y la “paz”, las potencias internacionales querían intimidar a Oriente Medio.

Con el inicio de los bombardeos y los ataques de artillería en Idlib por el régimen sirio, en preparación para la ofensiva, un activista de nuestra red informó que 38 mil personas ingresaron a Afrin desde Idlib, entre ellas 12 mil terroristas del Frente al-Nusra. No permitamos que los yihadistas cometan crímenes de guerra en la tierra de Afrin. La gente no abandonó a Afrin, Rojava no renunció a Afrin, los kurdos no renunciaron a Afrin y las mujeres no renunciaremos a Afrin.

Como mujeres, continuaremos defendiendo Afrin hasta que sea liberado y los conspiradores rindan cuentas. Necesitamos vuestros mensajes de solidaridad y apoyo. Podeís enviarlos a este blog, https://www.womenriseupforafrin.org También pueden seguir la cuenta de Twitter @riseupforafrin. Nuestro objetivo con esta campaña es hacer que los problemas, pero también las acciones y resistencias, de las mujeres para Afrin sean visibles una vez más, y compartir con el mundo las experiencias y avances que tienen lugar en Afrin.

#AfrinUnderIsolation

#WomenRiseUpForAfrin

#DijiDagirkeriyeSerîHilde

¡Afrin es nuestro, no a la invasión!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s